viernes, 31 de octubre de 2014

Bugsy Siegel y su adicción a Hollywood (II)



Con sus negocios floreciendo en el área de Los Angeles, Siegel empezó a construir su propia mansión en Delfern Drive (Bel Air) donde tendría como vecinos a Humphrey Bogart, Bing Crosby y Vincent Price. En su gran piscina solía nadar cada día y pasaba las tardes en el gimnasio YMCA de Hollywood. Desde la sauna de dicha instalación, cerró muchos de sus acuerdos. En los días que no salía a jugar, acostumbraba a entregarse a un ritual de cuidados estéticos. A las diez de la noche ya dormía. Su dinámica habitual le emparejaba con las estrellas de cine del momento y, como no tenía pelos en la lengua, le confesó a su amigo George Raft que él mismo podría ser una estrella más rutilante.

"Benny se interesó mucho por las películas. Compró cámaras, proyectores y diversos equipos, y a menudo venía a los estudios para observar el proceso técnico. Un día me pidió que lo filmara y lo hice con su cámara en mi camerino, y más tarde enseñó la película en casa. Me daba la impresión que, al igual que mucha gente, él era un actor frustrado y en secreto quería hacer carrera en el cine."

George Raft


Siegel también pagó para que le hicieran una prueba en película de 16 mm. Aunque nadie aceptó, hizo correr la voz que varios directores habían visto la prueba en su casa. Esta ambición frustrada no le alejó del mundo de las cámaras y seguía acudiendo a rodajes de forma constante. Así fue como un día le llamó la atención una aspirante a actriz llamada Virginia Hill. La joven había salido con personajes bastante siniestros y se sabía que su ocupación verdadera era la de correo de la mafia. Eso atrajo aún más a Siegel. Su primer encuentro se produjo en una fiesta que ella organizó en el restaurante Mocambo. Poco tiempo después, ya se les vio juntos en varias cenas junto a un núcleo selecto de amistades entre las que se encontraban Cary Grant y Lana Turner. En el estreno del film  Bola de Fuego (Ball of Fire, 1941) la pareja fue intensamente fotografiada y esas imágenes las vio Estelle Siegel en un periódico de Nueva York. Los trámites de divorcio empezaron en ese mismo instante.


En esa época, los problemas con la justicia siguieron golpeando a Ben Siegel. Acusado del asesinato de Hank Greenberg en Hollywood, fue detenido en su casa de Bel Air no sin antes comprobar que se había escondido en el ático armado con dos revólveres. Su encarcelamiento fue más mediático que efectivo. En la celda recibía comida especial y disponía de un régimen de salidas muy laxo. Su abogado, Jerry Giesler, era conocido por ser el salvador de varias estrellas, entre ellas Charles Chaplin y Errol Flynn. Y demostró su notable destreza para conseguir que se retiraran los cargos debido a la falta de testigos. El Fiscal del Distrito, John F. Dockweiler, apoyó la moción y el expediente se archivó. Poco después se descubrió que Siegel había aportado 30.000 dólares a la campaña de reelección del Fiscal.

Pero llegamos a 1943 y ese año marca un punto de inflexión en la carrera delictiva de Bugsy Siegel. A principios de ese año, mientras los jóvenes norteamericanos luchaban y morían en el norte de África y Sicilia, el mafioso de 37 años consigue un préstamo del Sindicato Criminal para construir un gran casino en Las Vegas. A diferencia de la imagen mostrada en el cine, Siegel no estaba descubriendo nada. Ya existían, en esos momentos, dos casinos en Las Vegas: el Last Frontier y el Rancho Vegas. Incluso el edificio que se acabaría convirtiendo en el Flamingo ya estaba, por entonces, en construcción. Su idea era la de aportar luz, glamour y pompa a un Strip que era poco más que una carretera polvorienta.

La elección del nombre Flamingo no fue un capricho. Respondía al apodo que acompañaba a Virginia Hill en determinados círculos. A pesar de su contumaz actitud de mujeriego, parecía que veía en ella a su pareja definitiva y luchó por ello hasta que le fue posible.

