11 de mayo de 2016

Dubrovnik y Juego de Tronos: "The Mountain and the Viper"


  • Episodio 38: "The Mountain and the Viper"
Tras comprobar que no hay forma de demostrar su inocencia en el juicio en que se le acusa del envenenamiento sufrido por Joffrey (Jack Gleeson), Tyrion Lannister (Peter Dinklage) maldice a los que le rodean y reclama juicio por combate. Nadie quiere pelear por él tras conocer que será Ser Gregor Clegane "La Montaña" quien defenderá a la corona. Sin embargo, será la presencia de tan imponente rival la que precipitará que Oberyn Martell (Pedro Pascal) se convierta en el paladín de Tyrion para poder finalmente vengarse del crimen que éste perpetró al asesinar y violar a su hermana y matar también a sus hijos.
El combate se celera en los jardines adyacentes a la Fortaleza Roja. La pericia, rapidez y agilidad de "La Víbora Roja" son virtudes que le permiten contrarestar la fuerza bruta de "La Montaña" (Hafþór Júlíus Björnsson). La lentitud de Clegane unida a la fiereza de Oberyn acaban generando una situación de ventaja para el dorniense. Ante tal situación, Oberyn reclama la venganza y exhorta al presunto moribundo para que confiese la masacre de Elia Martell y sus hijos. Pero su ambición va más allá y es entonces cuando reclama que se conozca también quién dio la orden. Por fin existe la posibilidad de que Tywin Lannister (Charles Dance) aparezca ante la corte como el responsable de la matanza.
No obstante, el gran triunfo de Oberyn se torcerá de repente y vivirá en sus carnes la más cruel de las muertes al caer bajo el poder de las destructivas manos de "La Montaña". 
Con este resultado, Tyrion es condenado a muerte por su propio padre ante el regocijo de Cersei (Lena Headey) y la pesadumbre de Jaime (Nicolaj Coster-Waldau). 







Esta fenomenal secuencia necesitaba rodarse en algún lugar frente al mar que no fuera transitado. Las labores de caracterización debían ser particularmente intensas y se necesitaban semanas para preparar el escenario. El equipo de producción encontró el lugar idóneo alrededor del atrio del Hotel Belvedere. Este hotel fue, durante una época, uno de los mejores de la región pero problemas económicos diversos obligaron a su cierre. Ahora, mientras espera nuevos inversores que realicen la restauración, se ha convertido en un edificio fantasma que destaca especialmente en la costa este de Dubrovnik, dentro del barrio de San Jaime. La instalación no es accesible para los visitantes pero se puede contemplar desde el barco que lleva a la isla de Lokrum. Desde la costa, los habitantes de la zona sí que pueden acceder al atrio. Algunos han dejado consignas de apoyo al equipo de fútbol más importante de la región, el Hajduk Split. Antes del rodaje, incluso habían pintado el escudo del club en la terraza que, posteriormente, fue decorada con el escudo Baratheon - Lannister. Incorporamos varias fotos realizadas desde el mar (el atrio es visible en la parte inferior izquierda de la instalación) y también una instantánea ajena que muestra el estado actual de la terraza. Los restos del escudo aún son visibles.





Precedido por:

Dubrovnik y Juego de Tronos: "The Lion and the Rose"

Continúa en:

Dubrovnik y Juego de Tronos: quinta temporada

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada