viernes, 30 de enero de 2015

Star Wars. Planetas: Tatooine, Utapau y Yavin 4

Tres importantes planetas del Borde Exterior siguen ocupando nuestra atención. Y el primero de ellos es un pilar fundamental de la saga: Tatooine.

Tatooine se encuentra en el sector Arkanis y su situación, como cruce de caminos entre varias rutas comerciales, le otorga una posición privilegiada para beneficiarse del tránsito de naves de transporte que suelen hacer escala en el más importante de sus puertos: Mos Eisley. Los trapicheos, el contrabando y el tráfico ilegal de mercancías tienen un escenario privilegiado para desarrollarse puesto que el planeta no tiene un sistema de gobierno establecido. En un contexto de completa anarquía, los contrabandistas, cazarecompensas y traficantes gozan de manga ancha para sus negocios. Ni siquiera el Imperio dispone de una presencia fija. Tatooine concentra poderosos clanes criminales que tratan de buscar el lucro individual y extender el caos. En el planeta todo sirve a intereses personales y no existe ningún atisbo de resistencia política clandestina. Por consiguiente, al Imperio no le interesa demasiado lo que allí pueda suceder. Solo cuando una cápsula procedente de un destructor estelar se estrella en su superficie, se activan todos los protocolos de alarma. Porque ya sabemos que en su interior se esconde la semilla de una gran ofensiva de la Alianza Rebelde…

Tatooine es un planeta completamente desértico en superficie pero su atmósfera conserva una gran cantidad de humedad procedente de la época en que grandes océanos bañaban su corteza. Recoger esa humedad se convirtió en el único negocio legal de Tatooine.
Las granjas de humedad se encuentran por doquier. Utilizan sofisticados vaporizadores para recoger la humedad del aire y transformarla en agua para venta y consumo propio. El agua generada también sirve para irrigar cultivos, dispuestos en grandes hoyos bajo tierra, donde no pueden ser dañados por la potente luz del sistema binario de Soles: Tatoo I y Tatoo II.
Tatooine es decisivo en la saga por haber sido el hogar de un padre y un hijo, separados por un lapso de treinta y dos años. Anakin Skywalker nació allí como esclavo y se marchó para convertirse en Jedi. Diez años después, su regreso precipitado le convirtió en protagonista de un hecho trágico y nunca más volvió a la superficie de esa “roca inmunda”. Su hijo, Luke, fue llevado a Tatooine siendo un bebé para ser protegido de la cólera del Emperador. Obi-Wan Kenobi le dejó al cuidado de Owen y Beru Lars y permaneció allí veinte años como exiliado mientras perfeccionó su conocimiento de la Fuerza. La llegada de dos curiosos droides a la granja de humedad del tío Owen, precipitó una cadena de acontecimientos que serían claves en el devenir de la Guerra Civil galáctica. Y el joven Luke Skywalker hallaría finalmente su destino…

Cambiamos el objetivo y nos trasladamos a Utapau, un planeta cavernoso del sector Tarabba. Este insólito planeta también estuvo antaño cubierto por grandes océanos pero su corteza estaba compuesta por materiales fácilmente erosionables y, a lo largo de milenios, el agua fue excavando enormes cavernas que llegaron a rozar el núcleo magmático. Esta profundización en el manto del planeta afloró una rica variedad de minerales que son la principal fuente de subsistencia de los utapaunos. Las dos razas autóctonas de Utapau son conocidas por su habilidad para comerciar. Por otra parte, siempre han huido de conflictos y se han mantenido protegidos por una árida y erosionada superficie que les ofrece discreción. 
Pero esas intenciones de eterna neutralidad fueron barridas cuando Darth Sidious ordenó al general Grievous la conquista del planeta para sacar rendimiento de sus minerales en favor de la Confederación de Sistemas Independientes durante las Guerras Clon. Obi-Wan Kenobi siguió la pista de Grievous hasta Utapau y consiguió defenestrarle. Poco después, Sidious accedió al poder total en la capital y convocó la Orden 66 por la cual el ejército clon debía exterminar a todos los Jedi. Obi-Wan fue atacado aunque consiguió escapar.
Toda su clase dirigente fue esclavizada y deportada quedándose una delegación permanente del Imperio para administrar la extracción de minerales. Tras la victoria de la Alianza Rebelde en la Guerra Civil, los nuevos mandatarios de Utapau decidieron agregarse a la Nueva República rompiendo su tradicional aislamiento.

