martes, 22 de julio de 2014

Títulos referencia para el invierno 2014-2015: Inherent Vice


En el Los Ángeles colorista y psicodélico de 1970, Larry "Doc" Sportello (Joaquin Phoenix) sobrevive como detective privado entre colocón y colocón. Su particular forma de vida, perfectamente integrada con las costumbres de la sociedad bohemia y contestataria de la época, recibe un choque de realidad cuando su ex-pareja requiere sus servicios para que descubra el paradero del actual amante: un magnate inmobiliario llamado Mickey Wolfmann (a quien da vida Eric Roberts) que, tras una buena dosis de ácido, pareció verlo todo con más claridad y decidió repartir las ganancias entre los perjudicados por sus operaciones de expolio. Sportello deberá implicarse a fondo en un caso que le viene muy grande.

Paul Thomas Anderson escogió Inherent Vice, como su siguiente proyecto, cuando leyó la novela homónima, escrita por Thomas Pynchon, y publicada originalmente en 2009. El retrato de la sociedad angelina de la época y el marco temporal que explora la psicodelia hippie del momento, fueron factores que le atrajeron inmediatamente. Con este material, podía crear una cinta que fuera el reverso oscuro y cómico del Harper que dirigió Jack Smight y protagonizó Paul Newman en 1966. 

Joaquin Phoenix caracterizado como "Doc" Sportello

Después de la buena experiencia en The Master, repite con Joaquin Phoenix en el papel principal. Además, algo característico en Anderson son sus repartos corales e Inherent Vice no será una excepción pues veremos a Josh Brolin, Owen Wilson, Katherine Waterston, Reese Witherspoon, Benicio del Toro, Jena Malone, Martin Short, Eric Roberts, Serena Scott Thomas, y Michael K. Williams (más conocido por haber sido Omar Little en The Wire y "Chalky" White en Boardwalk Empire).

Warner Brothers asume la distribución de una película que llegará a Estados Unidos a finales de este año y verá la luz, en las pantallas españolas, durante el próximo mes de enero. Después de haber trabajado para otros estudios, Paul Thomas Anderson regresa a la major con la que estuvo asociado en sus inicios a través de la filial New Line

No habrá que perder de vista una película que promete ser uno de los títulos con múltiples nominaciones en la próxima gala de los Oscar. El director es garantía de calidad extrema pues está acreditado como uno de los mejores talentos creativos del panorama cinematográfico actual.

viernes, 18 de julio de 2014

Títulos referencia para el invierno 2014-2015: Unbroken


La epopeya de Louis Silvie Zamperini fue bastante desconocida durante décadas. Pero la proeza que protagonizó ha acabado llamando la atención de los estudios de Hollywood.

Zamperini había nacido en Olean, un pequeño pueblo del interior del estado de Nueva York, en 1917. Hijo de inmigrantes italianos, pronto tuvo que asumir un cambio de vida cuando la familia se trasladó a Torrance (California).

En el high school desarrolló una vocación por el deporte y en concreto por las carreras atléticas. Sus éxitos en el instituto le granjearon una beca en la University of Southern California (USC) donde siguió destacando especialmente en la prueba de la milla. Sus actuaciones posibilitaron que consiguiera una plaza en el equipo olímpico estadounidense para los juegos de Berlín 1936

En el Estadio Olímpico de Berlín, Zamperini quedó octavo en la prueba de los 5000 metros pero su última vuelta fue la más rápida entre todos los participantes. Esa marca parcial impresionó incluso a Adolf Hitler quien insistió en conocerle. 

A su vuelta a Estados Unidos, siguió consiguiendo éxitos y récords en pruebas atléticas universitarias hasta que la entrada del país en la Segunda Guerra Mundial trastocó los planes de todos los jóvenes de la época. Louis se alistó en las Fuerzas Aéreas y fue destinado al escenario del Pacífico como artillero en un B-24 Liberator con base en la isla de Funafuti. 

