viernes, 24 de octubre de 2014

Star Wars. Conceptos básicos: Los Sith

El origen de los Sith se remonta a los mismísimos albores de la Antigua República. Algunos Jedis decidieron pasarse al lado oscuro de la Fuerza. Estos “jedis oscuros” fueron derrotados por sus antiguos compañeros y tuvieron que huir hasta los confines más lejanos de la galaxia. Acabaron hallando refugio en el remoto planeta Ziost, situado en el extremo norte del Borde Exterior. Allí sometieron a una especie poderosa pero manipulable cuyo nombre era Sith.

Con el tiempo, estos “ángeles caídos” se convirtieron en auténticos Dioses para sus nuevos súbditos. Utilizando sus pérfidos poderes de control de la Fuerza, se autoproclamaron “Lores de los Sith” e iniciaron una reconquista de sistemas para lograr ser dominantes en la galaxia. Pero fue entonces, unos 5000 años antes de los hechos que explica Star Wars Episodio IV: Una Nueva Esperanza, cuando empezó una disputa interna entre dos de los lores más poderosos: Naga Sadow y Ludo Kressh.

Kressh no quería invadir el espacio de la República, temeroso de la reacción que podría provocar. Su idea era la de dominar el Borde Exterior y formar un contrapoder desde allí que fuera fortaleciéndose con el paso del tiempo. Naga Sadow representaba la postura contraria. Consideraba una empresa poco fructífera quedarse en el Borde Exterior. Su ambición iba mucho más allá pues deseaba someter a los Jedi y disfrutar de las riquezas del núcleo de la galaxia.

Sadow logró imponer su tesis pero los avances hacia el espacio de la República fueron rápidamente rechazados y se acabó refugiando en Yavin 4 junto al resto de sus seguidores. Descartada la opción de expansionarse, Sadow impulsó la construcción de numerosos templos Sith donde nuevas generaciones de aprendices fueron adiestrados en las artes oscuras.

Mil años más tarde, el caballero Jedi, Exar Kun, se somete al lado Oscuro tras haber estudiado las disciplinas Sith. Tras convertir en aprendiz al Jedi Ulic Qel-Droma, ambos acaudillan un ejército krath (Sociedad adoradora de los Sith) para invadir Coruscant. Es lo que se conoce como la Gran Guerra SithExar Kun es finalmente derrotado y Ulic Qel-Droma, arrepentido por sus terriles actos de traición, se exilia en las regiones desconocidas, más allá del Borde Exterior.

Pero los Sith nunca son eliminados por completo. El resto de sus huestes sigue predicando su mensaje durante generaciones hasta encontrar nuevos líderes. Transcurridos otros mil años, Darth Bane lidera una nueva cruzada a la que dedica dos mil años. Su conocimiento del lado Oscuro de la Fuerza le permite usar su extrema longevidad para mantener un liderazgo fuerte. Pero todos sus esfuerzos perecen en la batalla de Ruusan donde su discípulo, Lord Kaan, se enfrenta al ejército Jedi. Para vencer a los Guardianes de la Paz, Kaan y los suyos se inmolan con una bomba mental, un artilugio Sith que consume a todos los seres sensibles a la Fuerza que se encuentren en su amplio radio de acción. Pero tal acción suprime definitivamente las fuerzas Sith y les condena nuevamente al exilio. Es entonces cuando Darth Bane llega a una importante conclusión: la Orden Sith se debilita con la existencia de un grupo numeroso. A partir de ese momento, dispone que nunca haya más de dos Sith al mismo tiempo (un maestro y un aprendiz). Oculta la Orden en el más profundo secretismo y restaura la tradición de establecer el nombre de Darth a sus futuros seguidores.

De esta forma, a lo largo de mil años, los Sith permanecen ocultos, a la espera de que se presente el momento que tanto ansían, la oportunidad de conquistar la República desde dentro.
Darth Sidious, siguiendo esta estrategia, prepara a un letal aprendiz zabrak, llamado Darth Maul, para que sea la mano ejecutora de sus perversos planes. Pero de todo ello ya hablaremos en un próximo artículo.

Star Wars. Manual de Supervivencia es un proyecto de LASDAOALPLAY? y El Cine de Hollywood.

jueves, 23 de octubre de 2014

Primer trailer de Avengers: Age of Ultron



"I'm gonna show you something beautiful, everyone screaming for mercy; you want to protect the world but you don't want it to change. You're all puppets tangled in Strings, STRINGS. But now I'm free, there are no strings on me."

Ultron






MARVEL STUDIOS presents  "AVENGERS: AGE OF ULTRON"

ROBERT DOWNEY JR.  CHRIS EVANS  CHRIS HEMSWORTH

MARK RUFFALO  SCARLETT JOHANSSON  JEREMY RENNER
ELIZABETH OLSEN  AARON TAYLOR-JOHNSON  COBIE SMULDERS
PAUL BETTANY  THOMAS KRETSCHMANN  ANDY SERKIS
with SAMUEL L. JACKSON as Nick Fury and JAMES SPADER as Ultron

Music by BRIAN TYLER
Cinematography by BEN DAVIS
Film editing by JEFFREY FORD and LISA LASSEK
Production design by CHARLES WOOD

Produced by KEVIN FEIGE

Written and directed by JOSS WHEDON

martes, 21 de octubre de 2014

Star Wars. Conceptos básicos: Los Jedi. Por Fran Marí

“Durante más de mil generaciones los caballeros jedi fueron los guardianes de la paz y la justicia en la Antigua República. Antes de estos tenebrosos tiempos. Antes del Imperio.”

Una vez más, la sabiduría del maestro Kenobi es la que nos aporta la definición más clara y sencilla de un elemento tan importante para el universo Star Wars como y quienes son los caballeros Jedi. Como bien dice Obi-Wan, los jedis fueron los garantes de la paz desde tiempos inmemoriales en la Antigua República, incluso en los tiempos oscuros del Imperio Galáctico, los supervivientes de la Gran Purga, siguieron defendiendo los ideales de libertad y democracia que parecían perdidos con el ascenso de Darth Sidious al poder.

En un principio, los jedis eran una orden contemplativa de estudio filosófico de la Fuerza, pero su devoción por la paz los llevó a enfrentarse a la realidad de la Galaxia, en la que la paz pocas veces prevalecía por encima de la guerra y el enfrentamiento. Utilizando sus conocimientos se convirtieron en defensores de la paz, en guerreros que sabía utilizar el enfrentamiento físico, pero solo cuando era necesario. Al principio eran menos numerosos que los Sith, pero con el tiempo y la caída de los seguidores del lado oscuro, los jedi se convirtieron en una orden de grandes dimensiones, se trasladaron a la capital de la Galaxia, Coruscant, y se convirtieron en un poder más de esta.

En los tiempos de mayor esplendor, la Orden Jedi estaba regida por el Alto Consejo Jedi que, a pesar de ser el órgano directivo de la orden, no imponía sus decisiones, del mismo modo que los caballeros ajenos al consejo no tenían la obligación de aplicarlas, como, por ejemplo, Qui-Gon Jinn, cuyas ideas y concepción de la Fuerza se distanciaba de las del consejo.
Puede que en teoría no tuvieran poder político, pero a efectos prácticos, su influencia en el devenir de la Galaxia era más que notable. Por ello es fácil entender porque los Sith fijaron el dominio de la Galaxia como su objetivo, ya que de este modo podrían derrotar a sus eternos enemigos.

A pesar de los esfuerzos por mantener el equilibrio en la Galaxia, la orden jedi fue destruida en dos ocasiones, primero por Darth Revan, y cuatro mil años después por Darth Sidious. Será este último el que conseguirá hacerla desaparecer casi por completo, al realizar un ataque des del interior del gobierno de la Galaxia. Durante las Guerras Clon, el canciller Palpatine ordenará ejecutar la Orden 66, según la cuál los soldados clon deberían acabar con la vida de sus generales jedi, ya que estos, supuestamente, habían orquestado un golpe de estado contra la República y un intento de asesinato contra su persona. A partir de ese momento y con la ayuda de su nuevo discípulo, Darth Vader, Palpatine se dedicará a “limpiar” la Galaxia de jedis, haciéndolos cazar cada vez que encontrara alguno, llevando a cabo la que se conoció como la Gran Purga.