Concluimos este capítulo con Yavin 4. Se trata de un pequeño satélite boscoso que orbita alrededor de un gigantesco planeta gaseoso del sector Gordian. 
El pequeño Yavin 4 fue abandonado por la raza guerra de los Massassi hace siglos y permaneció deshabitado hasta que la Alianza Rebelde lo convirtió en su centro de operaciones tras ver comprometida su posición en Dantooine. Sin riquezas minerales ni razas a las cuales someter, Yavin 4 ha permanecido fuera del interés del Imperio llegando a ser incluso obviado en la cartografía oficial. Eso le convirtió en un lugar idóneo para que la Alianza Rebelde pudiera ocultar buena parte de su flota. 
Los Massassi construyeron grandes templos piramidales que los ingenieros de la Alianza reformaron para convertirlos en dependencias de mando y hangares para cazas. 
Hasta allí llega el Halcón Milenario, con la Princesa Leia a bordo, transportando los planos técnicos de la Estrella de la Muerte. Pero nada es gratutio ya que el Imperio ha conseguido colocar una señal de transmisión en la nave de Han Solo y ahora conocen la ubicación. El Gobernador Tarkin prepara la Estrella de la Muerte para acabar con la rebelión de un solo golpe. Aprovechando el pequeño margen que les queda, los rebeldes despliegan su ofensiva tratando de destruir la estación espacial antes de que la base quede al descubierto.
Cabe destacar que Yavin 4 también apareció en un capítulo de la serie animada sobre la Guerras Clon. En el mismo presenciábamos un enfrentamiento entre Anakin Skywalker y la joven Sith, Asajj Ventress.

Star Wars. Manual de Supervivencia es un proyecto de LASDAOALPLAY? y El Cine de Hollywood

jueves, 29 de enero de 2015

Star Wars. Planetas: Kamino, Kashyyyk, Mustafar y Naboo

Más allá del Borde Exterior se encuentra un espacio abierto e inexplorado cuyos misterios siguen siendo desconocidos para el resto de la galaxia. Uno de los pocos mundos con el que existe un leve contacto es Kamino. Pertenece a un sistema de trece planetas que orbitan alrededor de una estrella decadente. 

El planeta tuvo en el pasado grandes zonas terrestres pero los glaciares del interior continental se derritieron debido a un cambio climático. Prácticamente todo el terreno quedó sumergido bajo las aguas. Los Kaminoanos tuvieron que adaptarse a un medio cambiante y levantaron ciudades sobe pilotes formando grandes colonias que recuerdan la forma de las antiguas poblaciones continentales en las que utilizaban la altura para evacuar el agua de lluvia. Se trata de una raza con un intelecto muy desarrollado y se han distinguido siempre por su habilidad como clonadores.
Pero el gran diluvio les obligó a agudizar aún más su ingenio y a perfeccionar métodos que les ayuden a conseguir recursos para importar las materias primas y tecnologías que les son indispensables para sobrevivir. Perfeccionaron la técnica de clonación y practicaron la cría selectiva para asegurar la pervivencia de su raza. Aunque su carácter es austero y poco materialista, deben vender su producto como única forma de superar las adversidades que el clima les ha otorgado. 
Cuando un caballero Jedi llamado Syfo-Dyas les encargó la creación de un gran ejército clon, los Kaminoanos se lanzaron al mayor proyecto de clonación que la galaxia había conocido. Utilizando como modelo al cazarrecompensas Jango Fett, los espigados seres iniciaron una larga tarea para la cual invirtieron diez años: generar un colosal ejército de clones humanos.
El Primer Ministro de Kamino, Lama Su, siempre fue consciente de las consecuencias globales que provocarían en toda la galaxia pero la política interplanetaria no le interesa. Ellos solo cumplen con lo que se les pide sin importar el desenlace. Su aislamiento es fundamental para el trabajo que realizan.