En abril de 1943, se les encargó la misión de búsqueda de una aeronave que había perdido el contacto con la base. Pero el B-24 tuvo problemas mecánicos durante el vuelo y acabó cayendo al océano en una posición desolada a 850 millas náuticas al Oeste de la isla de Oahu (Hawaii). Ocho de los 11 tripulantes murieron instantáneamente en el choque contra el agua. Los tres supervivientes fueron Zamperini, Russell Allen Phillips, y Francis McNamara

A partir de entonces, los náufragos iniciaron su lucha por sobrevivir en unas condiciones extremas. En la balsa de salvamento disponían de muy pocas raciones de comida y no había agua embotellada. Se las ingeniaron para recoger agua de lluvia y pescaron todo lo que pudieron. Incluso cazaron dos albatros. Por si no era suficiente, en varias ocasiones fueron atacados por bombarderos japoneses. Además, los tiburones siempre les rondaban y las fuertes tormentas casi acaban con sus esperanzas. Francis McNamara no pudo resistir esas durísimas condiciones y murió cuando llevaban 33 días en el mar.

Abandonados a su suerte, los otros dos náufragos pensaron que sufrirían el mismo destino pero quizá lo que les sobrevendría sería peor. Tras 47 días a la deriva, Zamperini y Phillips tocaron tierra en las Islas Marshall. Poco después de llegar a tierra, fueron detenidos inmediatamente por la fuerzas niponas. Empezó entonces un calvario de torturas, castigos físicos, y vejaciones que duró hasta el fin de la guerra. 

Zamperini estuvo recluido en el campo de prisioneros de Ofuna (cerca de Yokohama) y allí fue el blanco de las iras del guardián Mutsuhiro Watanabe, conocido por su enorme crueldad en el trato con los prisioneros de guerra. Cuando el conflicto bélico finalizó, Louis regresó a Estados Unidos y formó una familia gozando de una vida larga y próspera que concluyó el pasado día 2 de julio con su fallecimiento a los 97 años de edad. 

En 2010, su testimonio fue recogido por Laura Hillenbrand en el libro Unbroken: A World War II Story of Survival, Resilience, and Redemption. Universal Pictures se hizo con los derechos de adaptación en 2011 y empezó a trabajar en un guión del que se encargaron inicialmente William Nicholson (Gladiator) y Richard LaGravenese (Los Puentes de Madison). En esas primeras fases de pre-producción, el director vinculado al proyecto era Francis Lawrence (Soy Leyenda, Los Juegos del Hambre: En Llamas). 


Sin embargo, el estudio no acababa de estar convencido del material que se estaba elaborando y decidió hacer un cambio de rumbo cuando Angelina Jolie se interesó por el proyecto. Recordemos que la popular actriz había debutado en la dirección con In the Land of Blood and Honey (2011). Los reconocimientos hacia su película no fueron particularmente buenos pero Angelina seguía teniendo interés en la dirección y vio en Unbroken la posibilidad de resarcirse. 

Esta epopeya humana necesitaba, según su criterio, un escalón más de profundidad dramática y, atendiendo a su petición, Universal contrató a los hermanos Coen para que escribieran una nueva versión del libreto. Con la satisfacción del deber cumplido, Jolie puso en marcha el rodaje el 21 de octubre de 2013 en localizaciones australianas. 

Con un reparto de actores jóvenes muy prometedores, la directora dispuso del británico Jack O'Connell para el papel de Louis Zamperini. El cantante japonés Miyavi debutará en el cine interpretando al cruel Watanabe. Jai Courtney, Garret Hedlund, Domnhall Gleason, y Finn Wittrock completan el cast de Unbroken.

El presupuesto del film es de 65 millones de dólares y el equipo técnico es de grandísimo nivel. Jolie ha contado con los servicios de Roger Deakins en la dirección de fotografía. La música ha sido compuesta por Alexandre Desplat y el montaje lo ha asumido otro crack: Tim Squyres, colaborador habitual de Ang Lee.

La película se estrena el día de Navidad y viendo su trailer queda claro que nos encontramos ante una cita ineludible para los amantes del séptimo arte. 
  

jueves, 17 de julio de 2014

Títulos referencia para el otoño 2014: Child 44


En la antigua URSS estalinista la propaganda oficial difundía un mensaje claro entre la población: los ciudadanos de la Unión Soviética vivían en la mejor sociedad posible. El Estado era el garante de todos los servicios y tutelaba con rigor los destinos del país y sus habitantes para que ninguno de ellos quedara desasistido. El dirigismo y la ausencia de libertad habían hecho mella en el pueblo soviético y muchos miembros de los cuerpos y fuerzas de seguridad eran auténticos devotos del sistema. Este es el caso de Leo Demidov (Tom Hardy), un miembro del MGB (órgano predecesor de la KGB) a quien se le encarga investigar una serie de asesinatos de niños. 