Siegel prometió a Luciano y Lansky que el Flamingo costaría un millón de dólares. Lo que ocurrió después fue el inicio de su caída. Un año después, el coste ya se había disparado a cuatro millones. Las leyes sobre construcción en tiempo de guerra provocaban que los materiales fueran mucho más escasos. Incluso llegó a pedir a varios magnates de Hollywood que comprobaran si en sus almacenes disponían de vigas, tuberías y cemento sin usar. Él quería lo mejor y más lujoso en una época en que esto era aún más difícil de conseguir. Unos ejemplos más, las cortinas del casino eran altamente inflamables y hubo que tratarlas químicamente. La sala de calderas tuvo que agrandarse, debido a la colosal estructura del complejo. Dólares y más dólares invertidos sin garantía alguna de devolución.


Sin fondos y sin crédito, Bugsy empezó a vender acciones del casino a sus amistades llegando incluso a desprenderse de acciones que no tenía en su paquete personal. Acabó vendiendo su casa para obtener liquidez. Siegel y Hill empezaron a discutir de forma constante y ella regresó a Los Angeles, donde inició una aventura con el hijo del fundador de Universal Pictures. Pero su carácter histriónico y temperamental arruinó cualquier posibilidad alternativa. El consumo habitual de drogas acentuó ese comportamiento y durante esa época protagonizó varios altercados violentos que mostraron un grado de psicopatía emergente.

Atizado por las deudas, Siegel decidió abrir antes de tiempo el Flamingo. Invitó a todas las estrellas de Hollywood que conocía para que asistieran a la inauguración del 26 de diciembre de 1946. Pero pronto chocó con la dura realidad. El poderoso magnate de la prensa, William Randolph Hearst, amenazó a los jefes de las majors con dar los nombres de los actores que acudieran a esa celebración. La respuesta fue inminente. Louis B. Mayer, Jack Warner, Harry Cohn, y el resto de sus colegas prohibieron a sus estrellas la presencia en la inauguración. Otros actores que disponían de más libertad sí que estaban dispuestos a ir pero el mal tiempo impidió que el avión fletado por Siegel pudiera despegar de Los Angeles. Solo George Raft y unos cuantos intérpretes de segunda fila decidieron acudir.

Pero el casino no estaba listo. Las habitaciones no estaban aún terminadas. Los jugadores que tuvieron suerte pudieron marcharse con sus ganancias. Si hubieran podido dormir allí, al día siguiente podrían haber perdido lo obtenido. El resultado fue que se perdió medio millón de dólares en esa primera noche. Ante este panorama, Siegel cerró el casino y continuó con las obras.

Continuará...

miércoles, 29 de octubre de 2014

Marvel Studios presenta la Fase III


Marvel Studios presentó ayer, por sorpresa, la configuración completa de la Fase III del Marvel Cinematic Universe. Son nueve películas que se estrenarán entre 2016 y 2019. El mismo Kevin Feige se encargó de presentar el slate mientras los medios convocados quedaban asombrados ante la capacidad de planificación y la potencia de los títulos que la factoría tiene pensado ofrecer en los próximos años:

6 de mayo de 2016 - Captain America: Civil War 
4 de noviembre de 2016 - Doctor Strange 
5 de mayo de 2017 - Guardians of the Galaxy 2 
28 de julio de 2017 - Thor: Ragnarok 
3 de noviembre de 2017 - Black Panther
4 de mayo de 2018 - Avengers: Infinity War – Part I 
6 de julio de 2018 - Captain Marvel 
2 de noviembre de 2018 - Inhumans
3 de mayo de 2019 - Avengers: Infinity War – Part II 

Este nuevo timetable es extraordinariamente completo porque combina nuevos personajes de la casa (Doctor Strange, Black Panther, Captain Marvel, Inhumans) con la continuidad de los superhéroes ya establecidos. Hay nuevas entregas de Captain America, Guardians of the Galaxy, Thor, y una tercera parte de Avengers que se dividirá en dos films.


También han demostrado que apuestan fuerte con sagas absolutamente rompedoras como Civil War, Ragnarok e Infinity Gauntlet. Esta Fase III no va a ser una simple continuidad de tramas. Va a cambiarlo todo.

Por supuesto, el riesgo resulta más fácil de asumir cuando la base es sólida. Hasta el momento, Marvel Studios ha producido diez películas en seis años. Dichos films suman más de 7100 millones de dólares de recaudación a nivel mundial. Con la llegada, la próxima primavera, de Avengers: Age of Ultron se puede asegurar que obtendrán otros mil millones. Algo que, hasta el momento, han logrado con la primera entrega de Avengers (2012) y con Iron Man 3 (2013).

Esta es la diferencia entre Marvel y Warner-DC. Los segundos han sacado un ambicioso plan de estrenos cuando no tienen nada construido en su universo cinematográfico conjunto. Ojalá Batman v Superman sea un gran film y funcione pero hay que reconocer que el movimiento es muy arriesgado y viene claramente motivado por la voluntad de competir con Marvel en igualdad de condiciones. Pero ir a remolque siempre puede traer consecuencias.

Una Fase III con Capitán América e Iron Man enfrentados en Civil War, con Thor enfrentándose al fin de Asgard en Ragnarok, y con Los Vengadores ante un Thanos con poder omnipotente tras conseguir las Gemas del Infinito, produce una sensación de vértigo y atracción brutal. Habrá cambios en la alineación de los Vengadores. ¿Quienes serán los que aparentemente causarán baja?. Habrá que asumir pérdidas irreparables, eso es seguro.

Por otra parte, también se confirmó a Chadwick Boseman para el papel de T'Challa alias Pantera Negra. Se rumorea la contratación de Benedict Cumberbatch para interpretar a Stephen Strange y queda por saber cual será la actriz que dará vida a Carol Danvers a.k.a. Captain Marvel

Viuda Negra y Hulk no tendrán películas individuales. Feige insiste en los grandes planes que tienen para Natasha Romanoff pero quizá tengan previsto un cambio de actriz en el futuro. Ponerse a pensar más allá de 2019 resulta un ejercicio de previsión demasiado exacerbado.

Por otra parte, se mostraron nuevos trailers que generaron el delirio entre los presentes en El Capitan Theatre de Hollywood. El primero es un trailer extendido de Avengers: Age of Ultron en el que se incluye la escena en que nuestros héroes están reunidos en la Torre Stark de Nueva York. Una vez más, comprobamos el talento de Joss Whedon para crear situaciones que pueden implicar a un gran número de personajes en una simple escena. Y también es evidente la habilidad para mezclar comedia y drama en un instante.

El segundo vídeo muestra al Titán loco. Mejor vedlo y lo comentamos...



martes, 28 de octubre de 2014

Alarma social en North Carthage: Perdida (Gone Girl)



David Fincher ha conseguido, con su certera trayectoria, definirse claramente como un cineasta autor. Incluso cuando cambia de registro, siempre persiste en su labor un tratamiento elegante, seductor, y profundamente oscuro. Aunque manifieste una destreza especial en el thriller, tiene la facultad de aportar un toque escéptico y desgarrador al material que decide convertir en pieza fílmica. 

En esta ocasión, ha declarado que no concibe Perdida (Gone Girl) como un thriller. La define como un drama criminal entorno a un matrimonio. Su objetivo principal en este film es el de dar una vuelta de tuerca a lo que podría haber sido la crónica de una crisis matrimonial. Y el libro homónimo de Gillian Flynn, que ella misma ha convertido en guión, le ha permitido subir un nuevo peldaño en su carrera.

En mi opinión, creo que estamos ante un relato sombrío, detallista, pausado y tenso. La configuración de los personajes y su estatus social permite una estilización dramática en el que la tensión narrativa se alarga para ofrecernos unos flashback, situados de forma efectista, que completan una historia en la que el background se nos va dando a pequeñas dosis. Hasta aquí no hay nada que no hayamos visto antes. Lo que resulta más interesante es ver la sutil forma en que Fincher crea una transición casi imperceptible entre el último flashback y la primera narración paralela al contexto físico y humano que la película muestra desde el inicio. Esta crónica dual de los hechos, mostrada con tanta eficacia, es uno de los elementos que más valoro de la cinta.