Regresamos al Borde Exterior para hablar sobre Mustafar. Este pequeño planeta volcánico se encuentra en el sector Jenenma y es lo más opuesto a Kamino. Se trata de un mundo en volatilidad constante. Sus numerosos volcanes han creado un mundo incandescente en el que la lava se reparte por todos lados generando un clima infernal.
Pero no siempre fue así. Antaño Mustafar fue un planeta verde, surcado por frondosos bosques. Durante el apogeo de la República Galáctica, se alojaban allí numerosos templos Jedi y muchos aprendieron los caminos de la Fuerza en sus dominios. Pero los Sith creyeron que podían exterminar ese centro de aprendizaje. Los Sith utilizaron el poder del Lado Oscuro para desplazar la posición de uno de los gigantes gaseosos que rodean a Mustafar. Eso generó un cambio climático radical que forzó la evacuación de los templos Jedi. La acción del núcleo gaseoso de Jestefad cambió las constantes gravitatorias y reactivó el núcleo magmático de Mustafar con lo que los afloramientos de lava empezaron a surcar el planeta.
Desde ese momento, los mustafarianos se dedicaron a aprovechar estos brutales recursos de lava para crear grandes fundiciones que, con el tiempo, serían utilizadas por la Confederación de Sistemas Independientes para fabricar droides de combate durante las Guerras Clon. De hecho, Mustafar fue la última capital de los Separatistas antes de ser destruidos por el sable láser del que fuera un prometedor caballero Jedi y que ahora responde al nombre de Darth Vader, un poderoso Sith.
Tras acabar con el último cuartel general Separatista, Vader vio llegar una nave de transporte. En ella viajaba su esposa Padme Amidala y un invitado no esperado: Obi-Wan Kenobi. Mustafar fue el lugar del enfrentameinto final entre ambos cuyo resultado final determinó las características físicas del Vader que siempre hemos conocido.

Entramos ahora en la región de la Franja Media para hablar de Kashyyyk. El conocido popularmente como “mundo de los wookies” se encuentra en el sector Mytaranor y es un planeta de vegetación exuberante y frondosa. De hecho, se le considera el mundo más selvático de la galaxia puesto que sus árboles (llamados wroshyr) pueden llegar a medir varios kilómetros de altura. El entorno general es de jungla cerrada, surcado por grandes ríos y lagos. Su inclinación axial y la órbita perfectamente circular determina que no tenga estaciones y que el clima sea extraordinariamente cálido. Hay también grandes mares e islas repletas de arrecifes de coral y playas de arena. 
La especie dominante del planeta son los wookies, una especie de peludos humanoides cuyo miembro más conocido es el entrañable Chewbacca. Los wookies han establecido sus comunidades en los árboles wroshyr. Su extraordinaria altura y fuerza les permite sobrevivir en un ecosistema muy agreste plagado por una fauna muy diversa que, especialmente, se concentra en las partes bajas de la jungla. Por ello los wookies siempre han vivido en las partes altas de los árboles, como forma de defensa natural ante otras especies.
A pesar de su apariencia contundente y salvaje, los wookies siempre han tenido una gran vocación pacífica y se han integrado en las grandes instituciones de la República Galáctica. Con el auge del Imperio, se les consideró enemigos del régimen y la mayor parte de ellos fueron confinados en Kashyyyk bajo vigilancia. El objetivo de los mandos imperiales era asegurar que una raza de la competencia, habilidad y fuerza de los wookies no se uniera en masa a la Alianza Rebelde. Con el advenimiento de la Nueva República, los wookies volvieron a los centros de poder.

Concluimos este recorrido con uno de los planetas más bellos de la galaxia: Naboo. Se encuentra en la Franja Media, dentro del sector Chommell. Se trata de un planeta en el que dos civilizaciones conviven de forma simbiótica. Por un lado, tenemos a los humanos que habitan la superficie, conocidos como los naboo. Tiene su capital en la ciudad de Theed. Por otra parte, tenemos a unos seres amfibios conocidos como los gungan. Los gungan habitan en el núcleo acuático del planeta y su capital recibe el nombre de Otoh Gunga.
Naboo es un planeta de estructura curiosa y única. Su núcleo es poroso y acuático. No tiene un centro magmático ni una corteza o manto pétreo. Los continentes de la superficie son piezas de tierra en suspensión. En el núcleo acuático viven toda clase de depredadores a cual más mortífero. Los gungan y los naboo llevan tiempo distanciados pero los acontecimientos relacionados con el bloqueo comercial al cual son sometidos por la Federación del Comercio, determinará que vuelvan a unirse para hacer frente a una invasión droide que pretende generar una gran crisis en la Antigua República.
Los naboo forman una sociedad pacifista, dialogante y amante de la cultura y las artes. Su compromiso con la Democracia es intrínseco a su historia y se articulan entorno a un sistema monárquico de elección democrática donde el máximo periodo de gobierno del Rey o Reina se limita a ocho años. Durante el reinado de Padme Naberrie Amidala, el planeta tuvo que afrontar su desafío más importante. Superada esa amenaza, Padme concluyó su mandato y posteriormente fue elegida para representar a Naboo ante el Senado Galáctico. 
El compromiso democrático de Naboo con la República es incuestionable aunque el que fuera su senador y posterior Canciller Supremo, Palpatine, tenía unos planes muy diferentes a los que consagra su pueblo.

Star Wars. Manual de Supervivencia es un proyecto de LASDAOALPLAY? y El Cine de Hollywood

miércoles, 28 de enero de 2015

Títulos referencia para la primavera 2015: Child 44


En la antigua URSS estalinista la propaganda oficial difundía un mensaje claro entre la población: los ciudadanos de la Unión Soviética vivían en la mejor sociedad posible. El Estado era el garante de todos los servicios y tutelaba con rigor los destinos del país y sus habitantes para que ninguno de ellos quedara desasistido. El dirigismo y la ausencia de libertad habían hecho mella en el pueblo soviético y muchos miembros de los cuerpos y fuerzas de seguridad eran auténticos devotos del sistema. Este es el caso de Leo Demidov (Tom Hardy), un miembro del MGB (órgano predecesor de la KGB) a quien se le encarga investigar una serie de asesinatos de niños. 

Conforme avanza en la investigación, Demidov va encontrando conexiones con las altas esferas del Partido Comunista mientras el sueño de una "sociedad libre de crímenes" se disuelve entre la sangre que el asesino va dejando a su paso. 

Child 44 es la adaptación de la novela homónima de Tom Rob Smith, publicada en 2008. En ella, el escritor británico utilizó el género del thriller para desgranar los elementos de corrupción del Estado Soviético y también la realidad de la acción política en el periodo de Josef Stalin. El sistema educativo doctrinario, el mal estado de los orfanatos y los servicios de ayuda social, la impunidad de la policía secreta, la represión de la homosexualidad... son elementos que el autor incorporó a una trama que fue unánimemente considerada como brillante y magistral. En cuanto al tema de los asesinatos, Smith se inspiró en los crímenes de Andrei Chikatilo, más conocido como el carnicero de Rostov. Entre 1978 y 1990, cometió más de 50 asesinatos de mujeres y niños. Fue condenado a muerte y ejecutado en 1994.


Desconocemos si la adaptación cinematográfica podrá tocar tantas teclas pero es evidente que, a priori, es uno de los films más interesantes de la nueva temporada. El escritor y prolífico guionista, Richard Price, es el responsable del libreto mientras que la dirección corresponde al sueco Daniel Espinosa, quien realiza su segundo trabajo en Hollywood tras la irregular Safe House (2012). Ridley Scott fue el primero en creer en el proyecto e iba a dirigir la película hasta que la pre-producción de Exodus lo hizo imposible. Finalmente se quedó con el rol de productor a través de su compañía Scott Free Productions.

Además de Tom Hardy veremos también a Noomi Rapace, Gary Oldman, Joel Kinnaman (The Killing, Safe House, Robocop), Vincent Cassel (que sustituyó al inicialmente previsto Philip Seymour Hoffman), Paddy Considine, Jason Clarke, y Dev Patel (Slumdog Millionaire).

Star Wars. Planetas: Dagobah, Endor, Geonosis y Hoth

Entremos al Borde Exterior y sumerjámonos en sus misterios y contrastes. Empecemos con Dagobah

Situado dentro del sector Sluis, Dagobah es un enclave pantanoso caracterizado por una vegetación desaforada. A lo largo de la historia conocida de la galaxia nunca se ha mencionado el planeta por ninguna razón. La falta de interés se debe a su consideración como simple lodazal. Más allá del agua estancada y de los espesos bosques húmedos, Dagobah no ofrece nada interesante. Su atmósfera genera tormentas fuertes continuamente pero la ausencia de una tierra firme en superficie impide extraer cualquier tipo de recurso. Además, está habitada por toda clase de criaturas que se han adaptado al medio. En los pantanos podemos encontrar especies amfibias y reptilianas mientras que los bosques son surcados por los bogwings, una raza de reptiles dotada de grandes alas. En cualquier caso, no hay atisbo de vida inteligente en Dagobah.

Con el surgimiento del Imperio y el inicio de la purga a los Jedi, el maestro Yoda se exilió en Dagobah tras haber asistido al nacimiento de los gemelos Luke y Leia en Polis Massa. Su ocultación en un planeta remoto y minusvalorado era la mejor garantía de supervivencia ante un Imperio Galáctico que iba a controlar los centros de poder y las principales rutas comerciales. 
Durante 22 años, Yoda esperó que la nueva generación de la familia Skywalker estuviera preparada para ponerse en situación de vencer al Emperador. Obi-Wan Kenobi instruye a Luke Skywalker acerca de la necesidad imprescindible de continuar su entrenamiento como Jedi a las órdenes del mejor de los maestros. Así es como Luke se dirige a un lugar en el que deberá vencer sus mayores temores y superar las dudas y el escepticismo para poder convertirse en el elegido que cambie el orden establecido. 
Tras acudir al encuentro de Darth Vader cuando aún no estaba preparado, Luke regresa a Dagobah para encontrar a un Yoda moribundo. Pero lo que le será revelado en los pantanos cambiará para siempre sus convicciones.
Dice la leyenda que, siglos antes de las Guerras Clon, el caballero Jedi llamado Minch abatió a un Sith en Dagobah y la energía oscura, consecuentemente liberada, impregnó una cueva cercana. Esto explica que ese lugar esté dominado por el lado oscuro y Yoda se aproveche de ello para someter a Luke a su prueba más exigente.