Conforme avanza en la investigación, Demidov va encontrando conexiones con las altas esferas del Partido Comunista mientras el sueño de una "sociedad utópica libre de crímenes" se disuelve entre la sangre que el asesino va dejando a su paso. 

Child 44 es la adaptación de la novela homónima de Tom Rob Smith, publicada en 2008. En ella, el escritor británico utilizó el género del thriller para desgranar los elementos de corrupción del Estado Soviético y también la realidad de la acción política en el periodo de Josef Stalin. El sistema educativo doctrinario, el mal estado de los orfanatos y los servicios de ayuda social, la impunidad de la policía secreta, la represión de la homosexualidad... son elementos que el autor incorporó a una trama que fue unánimemente considerada como brillante y magistral. En cuanto al tema de los asesinatos, Smith se inspiró en los crímenes de Andrei Chikatilo, más conocido como el carnicero de Rostov, quien, entre 1978 y 1990, cometió más de 50 asesinatos de mujeres y niños. Fue condenado a muerte y ejecutado en 1994.


Desconocemos si la adaptación cinematográfica podrá tocar tantas teclas pero es evidente que, a priori, es uno de los films más interesantes de la nueva temporada. El escritor y prolífico guionista, Richard Price, es el responsable del libreto mientras que la dirección corresponde al sueco Daniel Espinosa, quien realiza su segundo trabajo en Hollywood tras la irregular Safe House (2012). Ridley Scott fue el primero en creer en el proyecto e iba a dirigir la película hasta que la pre-producción de Exodus lo hizo imposible. Finalmente se quedó con el rol de productor a través de su compañía Scott Free Productions.

Además de Tom Hardy veremos también a Noomi Rapace, Gary Oldman, Joel Kinnaman (The Killing, Safe House, Robocop), Vincent Cassel (que sustituyó al inicialmente previsto Philip Seymour Hoffman), Paddy Considine, Jason Clarke, y Dev Patel (Slumdog Millionaire).

Desafortunadamente, aún no disponemos del trailer de la película. Os dejo con una entrevista al propio Tom Rob Smith en la que el autor comenta las vicisitudes de la investigación previa a la escritura de la novela.

miércoles, 16 de julio de 2014

Títulos referencia para el otoño 2014: Magic in the Moonlight


La cita anual con Woody Allen nos transporta a la Riviera Francesa de los años 20 para presentarnos una comedia romántica, con ciertos ingredientes de misterio, que está protagonizada por Emma Stone y Colin Firth. 

Soy de la opinión que algunos de los mejores trabajos de Allen, en los últimos tiempos, han sido aquellos que han centrado su argumento en épocas anteriores. Tras el drama paroxístico que supuso Blue Jasmine, el realizador neoyorkino regresa al terreno de la comedia de época y lo amplifica con elementos de magia, esoterismo, lirismo, y poesía visual. 

En esta ocasión, presenciaremos las vicisitudes de Stanley (Colin Firth), un ilusionista que, disfrazado y caracterizado como oriental, deleita a los crédulos espectadores londinenses una noche tras otra. Debido a esta habilidad para la manipulación es contratado para desenmascarar a una joven espiritista (Emma Stone) que ha conseguido embaucar a una rica familia asentada en la Riviera Francesa. 

Estamos ante una propuesta vodevilesca que, sin lugar a dudas, puede actuar de contrapeso a las grandes producciones que inundarán la cartelera en el mes de diciembre. Completan el reparto Hamish Linklater, Marcia Gay Harden, Jacki Weaver, Eileen Atkins, y Simon McBurney.

lunes, 14 de julio de 2014

Las Dos Caras de Enero


Basada en la novela homónima de la escritora estadounidense Patricia Highsmith, Las Dos Caras de Enero nos narra la historia del encuentro fortuito, en la Grecia del verano de 1962, de un matrimonio de clase alta, Chester McFarland y la joven Colette (interpretados por Viggo Mortensen y Kirsten Dunst), y un joven norteamericano que trabaja como guía turístico, Rydal Keener (interpretado por Oscar Isaac).
Con este sórdido thriller negro, Hossein Amini (nacido en Irán y criado en el Reino Unido) debuta ante las cámaras después de una trayectoria notable como guionista.  Su ritmo constante y a la vez lleno de giros inesperados hacen mantener la atención del espectador en todo momento, con secuencias muy bien entrelazadas y un excelente retrato de la condición humana independientemente de su clase social. Asimismo, su retrato de la sociedad griega, pletórico en cuanto a Mediterraneidad, nos recuerda a la Italia de El Talento de Mr. Ripley (basada en otro de los éxitos de la famosa escritora). También los personajes que intervienen en ella son producto de una gran visión y de una perfecta puesta en escena cuyo resultado final es un fiel testimonio de la época y sociedad helénica.
La historia arranca cuando Rydal se encuentra fortuitamente con McFarland y Colette en una terraza de Atenas durante las vacaciones glamurosas por Europa de estos últimos. Su encanto personal y su donaire desinhibido hacen de Rydal el perfecto seductor de jovencitas ricas que quedan encandiladas tras sus palabras y atenciones personales, aspecto que aprovecha para timarlas a su vez. Atrapado por el recuerdo de su recientemente fallecido padre (con el que mantenía una mala relación) y fascinado por la seguridad paternal y poder que desprende McFarland y por la atracción cada vez más evidente que tiene hacia su joven esposa, acepta una invitación a cenar con la rica pareja que supone, sin que lo sepa ninguno de ellos, el principio del fin de sus idílicas vidas.

McFarland, un turbio hombre de negocios, es acorralado en la habitación del lujoso hotel donde se hospeda con su esposa, por un detective privado enviado por clientes millonarios a los que ha estafado. Este encuentro fatídico acaba con la muerte accidental del segundo tras una batalla por hacerse con el control de la pistola con la que amenaza a McFarland. Éste, asustado, pretende deshacerse del cuerpo llevándolo a la habitación del difunto y hacerlo pasar por muerte accidental pero en el pasillo es sorprendido por otros huéspedes y por el propio Rydal, quien había vuelto al hotel para devolverle a Colette la pulsera que se había dejado olvidada en el taxi después de la velada.
Es a partir de entonces, al verse sorprendido por testigos inesperados, cuando inicia una secuencia de hechos cada vez más descontrolados al empezar una huida desesperada por la costa griega que no hará sino empeorar cada vez más los posibles desenlaces, encadenando irremediablemente una mala decisión tras otra.
En esta huida, McFarland contará con la ayuda de Rydal (hábil conocedor del idioma griego y de sus tierras y costumbres) y con el seguimiento incondicional de su joven esposa, a la que arrastrará sin pretenderlo a un fin trágico e inesperado por todos.
Con un enfrentamiento creciente entre ambos, Rydal y McFarland intentarán (llegados a un punto sin retorno y cada vez más cercados por la policía) encontrar la solución que los libere a cada uno por separado de la situación terrible de malentendidos y malas decisiones tomadas en puntos concretos de su historia en común, aún a costa de perjudicar al otro irremisiblemente ante la ley.

Esta película ordenada, sutil, y con clase no abandona en ningún momento la carga ambiental y la tensión de thriller psicológico característicos de Highsmith. El Sol del Mediterráneo, los trajes vaporosos y de tejidos finos y colores claros, el ambiente festivo de la gente de vacaciones, las terrazas y los refrescos, los turistas, los mercadillos, los sombreros y trajes de ellos, los vestidos y los zapatos de tacón  de ellas… todo construye un clima atractivo, elegante y muy interesante.

Viggo Mortensen encarna a la perfección a ese villano característico de este tipo de puestas en escena, seguro de sí mismo, con poder para tomar decisiones incuestionables en todo momento y gran conocedor de su superioridad respecto a los demás; seguridad y aplomo que no tardarán en resquebrajarse. Por su parte, Kirsten Dunst interpreta a esa jovencita rica y un tanto ingenua que tan pronto se acostumbra a los lujos que le ofrece su maduro marido sin preguntarse demasiado de dónde procede tal riqueza, convirtiéndose de esta manera en la víctima más indefensa de los tres protagonistas. Y Oscar Isaac ofrece una interpretación excelente, muy bien hilvanada y llevada a término, sin ninguna fisura en su personaje. Es un actor que está despuntando muy fuerte y trabajos como éste hacen evidente el por qué.
Personalmente, es una de las mejores películas de época que he visto últimamente y me parece una pequeña joya dentro del mundo del celuloide que tan poco aprovecha este tipo de tramas tan sutiles.

Pero, por poner una objeción, el final casi desluce la historia tan bien elaborada y rodada en todo momento por Amini. Su fácil deducción hace que el espectador no esté conforme con esa escena final que, siguiendo el ritmo general de la película y su interesante construcción de escenas que nos llevan las unas a las otras sin cansancio y con gran curiosidad, desencaja con la historia que nos cuentan. Si de hechos fatídicos se trata su trama, fatídico también debería haber sido su desenlace, como si una gran broma de mal gusto se hubiera cebado con sus personajes.

Su punto final moral, ético, como si de una moraleja se tratara, desentona con la brillante historia turbia y trágica desarrollada hasta el momento.
Es el único “pero” que le encuentro. Por lo demás, soberbia.

viernes, 11 de julio de 2014

Títulos referencia para el otoño 2014: Boyhood (Momentos de una vida)


La ficción y la realidad siempre están tonteando. Se trata de un idilio eterno que puede generar piezas de gran calidad artística en el cine. Pero el caso que nos ocupa va incluso más allá de eso al plantearnos la historia de un chico a lo largo de 12 años que transcurren en la realidad.

El autor de esta propuesta tan innovadora es Richard Linklater, uno de los creadores más brillantes y prolíficos de las últimas dos décadas. Un director y guionista cuya capacidad para la innovación visual y narrativa parece no tener fin. Él es el responsable de films tan recordados como Dazed and Confused (1993), Antes del Amanecer (Before Sunrise, 1995), Tape (2001), School of Rock (2003), Antes del Atardecer (Before Sunset, 2004), Fast Food Nation (2006), Me and Orson Welles (2008), y Antes del Anochecer (Before Midnight, 2013).

En esta ocasión, se planteó explicar la historia de un chico desde los 6 años hasta la llegada a la mayoría de edad. Y decidió que iba a hacerlo en tiempo real, rodando cada año pequeñas piezas que acabarían conformando el resultado final de la película. Así pues, asistimos a la evolución de Mason Jr. (Ellar Coltrane). Un niño que, tras el divorcio de sus padres, inicia la educación primaria y experimenta vivencias que la cámara va recogiendo a lo largo de una etapa vital plagada de grandes cambios. El crecimiento real del actor camina en paralelo al del personaje en la ficción y el resultado promete ser espeluznante.

Linklater ha combinado, obviamente, el rodaje de este proyecto con otras películas pero siempre ha guardado tiempo para una cinta cuyo título definitivo es Boyhood. El rodaje de este experimento fílmico empezó en Austin (Texas) durante el verano de 2002 y las últimas escenas, con un Ellar Coltrane ya finalizando la adolescencia, tuvieron lugar en octubre de 2013. 

El estudio independiente IFC Films ha financiado esta "locura" del realizador de Austin quien, a su vez, decidió volver a contar con su amigo Ethan Hawke para el rol del padre. El guión se fue escribiendo a lo largo de los años y, en ocasiones, Linklater y Hawke daban los últimos retoques al mismo la noche antes de rodar. 

Patricia Arquette, actriz habitual en los proyectos del director tejano, asume el papel de Olivia, la madre de Mason. Y la hija de Linklater, Lorelei, interpreta a la hermana mayor del protagonista. 

La película fue proyectada, por primera vez, en el Festival de Sundance (Enero 2014) y también compitió en el Festival de Berlín donde Linklater consiguió el Oso de Plata al mejor director. El film tiene previsto su estreno comercial, en las salas españolas, a finales de septiembre. Hoy, día 11 de julio, llegará a las pantallas estadounidenses aunque los críticos ya se han deshecho en elogios ante un trabajo que consideran magistral y rompedor. Os dejo con el trailer.