El camino del jedi era largo, antes de cumplir un año, si cualquier niño de la galaxia tenía sensibilidad con la Fuerza, era inmediatamente adoptado por el Templo Jedi, que lo criaba junto a otros jóvenes aprendices. Cuando habían recibido las enseñanzas básicas y tenían la edad suficiente, los caballeros y maestros jedi escogían entre ellos a sus futuros padawans que, a partir de aquel momento, les acompañarían en todas las misiones que realizaran. Cuando llegaba el momento y el joven padawan había superado las pruebas necesarias, este asolia el rango de caballero, para, más adelante, convertirse en maestro. Aún así, la vida de los jedis no termina cuando su cuerpo muere, al contrario, el lado luminoso de la Fuerza permite a sus más sabios conocedores unirse a ella, para convertirse en seres inmortales portadores de luz y sabiduría.

Durante toda la vida, cualquier miembro de la orden debía respetar los tres pilares de la filosofía jedi: la Fuerza, el conocimiento y la autodisciplina, pero no todos lo hicieron. En las salas del archivo del templo se muestran veinte bustos, representando a los Veinte Perdidos. Veinte maestros y caballeros jedi que decidieron abandonar la orden por su propia voluntad, como el Conde Dooku, y muchos, como este, no dudaron en abrazar el lado oscuro de la Fuerza. A pesar de llamarse los Veinte Perdidos, en realidad son veintiuno, ya que también se podría incluir a Anakin Skywalker.

Tras la caída de Palpatine y del Imperio, Luke Skywalker, siguiendo las enseñanzas de Obi-Wan Kenobi y de Yoda, fundó la Nueva Orden Jedi. En esta nueva orden, a pesar de respetar las creencias y concepciones de la antigua, se modificaron ciertos modos de vida que habían perdurado desde miles de años antes. Por ejemplo, se dejó de la lado la concepción monástica de la orden, y se permitió a sus miembros tener relaciones personales, algo que había estado completamente prohibido en tiempos de Mace Windu y Qui-Gon Jinn. Skywalker quiso dar mayor humanidad a una orden que se había quedado anclada en el pasado y que apenas había evolucionado desde su fundación, una debilidad que facilitó su destrucción a manos de Darth Sidious.

Fuera de las películas, las series de animación, los libros y los cómics, los jedi se han convertido en algo más que un elemento de la cultura popular, llegando incluso a traspasar la barrera de la ficción. En los últimos censos de países como Australia o Reino Unido, casi un 1% de la población afirma que su religión es la jedi. Este hecho, que podría considerarse una curiosidad o una frikada de dimensiones extraordinarias, nos permite ver claramente como la obra de Lucas va más allá de lo que cualquier película podría llegar.

Star Wars. Manual de Supervivencia es un proyecto de LASDAOALPLAY? y El Cine de Hollywood.

jueves, 16 de octubre de 2014

Bugsy Siegel y su adicción a Hollywood (I)


Benjamin "Bugsy" Siegel (1906-1947) es, por derecho propio, uno de los mafiosos más estrechamente conectados con el mundo de Hollywood. En la larga historia de "acordes y desacuerdos" entre la meca del cine y el crimen organizado, el nombre de Siegel es uno de los primeros que salen a la luz. 

Siegel se había forjado, delictivamente hablando, en el seno del Sindicato del Crimen neoyorkino que habían construido Charlie "Lucky" Luciano y Meyer Lansky. Había crecido junto al primero y se consideraba hermano pequeño del segundo. Desde sus inicios en el mundo del Hampa, Siegel fue un leal ejecutor. Permaneció fiel a sus amigos mientras estos ascendían y sobrevivían dentro de las organizaciones de Arnold Rothstein, Joe Masseria y Salvatore Maranzano

Pero con el asesinato de Maranzano en 1931, el ascenso a la cumbre de Luciano y Lansky fue un hecho consumado. Siegel continuó progresando en el nuevo entorno y se convirtió en un efectivo miembro del "círculo interno" que debía regir el nuevo Sindicato del Crimen.

En 1935, los cada vez mayores contactos entre los clanes de Nueva York y Chicago, se tradujeron en la apertura de nuevos acuerdos para gestionar el tráfico de drogas, el juego y la prostitución en el área de Los Angeles. Hasta entonces, la red del crimen organizado en L.A. apenas existía. Se consideraba una ciudad abierta, donde cualquiera podía operar siempre que no metiera las narices en los negocios de otro. Solo sobresalía un hombre, Jack Dragna, y éste no estaba dispuesto a aceptar imposiciones de fuera. 