Continuamos con la luna selvática de Endor. Se trata de una luna santuario que orbita alrededor del planeta gaseoso de Endor, en el sector Moddell. Este satélite tiene un clima muy templado debido a su órbita regular. Milenios atrás, fue un satélite volcánico pero la extinción de la mayoría de los centros ígneos generó un sustrato sumamente fértil que el clima húmedo convirtió en enclave de bosque espeso. Las especies vegetales y animales son numerosísimas pero una comunidad destaca especialmente: los Ewoks. Se trata de una curiosa raza de pequeños bípedos peludos que han desarrollado un lenguaje y unas tradiciones propias. A pesar de la competencia con una gran cantidad de depredadores, han logrado prevalecer utilizando su inteligencia e ingenio para crear armas y trampas que les han protegido y les han proporcionado alimento. 
Quiso el destino que los Ewoks se colocaran en el centro de la acción a consecuencia de la construcción de la Segunda Estrella de la Muerte en sus proximidades. El escudo protector de la estrella de combate debía emitir una señal cercana y el Imperio decidió construir la central de transmisiones en la luna de Endor. La Alianza Rebelde traza un plan para deshabilitar la poderosa antena y será entonces cuando el comando terrestre, liderado por Han Solo y Luke Skywalker, tomará contacto con esta escéptica pero amigable raza cuyo desempeño será fundamental en la batalla final contra el Imperio.

Geonosis es un planeta del sector Arkanis que, en apariencia, presenta una imágen desértica y montañosa. Eso es debido a que los geonosianos han construido un modo de sociedad bajo tierra, habiendo construido una interminable red de grutas. La especie más extendida se organiza en colonias colmena y su ocultación dentro de una serie de torres, de origen orgánico, les protege de los agresivos depredadores que pueblan el planeta. Los geonosianos son seres cuasi insectoides que se estrucuran en castas totalmante segregadas. La clase dirigente gobierna con autoridad desmedida mientras que los obreros trabajan en grandes enjambres que con el tiempo se han convertido en un negocio más lucrativo: fundiciones para crear droides de combate. El planeta está rodeado por un cinturón de asteroides rico en metales pesados. Eso supone una fuente de materia prima interminable para las fundiciones.
El Conde Dooku ha tejido importantes lazos con los geonosianos para que la producción de droides se vea constantmente aumentada ante el inminente inicio de la guerra contra la República. Y cuando Obi-Wan Kenobi, Anakin SKywalker y la senadora Padmé Amidala irrumpen en sus dominios la reacción es inmediata. La batalla de Geonosis enfrentará a droides y Jedi. Además, supondrá el debut en acción del nuevo ejército clon de la República. Las Guerras Clon empiezan en ese detestable páramo.

Terminamos este repaso con Hoth, un planeta helado perteneciente al sector Anoat. Su órbita cercana a una estrella fría provoca que el planeta esté sumido en un clima helador cuya media oscila los 61 grados bajo cero. Además, Hoth se ve salpicado por constantes tormentas de nieve y por fuertes ventiscas que aumentan aún más la sensación de frío. Con esta climatología, son pocas la especies que han podido adaptarse pero seguimos encontrando variedades de fauna que presentan un grado importante de cercanía al medio. Los taun taun son la especie más destacable. Son una especie omnívora domesticable que se ha convertido en vehículo improvisado cuando las tormentas impiden el vuelo de los cazas. Luke Skywalker llegó a conocer bien a otra especie. Se trata de los voraces depredadores conocidos como wampa. Se trata de unos repto-mamíferos, de 2,5 metros de altura, cuya hostilidad solo es comparable a su fuerza. Solo un arma Jedi podrá asegurar la supervivencia de Luke.
En Hoth se encontraba, durante la Guerra Civil Galáctica, una de las bases más importantes de la Alianza Rebelde. Pero la llamada Base Echo fue descubierta por los ciberespías del Imperio y muy pronto Darth Vader ordenó un asalto en superficie utilizando los imponentes AT-AT. La eficiencia en la evacuación de la base demostrará una vez más que la Alianza es capaz de sobreponerse e improvisar aun cuando uno de sus centros de operaciones tenga que ser abandonado.

Star Wars. Manual de Supervivencia es un proyecto de LASDAOALPLAY? y El Cine de Hollywood