9 de junio de 2015

Los siete Superman

Cuando nos encontramos con un personaje al que admiramos, idolatramos o nos lleva a identificarnos con él por motivos diversos, nos es gratificante poder verlo recreado una y otra vez para, así, volver a formar parte (ni que sea como espectador) de sus aventuras que tanto nos hacen disfrutar y soñar. 

Ha pasado con un gran número de ellos, llegándose a hacer diferentes versiones de una misma trama o aportando ideas nuevas conforme se van sucediendo las películas o capítulos de las series correspondientes. Un ejemplo paradigmático de ello es Superman.

A lo largo de la trayectoria de este personaje creado por Jerry Siegel y Joe Shuster en 1938, siete han sido los actores que lo han llevado a la gran y pequeña pantalla en diferentes producciones destacadas que han pretendido hacer llegar al público la esencia de este superhéroe y hacer posible, con ello, que perviva a lo largo de las décadas, uniendo a varias generaciones con nacionalidades y costumbres bien diferentes.



El primero en llevarlo a la gran pantalla fue KIRK ALYN, en las películas Superman (1948) y en su secuela Atom Man vs. Superman (1950). Nacido como John Feggo Jr. en New Jersey (1910), Alyn ya empezó desde niño a demostrar sus dotes como actor al participar en musicales de Broadway, llegando en años posteriores a trabajar como cantante y bailarín como paso previo a su salto a Hollywood, en 1940, donde al principio solo consiguió papeles pequeños en películas de bajo presupuesto hasta que le llegó su gran oportunidad con Superman. Su interpretación del famoso superhéroe no estuvo exenta de polémica ya que sus seguidores no veían con buenos ojos que Superman no volara en las producciones. La razón fue que para las tomas en que éste volaba se utilizó el Rotoscopio (técnica de animación a partir de calcos de fotogramas con imágenes reales): al intentar volar, a Alyn se le veían claramente los cables que lo sostenían y, por razones obvias, se desecharon todas estas escenas. Después de interpretarlo, Alyn intervino en algunas producciones más, llegando a escribir una autobiografía, “Un empleo para Superman”. En 1978, hizo una breve interpretación como padre de Lois Lane en Superman y apareció en una breve entrevista del documental “La producción de Supermán: The Movie”, donde explicaba qué método siguió para interpretarlo. Su última película fue Scalps (1983). Murió en 1999, a los 88 años, en Woodlands (Texas). 




  
El siguiente en llevar a la pequeña pantalla al famoso superhéroe fue GEORGE REEVES, del que hablamos en un artículo específico.





En 1978 llegó a la gran pantalla el Superman de Richard Donner, con un joven y casi desconocido actor, CHRISTOPHER REEVE, que saltó al estrellato de manera fulgurante gracias a su inolvidable interpretación del superhéroe. Nacido en 1952 en Nueva York, debutó en Broadway en 1976 con la obra “A matter of gravity”, con Katharine Hepburn. Continuó en los escenarios y desde allí llamó la atención de los responsables de casting del nuevo Superman de Richard Donner e Ilya Salkind. Fue tal su éxito de taquilla que Reeve protagonizó tres secuelas más de la saga: Superman II (1980), Superman III (1983) y Superman IV: The Quest for Peace (1987). Aparte del Hombre de Acero, Reeve trabajó en obras destacadas, como Somewhere in Time (convirtiéndose esta película en una cinta de culto), Death Trap, Monseñor, Las Bostonianas, El reportero de la Calle 42, Lo que Queda del Día, Sin palabras, Above Suspicion y El pueblo de los Malditos (1995), su última película antes de sufrir un accidente de equitación en Virginia. Ya en silla de ruedas debido a la casi total inmovilidad, rodó en 1998 el remake de La ventana indiscreta y dirigió el telefilm In the Gloaming. Participó también como invitado en Barrio Sésamo, The Practice y Smallville. Murió a los 52 años de edad tras múltiples fallos en su organismo como consecuencia de las lesiones sufridas por la caída. 




En 1966, en Michigan, nació el que sería el siguiente en encarnar al famoso héroe en televisión, DEAN CAIN. Graduado en Historia en Princeton, su meta era convertirse en jugador de fútbol profesional pero una lesión en la espalda antes de firmar con los Buffalo Bills se lo impidió. En el año 1993, protagonizó la famosa serie Lois y Clark: las nuevas aventuras de Superman, junto a Teri Hatcher. El capítulo piloto batió récords de audiencia y se rodó hasta 1997, catapultando a la fama a la pareja de intérpretes. Cain también participó en algunas series de televisión notorias de aquellos tiempos, como Un Mundo Diferente y Beverly Hills, 90210




El quinto actor encargado de interpretar a Superman fue TOM WELLING. Un cazatalentos lo descubrió a los 22 años y le hizo empezar como modelo para continuar, con los años, siendo actor. Nacido en 1977 en Nueva York, Welling realizó su primer trabajo importante como actor en la serie Judging Amy (2001), donde solo iba a participar en tres episodios aunque acabó actuando en seis debido a las buenas críticas que recibió. Trabajó también en Unidad especial y Underaded. Sus andaduras como Superman las podemos presenciar en la serie Smallville, donde consiguió el papel tras una audición nacional que pretendía encontrar a un actor con talento fresco que renovara la imagen del héroe. Su éxito (la serie llegó a las diez temporadas, desde 2001 hasta 2011) propició que Welling diera el salto a la gran pantalla, con papeles en Doce en Casa (2003) o en el remake de The Fog (2005). Cuando finalizó la serie, probó suerte como productor ejecutivo con la serie Hellcats, cancelada tras su primera temporada por baja audiencia. Su última interpretación la podemos ver en la película Draft day, de 2014.




BRANDON ROUTH fue el escogido en 2004 por la Warner Brothers para relanzar la franquicia de Superman, descartando a otros candidatos como el mismo Tom Welling ya que ésta ya era conocido y el director Bryan Singer quería justo lo contrario. Su interpretación del héroe en Superman Returns (2006), no convenció a casi nadie. El famoso crítico, Roger Ebert, lo describió como un actor que carecía del carisma necesario para interpretar a Kal-El. Desde ese momento, el actor nacido en 1979 en Des Moines (Iowa), ha aparecido fundamentalmente en algunas series de televisión como Partners. Actualmente, está interpretando a The Atom en las companion series Flash y Arrow. 




Superman se “convirtió” en inglés con Man of Steel (2013), de Zack Snyder. Nacido en la isla de Jersey en 1983, HENRY CAVILL participó ya en varias obras teatrales siendo niño, interpretando incluso figuras como Oberon o Hamlet. Su debut fue en 2001 en la película Laguna. Un año después, intervino en una nueva versión de El Conde de Montecristo, dirigida por Kevin Reynolds, y, en 2007, apareció en la película de fantasía, Stardust. Pero su fama le venía de interpretar al primer duque de Suffolk, Charles Brandon, en la reconocida serie Los Tudor, donde trabajó desde 2007 hasta 2010. Cavill reúne una corta pero exitosa carrera: en 2009, fue seleccionado por el mismo Woody Allen para su comedia romántica Si la cosa funciona; en 2011 trabajó junto a Mickey Rourke y Kellan Lutz en la película Immortals y en el mismo año intervino en La Fría Luz del Día, junto a Bruce Willis y Sigourney Weaver.

Siete actores para siete supermanes distintos, todos ellos compartiendo la misma esencia pero con cualidades propias que los hacen diferentes y únicos a lo largo de varias décadas en las que hemos podido disfrutar de las aventuras de este superhéroe por excelencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada