6 de abril de 2013

In Memoriam: Roger Ebert (1942-2013)


 
Apreciado Roger,
 
a mediados de los años noventa, cuando ni se me había pasado por la cabeza que algún día podría escribir sobre cine, empecé a conocer tu trabajo gracias a "Cinemania", un por entonces revolucionario Cd-Rom que contenía una enciclopedia cinéfila. Encontrabas fotos, videos, y textos, sobretodo críticas y reseñas de películas. Cuando internet aún no se había generalizado, productos como éste parecían ser la única salida posible para saciar la sed de conocimientos de aquellos que nos considerábamos cinéfilos en ciernes.
 
En ese Cd se incluían miles de críticas escritas por tí y por tus colegas: Leonard Maltin, James Monaco y Pauline Kael (también tristemente desaparecida). Al leer tus valoraciones y comprender la forma como analizabas las películas, algo surgió en mí que me hizo disfrutar del séptimo arte de una forma diferente, agudizando mis sentidos para poder presenciar el acto artísitico con más profundidad, valorando más los mensajes y las intenciones de los films. Tus amplísimos conocimientos siempre venían acompañados por un tono amable que nunca perdías, aunque tuvieras que valorar proyectos que no te interesaban demasiado. Porque tú no disfrutabas catalogando y descalificando, como hacen otros. Siempre trataste de hacer llegar tus ideas al lector para despertar en él su espíritu crítico. Y eso lo hacías sutilmente, con inteligencia, y haciendo gala de una maestría que echaremos de menos a partir de ahora.
 
Tocaste todas las teclas, trabajaste en televisión, estuviste presente en los nuevos canales de comunicación y en las redes sociales, manteniendo tu estatus de referencia absoluta en la crítica cinematográfica estadounidense.
 
Has luchado lo indecible frente a una enfermedad que no ha podido impedir que hayas trabajado hasta el final. Ahora te has ido y serás añorado pero dejas un criterio, una línea de pensamiento como herencia.
 
Has sido mi mentor en la distancia, he hallado inspiración en tus textos. Te has convertido en un maestro que me ha acompañado en la apasionante travesía por descubrir las coordenadas fundamentales de un arte en contínua expansión y evolución. Nunca te quedaste atrás, siempre cambiaste y te adaptaste a las nuevas tendencias encontrando nuevos valores y reivindicando la calidad del cine americano en todas sus vertientes y manifestaciones.
 
Seguirás siendo el faro que guiará los destinos de muchos de nosotros en esta aventura de vivir y escribir sobre cine.
 
Farewell Roger, you'll be deeply missed.

10 comentarios:

  1. Yo también le conocí por medio del Cinemanía, pero el mio era en versión Inglesa. No se si se editaron versiones en español. Lo tengo aquí al lado, de vez en cuando todavía le echo un vistazo. En cuanto al sr.Ebert que descanse en paz, nos quedan sus lecturas.

    Saludos
    ROy

    ResponderEliminar
  2. Sí, el mío también era en inglés. También me ayudó a mejorar mi inglés teniendo siempre al lado el diccionario como herramienta indispensable.

    Saludos Roy!

    ResponderEliminar
  3. Muy bonita la carta, yo también le he dedicado otra. Como dices para muchos de nosotros era un maestro, descanse en paz.
    Un saludo.

    Te dejo mi post por si quieres leerlo.

    http://www.cineenconserva.com/2013/04/carta-roger-ebert-el-popular-critico-de.html

    ResponderEliminar
  4. Bienvenida al blog María José!

    te he escrito un comentario en tu blog. Tu texto me ha parecido muy emotivo. Felicidades!

    Te propongo un intercambio de links. Nos leemos!

    ResponderEliminar
  5. Buena reseña y gran artículo, Néstor.

    He oído hablar de Ebert muchísimas veces y sobretodo de sus críticas como punto de referencia para otros críticos.

    Una lástima.

    ResponderEliminar
  6. Creo que en este artículo has conseguido reflejar lo que la figura de Ebert significa para muchos de nosotros, que encontramos la inspiración en sus artículos: siempre tenía palabras amables para todo tipo de películas, y de sus escritos se desprendía verdadero amor por el séptimo arte.
    Una gran pérdida para el séptimo arte.

    ¡Saludos, Néstor

    ResponderEliminar
  7. Os tengo que reconocer que nunca había oído hablar de él pero siempre entristece la muerte de otra persona.

    Muy emotivo homenaje Néstor,un bonito artículo a su trayectoria; estoy convencida de que le habrá encantado a él también.

    Que en paz descanse.

    ResponderEliminar
  8. Buena despedida Néstor. Aun cuando yo no era seguidor de Roger Ebert, lo conocía y había leído muchas de sus críticas. Era el crítico de cine de más renombre internacional para mí, quizá junto a Janet Maslin.

    ResponderEliminar
  9. Qué bonita dedicatoria al gran Ebert :) le echaremos de menos. Un saludo.

    ResponderEliminar
  10. Gracias a todos una vez más por vuestros comentarios. Continuemos, en nuestros escritos, valorando y apreciando el cine como él lo hacía.

    Saludos!

    ResponderEliminar