Cuando Siegel conoció a Dragna sintió un deseo irrefrenable de liquidarle. Haciendo gala de su impulsividad manifiesta, tuvo que ser frenado por Lansky que, como era habitual, diseñó una nueva estrategia para entrar en los negocios turbios de la ciudad. De vuelta en Nueva York, informaron que la prostitución y las apuestas eran un negocio muy fructífero en Los Angeles. Y, además, el sindicato de extras estaba disponible para ser manipulado. Controlarlos supondría atenazar a las majors de Hollywood y esa era un botín demasiado jugoso para ser desechado. La decisión de Nueva York fue enviar a Siegel a L.A. indefinidamente.

Siegel estaba casado pero sus aventuras sentimentales eran constantes. En esa época mantenía una relación con Ketti Gallian, una joven francesa que acababa de obtener un contrato con la 20th Century Fox. Tras instalarse en una mansión de McCarthy Drive (Beverly Hills) que costó 250.000 dólares de la época, reconectó con su viejo amigo George Raft, a la sazón una de las grandes estrellas de cine del momento. A partir de entonces, empezó a generar actividad ilícita creando más de quince garitos de juego en el área metropolitana. La conexión con el mundo de Hollywood, a través de Raft, se tradujo en la presencia habitual de gente como Al Jolson o Michael Todd en los antros de Siegel


Lansky había conseguido que Dragna y su lugarteniente, Mickey Cohen, se incorporaran a la estructura del Sindicato. Eso garantizó libertad de acción para Bugsy. Y se tradujo en la creación de una agencia de noticias para hipódromos que cubría tres estados: California, Nevada y Arizona. En esa época, los corredores de apuestas tenían que suscribirse a una agencia que se encargaba de proporcionar los nombres de los ganadores, las probabilidades de ganar la apuesta, y detalles sobre los jinetes. Los resultados de las carreras se demoraban hasta que se declaraban oficiales. Esta demora se ampliaba cuando se trataba de finales ajustados que debían resolverse a través de foto fija. Esa dilación permitía un margen que los jugadores podían aprovechar para sacar ventaja ya que conocían el resultado antes que los corredores. La agencia de noticias de Siegel, la TransAmerica, le hacía ganar 25.000 dólares mensuales.

Un inciso antes de proseguir. ¿Recordáis el falso garito que monta Henry Gondorff (Paul Newman) en El Golpe (The Sting, 1973)? Allí se ve como interceptan el flujo de noticias de una de las agencias para utilizar la dilación en su beneficio y hacer caer a Doyle Lonnegan (Robert Shaw).

Pero si alguien quería hacer fortuna en la ciudad tenía que centrarse en la incipiente industria del cine. En la década de los 30, los estudios producían 400 películas al año que eran vistas por cincuenta millones de estadounidenses cada semana en las casi quince mil salas repartidas por todo el país. Los ingresos netos por la venta de entradas ascendían a 700 millones de dólares anuales. Algo así era el paraíso de cualquier gángster y Siegel estaba en el lugar y momento idóneos. 

Bugsy se hizo con el control del sindicato de extras gracias a otro viejo amigo del barrio: Allen Smehoff, más conocido como Al Smiley. Todo aquel que deseaba ser extra tenía que afiliarse al sindicato y los estudios solo podían contratar a los que estuvieran apuntados. Eso permitía a Siegel embolsarse un porcentaje de las cuotas del sindicato y de los salarios de los extras. Pero quería más y amenazó con la convocatoria de una huelga para extorsionar a los productores con miles de dólares en "préstamos". Los estudios se intimidaron ante la posibilidad de una huelga salvaje y pagaron para salvar una maquinaria que no podía parar por ausencia de figurantes. Con el tiempo, este "negocio" le generó a Bugsy unas ganancias de 400.000 dólares al año. 

Pero los problemas empezaron a surgir cuando el Fiscal del Distrito, Burton Fitts, citó a Siegel para interrogarle acerca de un doble homicidio en el que podía estar implicado uno de sus ayudantes en el fraude de los extras. Bugsy huyó a Nevada para evitar la citación y, poco después, el fiscal perdió su puesto en las elecciones. La investigación quedó definitivamente aparcada al salir a la luz que la MGM había sufragado buena parte de la campaña de reelección de Fitts.

A finales de los treinta era indudable que Benny Siegel formaba parte de la élite social de Los Angeles. Se registró en el prestigioso Hillcrest Country Club y alternaba regularmente con la comunidad hollywoodiense en restaurantes como el Brown Derby, el Ciro's y el Romanoff's. En ocasiones, se le veía acompañado por jóvenes promesas del momento como eran Lana Turner y Ava Gardner. Conociendo la pasión que el juego ejerce sobre las personas, empezó a organizar partidas privadas de dados en las casas de Jack Warner y Louis B. Mayer. Además, jugaba habitualmente al póquer con Cary Grant, Clark Gable y Gary Cooper. Hedda Hopper, la célebre cronista de sociedad, solía decir: "a los criminales, al igual que a las señoras de moral dudosa, les encanta mezclarse con famosos."

Continuaremos con las andanzas de Benny en un próximo artículo.

lunes, 13 de octubre de 2014

Greenwich, escenario de cine


El distrito londinense de Greenwich es universalmente conocido por ser el lugar donde, en 1851, se estableció el Meridiano 0 de la era moderna. Pero más allá del Royal Observatory (donde un láser proyecta el punto exacto de la división cartográfica) se pueden encontrar otros enclaves cargados de historia. El Palace of Placentia, construido en 1443, fue residencia y sitio de nacimiento de varios reyes de Inglaterra, entre ellos Enrique VIII y sus dos hijas: María I e Isabel I. Caído en desgracia durante la Guerra Civil (1642-1651), los últimos restos del Palacio de Greenwich fueron demolidos en 1694. En su emplazamiento se erigió un hospital. El gran arquitecto Christopher Wren se encargó de su ampliación para convertirlo en una institución de referencia que albergaría al gran numero de militares heridos en conflictos bélicos. La mayor parte de lo que vemos hoy es el resultado del esmerado trabajo del arquitecto responsable de Saint Paul's Cathedral.

Cuatro años después del cierre del hospital de Greenwich (1869), el palacio se convirtió en centro de entrenamiento para los cadetes de la Marina Real. Así fue como pasó a denominarse Old Royal Naval College. Esto fue así hasta 1998 cuando una nueva Fundación se hizo cargo de la propiedad convirtiéndola en centro cultural y atracción turística. La Greenwich University y el Trinity College of Music también radican sus sedes allí.

En el cine, este maravilloso enclave ha jugado un importante papel en producciones recientes. Su aspecto señorial y las grandes dimensiones que posee, unido a la lejanía del centro de Londres, han permitido enmarcar producciones de época cuyo enorme despliegue se ha realizado sin tener que hacer cortes de tráfico. Así ha sido en películas como Lara Croft: Tomb Raider (2001), El Regreso de la Momia (The Mummy Returns, 2001), Sherlock Holmes (2009) y su secuela, Piratas del Caribe: En Mareas Misteriosas (Pirates of the Caribbean: On Stranger Tides, 2011) y Los Miserables (Les Misérables, 2012), donde se rodó la escena del funeral de Lamarque.

Pero yo quiero destacar dos cintas en concreto. En la primera, la presencia de la localización es breve pero trascendental. Me refiero a la conclusión de El Caballero Oscuro: la Leyenda Renace (The Dark Knight Rises, 2012). Gotham parece iniciar una nueva etapa sin Batman y, entre otras cosas muy importantes, vemos como Alfred Pennyworth (Michael Caine) está en su cafetería favorita de Florencia. Tras pasar un rato, se prepara para pagar la cuenta y, en ese momento, divisa algo que le produce una gran felicidad. 




Hace más de dos años que se estrenó la película y creo que ya no podemos destripar el argumento a nadie. Los spoilers deben tener fecha de finalización. Así que dejemos que las fotos se expliquen. En cualquier caso, la escena no se rodó en Florencia sino en la columnata del Old Royal Naval College

La segunda presencia es más extensa y se produce en Thor. El Mundo Oscuro (Thor: The Dark World, 2013). En Greenwich se sitúa un punto de convergencia entre universos que aprovecha Malekith (Christopher Eccleston) para desplegar a sus tropas. Planea liberar la sustancia mística del Aether para inundar de oscuridad el cosmos y restablecer el dominio de los elfos oscuros. Thor (Chris Hemsworth) se enfrentará a él y librará el combate en varios mundos. Las imágenes nos muestran alguno de esos momentos. 





A continuación os presento las fotos tomadas, sobre el terreno, por Silviaez y Clinisbud. Gracias de nuevo!


imagebam.com 

imagebam.com imagebam.com 

imagebam.com imagebam.com 

imagebam.com imagebam.com