20 de abril de 2014

Un nuevo redactor llega al Daily Planet

"In the decade of the 1930s, even the great city of Metropolis was not spared the ravages of the worldwide depression. In times of fear and confusion, the job of informing the public was the responsibility of the Daily Planet, a great metropolitan newspaper whose reputation for clarity and truth had become the symbol for hope in the city of Metropolis..."


The Daily Planet, el faro que guía al mundo con la información más veraz y contrastada, acaba siendo el lugar en que el joven Clark Kent decide emplearse para continuar integrándose en el mundo que le ha acogido. Qué mejor para estar al corriente de los acontecimientos más importantes del planeta que un periódico, con tradición, que cubre todos los acontecimientos desde la ciudad de Metropolis.

A lo largo de las numerosas adaptaciones realizadas sobre el Hombre de Acero en cine y televisión, hemos visto numerosas representaciones del mítico periódico surgido de la imaginación de Jerry Siegel & Joe Shuster. Pero fue en la renombrada versión de Richard Donner donde se sacó más partido del escenario urbano utilizando las calles de Nueva York (ciudad que claramente inspiró a los creadores del cómic para crear Metropolis). Se rodó en la urbe de los rascacielos durante cinco semanas y, curiosamente, coincidió con el apagón eléctrico que sufrió el área metropolitana entre el 13 y el 14 de julio de 1977.


Para el film se utilizó el edificio The News Building, ubicado en el 220 Este de la calle 42, en pleno midtown Manhattan. Este rascacielos, construido también durante la eclosión urbanística de la década de los 30, destaca por su estilo art déco y por el frontón modernista que lo adorna. Los arquitectos John Mead Howells y Raymond Hood (que también ideó el Rockefeller Center) fueron los autores del proyecto. Hasta 1995 albergó la sede del New York Daily News. Actualmente acoge el cuartel general de Emmis Communications aunque también se encuentran otros ocupantes como el Programa de Naciones Unidas para el desarrollo (UNDP). En 1989, fue designado National Historic Landmark mientras que su hall interior fue declarado New York Historic Landmark en 1998. En el film, el cartel situado entre el frontón y las puertas giratorias de la entrada fue sustituido por el nombre del periódico. 



Ante su puerta vemos a Clark Kent llegando en taxi. También se aprovechó el hall interior, presidido por un enorme globo terráqueo de más de cuatro metros de diámetro. En esta sala, donde además hay relojes marcando la hora en distintos puntos del planeta, vemos salir a Clark (Christopher Reeve) y a Lois Lane (Margot Kidder), comentando las sensaciones del primero tras su primer día de trabajo en el Planet. Las puertas giratorias vuelven a aparecer antes de cambiar de escenario.

Más adelante, el The News Building reaparece en la famosa escena que supone la presentación de Superman ante el mundo. El helicóptero que transporta a Lois Lane sufre un accidente en el tejado del Planet y queda despeñado en la cornisa. Lois trata de agarrarse pero queda colgada ante el precipicio. Cuando finalmente cae la recoge al vuelo el mismísimo Superman.


En la escena vemos como Clark sale del edificio y divisa el fatal acontecimiento. Es entonces cuando busca un lugar donde cambiarse y realizar su primer acto heroico.


Para complementar el artículo, adjunto el vídeo realizado por el locations hunter Hervé Attia. Podéis desplazaros directamente a los fragmentos situados entre el minuto 7:05 y el 8:30 al igual que del 10:23 al 11:00. 

16 comentarios:

  1. La fachada y el vestíbulo con el globo terráqueo me encantan. No sólo pienso que aquí es donde más partido se saca al escenario urbano sino que la propia oficina del periódico posee una vida, un interés para el espectador que en las versiones de Bryan Singer y Zack Snyder no existe.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón OCTOPUS, tanto Synger como Snyder nos muestran grandes colosos de cemento que poco recueran al simbolísmo que hay en el principa periódico de Metrópolis. Hasta en SMALLVILLE se puede ver la bola del mundo.

      Eliminar
    2. Paradójicamente, el Perry White de Laurence Fishburne quizá es el que más me gusta.

      Eliminar
    3. A mi también me gusto. Y soy un purista para esas cosas. Pero, lo malo, es que sale poco.

      Los personajes del THE MAN OF STEELE, por lo menos, los "secundarios" están poco desarrollados, ¿O es cosa mia?

      Eliminar
    4. Toda la película tiene un ritmo de urgencia, de prisa. Y eso conduce a accidentes.

      Eliminar
    5. Y toda la emoción que te podían producir los trailers, una vez ves el film, toda esa épic, esa emoción, se desvanece.

      Eliminar
    6. Especialmente en una escena: las puertas se abren y Superman sale de la Fortaleza de la Soledad. En el trailer, se anticipaba un momento épico, glorioso. En la película, solamente la frialdad del Ártico.

      Eliminar
    7. Cierto. Todo lo épico y glorioso que sale en el trailer, de golpe, se desvanece en el film. Estos trailers modernos no hacen más que crear falsas expectativas.

      Eliminar
    8. ¡Culparía más a la película que al trailer! Los trailers me suelen dar buenas ideas de cómo será la película. Hay excepciones como Man of Steel y, sobre todo, Prometheus.

      Eliminar
  2. Te entiendo, THE MAN OF STEELE lo tenía todo para ser ÉPICA, pero se queda en un 6 raspado al igual que THE WOLVERINE.

    Los momentos emotivos del trailer, las palabras de Johnathan Kent y Jor - El, todo. Pero es un quiero y no puedo del Batman de Nolan. No es que sea mala, es que pasa a ser demasiado seria, demasiado racional, demasiado "real". Superman, es fantasía, es: "creer que un hombre puede volar". Y eso, ya lo hacían Richar Donner y Christopher Reeve. Sabes que cuando Reeve sonreía, todo se arrelaría.

    Aqui no se trata de acción, se trata de emoción, de ser consecuente con lo que se pretende vender.

    No puedes imprimirle emoción a algo y luego vender un producto vacio de sentimiento.

    Lo malo de los trailers es que están para eso, para venderte la película pero al final te venden algo diferente. Te destripan el argumento. En cierto modo te desorientan. Pero tampoco es culpa exclusivamente de los trailers, muchas veces es la misma "Red de Redes" la que filtra demasiada información.

    Por otro lado, tampoco creo que el "Superman" de Bryan Singer sea mucho mejor. Por querer repetir a Donner.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En pura emotividad, la escena de Lois y Superman en la azotea del Daily Planet, en Superman Returns, supera nada con lo que Man of Steel pueda contraatacar. Y en acción, el rescate aéreo de Returns la da mil vueltas al rescate aéreo de Steel. Lo que Returns no posee es un villano como Faora.

      Eliminar
    2. Siento discrepar contigo, OCTOPUS. Pero Routh es muy parado. Y la Bosworth me parece la tía más sosa que existe.... Se supone que Lois Lane es una mujer con carácter, con personaliad. La única mujer capaz de doblegar el corazón de un Hombre de Hierro.

      Bosworth no transmite NADA DE ESO....

      Por cierto, en MAN OF STEELE, teníamos a Michael Shannon.La pega es que en SUPERMAN RETURNS a KEVIN SPACEY se le desaprovecha MUCHÍSIMO.

      A Luthor (el hombre más arrogante del mundo junto a Victor Von Doom) no se le pinta como a un capitán de la indústria, sino como a un timador de medio pelo.

      Eliminar
    3. A ver, los trailers (antes, ahora son TEASER - TRAILER - PELICULA) están para llamar la atención del espectador, no PARA DESTRIPARLE MEDIA PELÍCULA. Y haces bien en culparles en parte por crearte una falsa expectativa.

      Si te fijas, en los trailers de BATMAN BEGINS y THE DARK KNIGHT, los trailers crean expectativa, te invitan a ir a ver la película, no te cuentan la mitad del argumento.

      Eliminar
    4. ¡Qué gran verdad Xavi! "Sabías que cuando Reeves sonreía todo tenía solución"... lo respaldo completamente!!

      Eliminar
    5. Cierto también, los tráilers están para hacerte picar la curiosidad por una película, no para contártela en 30 segundos...

      Eliminar
  3. Fantástico Néstor!!
    Me has transportado otra vez al maravilloso mundo de mi súper héroe favorito, seguido muy de cerca por Batman.
    Increíble las adaptaciones que se hacen para la película de edificios reales!!
    Sí que es verdad que Metropolis se parece muchísimo a Nueva York jejejeje... no había pensado en ello precisamente pero, después de leerte, sí que es bien evidente.
    ¡Fantástico el vídeo!
    Como siempre, ¡un gran trabajo de investigación para documentar lo mejor posible tus artículos!

    ResponderEliminar