28 de enero de 2015

Star Wars. Planetas: Dagobah, Endor, Geonosis y Hoth

Entremos al Borde Exterior y sumerjámonos en sus misterios y contrastes. Empecemos con Dagobah

Situado dentro del sector Sluis, Dagobah es un enclave pantanoso caracterizado por una vegetación desaforada. A lo largo de la historia conocida de la galaxia nunca se ha mencionado el planeta por ninguna razón. La falta de interés se debe a su consideración como simple lodazal. Más allá del agua estancada y de los espesos bosques húmedos, Dagobah no ofrece nada interesante. Su atmósfera genera tormentas fuertes continuamente pero la ausencia de una tierra firme en superficie impide extraer cualquier tipo de recurso. Además, está habitada por toda clase de criaturas que se han adaptado al medio. En los pantanos podemos encontrar especies amfibias y reptilianas mientras que los bosques son surcados por los bogwings, una raza de reptiles dotada de grandes alas. En cualquier caso, no hay atisbo de vida inteligente en Dagobah.

Con el surgimiento del Imperio y el inicio de la purga a los Jedi, el maestro Yoda se exilió en Dagobah tras haber asistido al nacimiento de los gemelos Luke y Leia en Polis Massa. Su ocultación en un planeta remoto y minusvalorado era la mejor garantía de supervivencia ante un Imperio Galáctico que iba a controlar los centros de poder y las principales rutas comerciales. 
Durante 22 años, Yoda esperó que la nueva generación de la familia Skywalker estuviera preparada para ponerse en situación de vencer al Emperador. Obi-Wan Kenobi instruye a Luke Skywalker acerca de la necesidad imprescindible de continuar su entrenamiento como Jedi a las órdenes del mejor de los maestros. Así es como Luke se dirige a un lugar en el que deberá vencer sus mayores temores y superar las dudas y el escepticismo para poder convertirse en el elegido que cambie el orden establecido. 
Tras acudir al encuentro de Darth Vader cuando aún no estaba preparado, Luke regresa a Dagobah para encontrar a un Yoda moribundo. Pero lo que le será revelado en los pantanos cambiará para siempre sus convicciones.
Dice la leyenda que, siglos antes de las Guerras Clon, el caballero Jedi llamado Minch abatió a un Sith en Dagobah y la energía oscura, consecuentemente liberada, impregnó una cueva cercana. Esto explica que ese lugar esté dominado por el lado oscuro y Yoda se aproveche de ello para someter a Luke a su prueba más exigente.

Continuamos con la luna selvática de Endor. Se trata de una luna santuario que orbita alrededor del planeta gaseoso de Endor, en el sector Moddell. Este satélite tiene un clima muy templado debido a su órbita regular. Milenios atrás, fue un satélite volcánico pero la extinción de la mayoría de los centros ígneos generó un sustrato sumamente fértil que el clima húmedo convirtió en enclave de bosque espeso. Las especies vegetales y animales son numerosísimas pero una comunidad destaca especialmente: los Ewoks. Se trata de una curiosa raza de pequeños bípedos peludos que han desarrollado un lenguaje y unas tradiciones propias. A pesar de la competencia con una gran cantidad de depredadores, han logrado prevalecer utilizando su inteligencia e ingenio para crear armas y trampas que les han protegido y les han proporcionado alimento. 
Quiso el destino que los Ewoks se colocaran en el centro de la acción a consecuencia de la construcción de la Segunda Estrella de la Muerte en sus proximidades. El escudo protector de la estrella de combate debía emitir una señal cercana y el Imperio decidió construir la central de transmisiones en la luna de Endor. La Alianza Rebelde traza un plan para deshabilitar la poderosa antena y será entonces cuando el comando terrestre, liderado por Han Solo y Luke Skywalker, tomará contacto con esta escéptica pero amigable raza cuyo desempeño será fundamental en la batalla final contra el Imperio.

Geonosis es un planeta del sector Arkanis que, en apariencia, presenta una imágen desértica y montañosa. Eso es debido a que los geonosianos han construido un modo de sociedad bajo tierra, habiendo construido una interminable red de grutas. La especie más extendida se organiza en colonias colmena y su ocultación dentro de una serie de torres, de origen orgánico, les protege de los agresivos depredadores que pueblan el planeta. Los geonosianos son seres cuasi insectoides que se estrucuran en castas totalmante segregadas. La clase dirigente gobierna con autoridad desmedida mientras que los obreros trabajan en grandes enjambres que con el tiempo se han convertido en un negocio más lucrativo: fundiciones para crear droides de combate. El planeta está rodeado por un cinturón de asteroides rico en metales pesados. Eso supone una fuente de materia prima interminable para las fundiciones.
El Conde Dooku ha tejido importantes lazos con los geonosianos para que la producción de droides se vea constantmente aumentada ante el inminente inicio de la guerra contra la República. Y cuando Obi-Wan Kenobi, Anakin SKywalker y la senadora Padmé Amidala irrumpen en sus dominios la reacción es inmediata. La batalla de Geonosis enfrentará a droides y Jedi. Además, supondrá el debut en acción del nuevo ejército clon de la República. Las Guerras Clon empiezan en ese detestable páramo.

Terminamos este repaso con Hoth, un planeta helado perteneciente al sector Anoat. Su órbita cercana a una estrella fría provoca que el planeta esté sumido en un clima helador cuya media oscila los 61 grados bajo cero. Además, Hoth se ve salpicado por constantes tormentas de nieve y por fuertes ventiscas que aumentan aún más la sensación de frío. Con esta climatología, son pocas la especies que han podido adaptarse pero seguimos encontrando variedades de fauna que presentan un grado importante de cercanía al medio. Los taun taun son la especie más destacable. Son una especie omnívora domesticable que se ha convertido en vehículo improvisado cuando las tormentas impiden el vuelo de los cazas. Luke Skywalker llegó a conocer bien a otra especie. Se trata de los voraces depredadores conocidos como wampa. Se trata de unos repto-mamíferos, de 2,5 metros de altura, cuya hostilidad solo es comparable a su fuerza. Solo un arma Jedi podrá asegurar la supervivencia de Luke.
En Hoth se encontraba, durante la Guerra Civil Galáctica, una de las bases más importantes de la Alianza Rebelde. Pero la llamada Base Echo fue descubierta por los ciberespías del Imperio y muy pronto Darth Vader ordenó un asalto en superficie utilizando los imponentes AT-AT. La eficiencia en la evacuación de la base demostrará una vez más que la Alianza es capaz de sobreponerse e improvisar aun cuando uno de sus centros de operaciones tenga que ser abandonado.

Star Wars. Manual de Supervivencia es un proyecto de LASDAOALPLAY? y El Cine de Hollywood

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada