jueves, 23 de abril de 2015

Star Wars. Personajes: Lando Calrissian

“Han, al verte vienen a mí algunos recuerdos. Ahora soy responsable… es el precio que pagas por tener éxito.”

Los sinvergüenzas suelen ser tipos carismáticos y encantadores. Su arte para el medraje y la manipulación les permite salir airosos en muchas ocasiones. La galaxia de Star Wars no es una excepción en todo ello. Ya vimos como Han Solo había sobrevivido a base de pequeños negocios hasta llegar a convertirse en un gran contrabandista. Este tipo de rufianes puebla las páginas del universo expandido pero uno de ellos es particularmente importante por seguir una evolución parecida a la del Capitán Solo, además de haber sido compañero de aventuras del corelliano en muchas ocasiones.

Nos referimos a Lando Calrissian. El futuro Gobernador de Ciudad Nube nació en un planeta del sector Kibilini llamado Socorro (no es broma, lo juramos!). Como buen planeta del Borde Exterior que se precie, no existía un régimen de gobierno en Socorro y la anarquía era total permitiendo que fuera un reducto para las actividades delictivas. En un entorno como éste, Lando aprendió a vivir bajo el código de los ladrones y obtuvo la mejor preparación posible para enfrentarse a los peligros que le esperaban. 

Pronto demostró tener una gran habilidad para los juegos de cartas. Así fue como se convirtió en un auténtico tahúr, especializándose en el juego del sabacc. Resulta curioso como, entorno a una mesa de juego, se decidieron los hechos más trascendentales de su vida.

El prestigio de Calrissian como jugador fue en aumento y se le empezó a conocer en varias sectores. Cada vez formaba parte de partidas con apuestas mayores y, cuando el dinero se terminaba, los jugadores llegaban a poner en liza sus posesiones más preciadas. Eso ocurrió durante un torneo de sabacc donde fue capaz de ganarle la propiedad de la nave estelar, conocida por el nombre de Halcón Milenario, a un jugador llamado Cix Trouvee. Sin embargo, Calrissian no sabía pilotar una nave de estas características y requirió las enseñanzas de alguien capaz en estas lides. La oportunidad se le presentó en la luna de Nar Shadda donde le hablaron de un joven contrabandista, con formación de piloto en la Academia Imperial, que era conocido por su gran destreza al frente de los mandos de navegación. Lando fue a su encuentro pero lo encontró en una situación díficil puesto que había caído bajo el control de Boba Fett. El cazarrecompensas había conseguido drogarle y dejarlo fuera de juego. Por su captura iba a recibir una gran suma de dinero. Pero Calrissian apareció en el momento justo para hurtar ese plan y aplicarle la misma medicina a Fett. Tras librarse del cazarrecompensas, Han Solo, agradecido, le enseñó a Lando las bases del pilotaje. 

Calrissian alternó misiones de contrabando con su reputada actividad como tahúr. Recorrió la galaxia y aumentó su flota pero siempre conservó la posesión del Halcón Milenario, una nave cuya velocidad le garantizaba siempre una fácil huída.

Sin embargo, una racha de mala suerte le dejó al borde de la quiebra y decidió participar en el torneo de sabacc, en Ciudad Nube (Bespin), para tratar de rehacerse. Desafortunadamente para él, la partida final le enfrentó a Han Solo y éste consiguió dejarle sin blanca además de obtener la posesión de una de sus naves. Lando creyó que no iba a perder el Halcón ya que era poco vistoso pero Han conocía sus posibilidades y no dudó en quedárselo.

Lando tuvo que afrontar la pérdida de la nave más importante de su flota pero pronto recuperó ganancias y volvió a meterse en nuevos negocios de contrabando que, en ocasiones, compartió con Han Solo. Perdió naves pero volvía a recuperarlas en las mesas de juego. También el dinero seguía estando a su disposición y así fue como decidió apostarlo todo contra el Gobernador de Ciudad Nube, Dominic Raynor. El puesto de Gobernador estaba en juego y, tras una serie de vicisitudes, logró vencerle convirtiéndose en el nuevo hombre fuerte la colonia minera de gas tibanna.

Establecido como Gobernador de Ciudad Nube, Lando superó las conspiraciones iniciales de Raynor y logró mantener la colonia fuera del control del Imperio una vez estalló la Guerra Civil galáctica. 

Sin embargo, tres años después, no pudo evitar caer bajo el yugo de Darth Vader. Boba Fett seguía los pasos del Halcón Milenario y advirtió a Vader. El Lord Oscuro se presentó con un destacamento en Ciudad Nube antes de que Han, Leia y Chewbacca llegaran para ocultarse de la persecución Imperial y reparar el sistema de hipervelocidad del Halcón. Lando les acogió como hubiera hecho en condiciones normales pero les condujo a una trampa donde serían capturados a la espera de que eso precipitara la llegada del verdadero objetivo de Vader: Luke Skywalker. Calrissian vendió a su amigo para intentar preservar la independencia de la colonia y los beneficios de la mina.

Ante la cadena de acontecimientos que condujeron a la congelación de Han en la carbonita, decidió ir más allá de su seguridad personal y trató de ayudar a Leia y Chewbacca para impedir que Boba Fett se llevara el cuerpo de Solo. No fue posible lograr ese objetivo pero sí pudieron salvar a Luke tras ser vencido por Vader.

Sintiendo remordimientos por la traición hacia Han, decidió cambiar su vida e integrarse en la Alianza Rebelde para combatir la tiranía del inmisericorde Imperio. Tras localizar a Solo en el palacio de Jabba en Tatooine, participó activamente en su liberación aunque cayó al pozo del sarlacc. Han le ayudó a escapar de la muerte y ambos volvieron a ser amigos.

Ascendido al rango de General de la Alianza Rebelde, le fue encomendado el mando del Halcón Milenario en la ofensiva sobre la Segunda Estrella de la Muerte. Han Solo no podía estar en la cabina porque debía dirigir la operación terrestre en la luna de Endor. Su objetivo era la destrucción del generador que activaba el escudo de la estación espacial. Por consiguiente, necesitaban a un piloto que conociera bien la nave.

Cuando la batalla no pintaba bien para la Alianza, Lando consiguió que el Almirante Ackbar concediera más tiempo a Han para destruir el generador y, una vez logrado el objetivo, el Halcón Milenario encabezó la oleada de ataque que acabó con la mortífera estación espacial.

Muchas son las historias que expanden la biografía de Lando Calrissian a partir de ese momento pero, llegados a este punto, es mejor reconocer el buen trabajo de Billy Dee Williams en El Imperio Contraataca y El Retorno del Jedi. El actor neoyorkino resultó ser un auténtico hallazgo y representó perfectamente el espíritu de “empresario bribón con buen fondo” que requería el personaje.

Star Wars. Manual de Supervivencia es un proyecto de LASDAOALPLAY? y El cine de Hollywood.

martes, 21 de abril de 2015

Mix de reacciones al nuevo trailer de Star Wars: The Force Awakens

La saga Star Wars tiene un impacto transmediático y transgeneracional que sigue aumentando casi cuarenta años después del estreno de A New Hope (1977). El predicamento de la franquicia no tiene parangón. Ni siquiera Marvel puede hacerle sombra, por el momento. De todo el alud de noticias que ha generado la convención Star Wars Celebration en Anaheim (California), me quedo con un vídeo en que se han reunido las reacciones de una serie de fans ante el nuevo teaser de Star Wars: The Force Awakens. Sin duda, viendo a estas personas, el trailer cobra nuevos significados. 


lunes, 20 de abril de 2015

Star Wars. Personajes: Jabba el Hutt


El don para los negocios turbios parece estar asociado a los Hutt, una especie de anfibios gigantescos y grotescos cuya inteligencia va en consonancia a su tamaño. De todos ellos, el más significativo es Jabba Desilijic Tiure.

Jabba nació en el seno de un poderoso clan del sistema Nal Hutta pero pronto construyó su negocio independiente en Tatooine, un planeta que por su ubicación en el Borde Exterior, al alcance de las diferentes rutas comerciales, ofrecía una posición ventajosa para edificar un imperio criminal. Tatooine, además, era un mundo sin ley donde la esclavitud era admitida. Se trataba de un páramo desértico cuyo destino no preocupaba a la República. Así fue como se covirtió en uno de los cuarteles generales del contrabando estelar. Con el tiempo, los clanes Hutt fueron dominando grandes parcelas de territorio mientras dirigían operaciones de tráfico de armas, esclavos, especies e incluso actos de piratería en naves estelares.

De todos los señores del crimen, Jabba era el más fuerte y respetado. También conseguía despertar los mayores temores puesto que su capacidad para tolerar el fracaso de sus empleados era inexistente. En la cumbre de su poder, llegó a controlar el mayor porcentaje de operaciones ilícitas en todo el Borde Exterior. Instalado en un antiguo Monasterio que él había convertido en Palacio del vicio, Jabba se congratulaba de sus riquezas mientras los lacayos de turno aplaudían sus brutales actos. 

Durante las Guerras Clon mantuvo una absoluta neutralidad ya que los conflictos bélicos suponían una gran oportunidad para explorar nuevos “negocios” con ambos bandos en litigio. Sin embargo, el Conde Dooku trató de implicarle en la refriega raptando a su hijo algo que, al final, no logró su objetivo al ser rescatado por los Jedis. Sin embargo, un acto de este tipo no cambió la actitud de Jabba hacia los Jedi porque la capacidad de éstos para manipular a los seres inferiores era algo que el Hutt no podía permitir y, aunque inmune a sus poderes, temía que sus colaboradores pudieran caer en ese influjo y perjudicar irremisiblemente sus operaciones.

Considerado como uno de los seres más intocables de la Galaxia, Jabba siguió con sus actividades ajeno a los cambios de régimen. La llegada del Imperio no implicó cambios puesto que los mandos sabían que el submundo de los bajos fondos no podía ser controlado en su totalidad y Tatooine no ofrecía nada más allá de unos cuantos granjeros de humedad. Mientras las naves Imperiales no sufrieran ataques, no volcarían recursos en la mayor parte de los sistemas del Borde Exterior. 

Pasados unos años, las hazañas de un joven contrabandista llamado Han Solo llegaron a oídos de Jabba que decidió incorporarle a su plantel para traficar con especies. Solo y Chewbacca siempre cumplían con los envíos y contribuyeron a fortalecer el reinado de Jabba sobre el inframundo criminal. Pero, con el estallido de la Guerra Civil Galáctica, las patrullas Imperiales se incrementaron y, en una ocasión, llegaron a interceptar al volátil Halcón Milenario. Ante la perspectiva de ser inspeccionado, Solo lanzó la carga de especies que transportaba para no ser acusado de piratería y tráfico de mercancías ilegales. Esta acción hizo perder muchísimo dinero a Jabba que le hizo llegar al que había sido su mejor hombre el siguiente mensaje: “Deberás restituir el valor de la mercancía que has lanzado al espacio. Si no recibo un pago próximamente no habrá agujero en esta galaxia donde puedas esconderte de mí”.

Han no podía reunir similar cantidad y decidió mandar un mensaje contundente a Jabba librándose del primer cazarrecompensas que éste le envió: el rodiano Greedo. El dinero que Solo iba a cobrar por transportar a un anciano y su joven aprendiz a Alderaan podría haber solucionado todos los problemas pero ya sabemos que, en contacto con la Alianza Rebelde, el contrabandista decidió dejar de lado los negocios ilegales para defender una causa justa.

Pero la caza del hombre no cesó y la recompensa que Jabba ofrecía por la captura de Solo llamó la atención del eficiente Boba Fett que, en asociación con Darth Vader, localizó el paradero de Solo y, por consiguiente, el de Luke Skywalker en la Ciudad Nube de Bespin. Utilizar el carbonizador con Luke era demasiado arriesgado así que el ensayo previo se realizó con el Capitán Solo. Confinado en un carbúnculo pero aún con vida, Boba Fett trasladó el nuevo trofeo a la galería del palacio de Jabba en Tatooine.

Tras localizar el paradero exacto del cuartel general de Jabba, Luke, Leia y Lando Calrissian urdieron un plan para infiltrarse en los dominios del señor del crimen. Luke fue capaz de manipular mentalmente a todos los esbirros de Jabba incluyendo al twi’lek Bib Fortuna, pero sus trucos no fluían en el Hutt. Mientras Leia conseguía descongelar a Han, Luke se veía arrastrado a la fosa del Rancor, un brutal repto-mamífero, de grandes dimensiones, cuya ferocidad no había sido igualada por ninguna otra bestia del universo. Sin embargo, el joven Jedi pudo salir airoso y defenestrar a la infame criatura.

El nuevo ajusticiamiento que dispuso Jabba fue arrojar a Luke y a Han al pozo del Sarlacc, una enorme criatura gusanoide qu devoraba todo lo que se ponía a su alcance. La presencia de Lando y el sable de luz que escondía R2-D2, fueron fundamentales para crear una distracción que permitió a nuestros héroes liberarse de sus ataduras y aniquilar a los lacayos de Jabba mientras éste era finalmente estrangulado por Leia utilizando las mismas cadenas que le unían al despreciable Hutt.

Curiosa la historia de este personaje cuya imagen externa surgió de la creatividad de Phil Tippet tras recibir la siguiente indicación de George Lucas: “quiero que sea una versión alienígena y grotesca de Sydney Greenstreet”. Greenstreet había sido un gran actor secundario en la era dorada de Hollywood, conocido por haber participado en innumerables films siendo el más destacado “Casablanca”. Tippet ideó la apariencia de Jabba y Stuart Freeborn se las ingenió para animarlo colocando a técnicos en su interior y uilizando a marionetistas que movían la cabeza. La voz original que articula palabras en Huttese (lengua creada por el tecnico de sonido, Ben Burtt) fue prestada por Larry Ward. La gran aparición de Jabba se produce únicamente en El Retorno del Jedi pero, con el reestreno de la trilogía clásica, George Lucas recuperó una secuencia entre Jabba y Han Solo perteneciente a la primera Star Wars y los técnicos de la Industrial Light & Magic crearon una versión completamente digitalizada que sustituía al actor que le daba la réplica a Harrison Ford.

Star Wars. Manual de Supervivencia es un proyecto de LASDAOALPLAY? y El cine de Hollywood.

sábado, 18 de abril de 2015

Primer trailer de "Batman v Superman: Dawn of Justice" (HD)

"That's how it starts... the fever, the rage, the feeling of powerlessness, 
that turns good men.... cruel"
(Alfred Pennyworth)




WARNER BROTHERS PICTURES presents 
an ATLAS ENTERTAINMENT and CRUEL AND UNUSUAL production

"BATMAN V SUPERMAN: DAWN OF JUSTICE"


BEN AFFLECK as Bruce Wayne / Batman   HENRY CAVILL as Clark Kent / Superman

AMY ADAMS as Lois Lane  JESSE EISENBERG as Lex Luthor

DIANE LANE  LAURENCE FISHBURNE  HOLLY HUNTER
SCOOT McNAIRY  TAO OKAMOTO  HARRY LENNIX
CALLAN MULVEY  JENA MALONE  RAY FISHER

with GAL GADOT as Wonder Woman  and  JEREMY IRONS as Alfred Pennyworth


Music by 
HANS ZIMMER

Cinematography by 
LARRY FONG

Film editing by 
DAVID BRENNER

Production design by 
PATRICK TATOPOULOS

Produced by 
CHARLES ROVEN and DEBORAH SNYDER

Written by 
CHRIS TERRIO and DAVID S. GOYER 

Directed by
ZACK SNYDER