No puedo hablar del argumento. Incluso me parecería una enorme irresponsabilidad incluir una sinopsis introductoria. Esta es una película para disfrutar desde el total desconocimiento previo. Sus ardides, astucias y añagazas (como diría alguien que ocupa un cargo de máxima responsabilidad) deben ser disfrutadas como un espectador virgen, sin contaminaciones previas.

Por consiguiente, creo que lo más relevante es constatar algunos rasgos estilísticos que puedan ser compartidos o no por aquellos que la habéis visto y resulten inofensivos para los que aún no hayáis accedido a la sala. 

No era fácil elegir a la actriz que interpretara a Amy Dunne. Es un papel francamente exigente a todos los niveles pero no se puede afrontar desde la vehemencia sino desde una óptica completamente opuesta. Por tanto, había que buscar a alguien cuyas reacciones emocionales no fueran nada convencionales ni habituales. Esas características atenuadas, gélidas, pero no carentes de respuesta emocional hallan la mejor personificación en Rosamund Pike. La "reina del hielo" que se dio a conocer interpretando a la principal secuaz de Gustav Graves en Muere Otro Día (Die Another Day) se ha forjado una carrera en que la apariencia sencilla se combina con una mirada turbadora. Depende del director sacar mayor o menor partido de ello y queda claro que Fincher se ha situado a la cabeza al sintonizar con un registro oculto de la actriz que, en esta ocasión, expresa con mayor ahínco.

El director también consigue dotar al film de una acertada capa de crónica social. Sin llegar a establecer una denuncia expresa sí que realiza un contundente retrato del tratamiento de ciertas informaciones por parte de los medios de comunicación. La aparición de un circo mediático que va corrompiendo los hechos en base a especulaciones y testimonios parciales, crea un juicio paralelo en el que la presunción de inocencia es un principio que se pervierte en beneficio de lograr un mayor impacto que multiplique los datos de audiencia. Cuando la culpabilidad no está probada, nos encontramos ante un campo abonado a la difamación. Si la culpabilidad se demuestra, los medios se adjudican el triunfo y se reparten medallas de buena conducta profesional. Si la justicia demuestra lo contrario, nadie pide perdón. Y el absuelto deberá asumir daños irreparables en su honorabilidad y proyección pública.

Estamos ante un film que tiene la virtud de mostrarnos muchas de las aristas de este fenómeno de acoso mediático que se manifiesta cuando aún no sabemos el desenlace de los acontecimientos y, por tanto, somos neutrales acerca de la atribución de culpas. Creo que la sociedad occidental debería reflexionar sobre ello y reprender a aquellos que pretenden sobre-informarnos a costa de cargarse la calidad periodística y la contrastación mínimamente exigible.

Gone Girl es una película que busca un impacto de fondo. Sin estar carente de una contundencia, en ocasiones muy gráfica, manifiesta un equilibrio narrativo excelso. En cuanto a la conclusión existe mucha disparidad de opiniones. Algunos creen que no está a la altura del conjunto. Yo creo que es la parte más endeble de la cinta en cuanto a la exposición de hechos pero no cuestiono su mensaje. La vida está llena de efectos grisáceos y en esa tesitura debemos enmarcar la trayectoria del matrimonio Dunne.

viernes, 24 de octubre de 2014

Star Wars. Conceptos básicos: Los Sith

El origen de los Sith se remonta a los mismísimos albores de la Antigua República. Algunos Jedis decidieron pasarse al lado oscuro de la Fuerza. Estos “jedis oscuros” fueron derrotados por sus antiguos compañeros y tuvieron que huir hasta los confines más lejanos de la galaxia. Acabaron hallando refugio en el remoto planeta Ziost, situado en el extremo norte del Borde Exterior. Allí sometieron a una especie poderosa pero manipulable cuyo nombre era Sith.

Con el tiempo, estos “ángeles caídos” se convirtieron en auténticos Dioses para sus nuevos súbditos. Utilizando sus pérfidos poderes de control de la Fuerza, se autoproclamaron “Lores de los Sith” e iniciaron una reconquista de sistemas para lograr ser dominantes en la galaxia. Pero fue entonces, unos 5000 años antes de los hechos que explica Star Wars Episodio IV: Una Nueva Esperanza, cuando empezó una disputa interna entre dos de los lores más poderosos: Naga Sadow y Ludo Kressh.

Kressh no quería invadir el espacio de la República, temeroso de la reacción que podría provocar. Su idea era la de dominar el Borde Exterior y formar un contrapoder desde allí que fuera fortaleciéndose con el paso del tiempo. Naga Sadow representaba la postura contraria. Consideraba una empresa poco fructífera quedarse en el Borde Exterior. Su ambición iba mucho más allá pues deseaba someter a los Jedi y disfrutar de las riquezas del núcleo de la galaxia.

Sadow logró imponer su tesis pero los avances hacia el espacio de la República fueron rápidamente rechazados y se acabó refugiando en Yavin 4 junto al resto de sus seguidores. Descartada la opción de expansionarse, Sadow impulsó la construcción de numerosos templos Sith donde nuevas generaciones de aprendices fueron adiestrados en las artes oscuras.

Mil años más tarde, el caballero Jedi, Exar Kun, se somete al lado Oscuro tras haber estudiado las disciplinas Sith. Tras convertir en aprendiz al Jedi Ulic Qel-Droma, ambos acaudillan un ejército krath (Sociedad adoradora de los Sith) para invadir Coruscant. Es lo que se conoce como la Gran Guerra SithExar Kun es finalmente derrotado y Ulic Qel-Droma, arrepentido por sus terriles actos de traición, se exilia en las regiones desconocidas, más allá del Borde Exterior.

Pero los Sith nunca son eliminados por completo. El resto de sus huestes sigue predicando su mensaje durante generaciones hasta encontrar nuevos líderes. Transcurridos otros mil años, Darth Bane lidera una nueva cruzada a la que dedica dos mil años. Su conocimiento del lado Oscuro de la Fuerza le permite usar su extrema longevidad para mantener un liderazgo fuerte. Pero todos sus esfuerzos perecen en la batalla de Ruusan donde su discípulo, Lord Kaan, se enfrenta al ejército Jedi. Para vencer a los Guardianes de la Paz, Kaan y los suyos se inmolan con una bomba mental, un artilugio Sith que consume a todos los seres sensibles a la Fuerza que se encuentren en su amplio radio de acción. Pero tal acción suprime definitivamente las fuerzas Sith y les condena nuevamente al exilio. Es entonces cuando Darth Bane llega a una importante conclusión: la Orden Sith se debilita con la existencia de un grupo numeroso. A partir de ese momento, dispone que nunca haya más de dos Sith al mismo tiempo (un maestro y un aprendiz). Oculta la Orden en el más profundo secretismo y restaura la tradición de establecer el nombre de Darth a sus futuros seguidores.

De esta forma, a lo largo de mil años, los Sith permanecen ocultos, a la espera de que se presente el momento que tanto ansían, la oportunidad de conquistar la República desde dentro.
Darth Sidious, siguiendo esta estrategia, prepara a un letal aprendiz zabrak, llamado Darth Maul, para que sea la mano ejecutora de sus perversos planes. Pero de todo ello ya hablaremos en un próximo artículo.

Star Wars. Manual de Supervivencia es un proyecto de LASDAOALPLAY? y El Cine de Hollywood.

jueves, 23 de octubre de 2014

Primer trailer de Avengers: Age of Ultron



"I'm gonna show you something beautiful, everyone screaming for mercy; you want to protect the world but you don't want it to change. You're all puppets tangled in Strings, STRINGS. But now I'm free, there are no strings on me."

Ultron






MARVEL STUDIOS presents  "AVENGERS: AGE OF ULTRON"

ROBERT DOWNEY JR.  CHRIS EVANS  CHRIS HEMSWORTH

MARK RUFFALO  SCARLETT JOHANSSON  JEREMY RENNER
ELIZABETH OLSEN  AARON TAYLOR-JOHNSON  COBIE SMULDERS
PAUL BETTANY  THOMAS KRETSCHMANN  ANDY SERKIS
with SAMUEL L. JACKSON as Nick Fury and JAMES SPADER as Ultron

Music by BRIAN TYLER
Cinematography by BEN DAVIS
Film editing by JEFFREY FORD and LISA LASSEK
Production design by CHARLES WOOD

Produced by KEVIN FEIGE

Written and directed by JOSS WHEDON