23 de junio de 2014

El cuartel general de los Cazafantasmas


Uno de los títulos más definitorios del cine popular y familiar de los 80 es, sin lugar a dudas, Cazafantasmas (Ghostbusters, 1984). Dirigida por Ivan Reitman sobre un guión de Dan Aykroyd y Harold Ramis, la película nos explica, utilizando un tono de comedia desenfadada de entretenimiento, las peripecias de un trío de parapsicólogos cuyas investigaciones acaban siendo declaradas como poco rigurosas e inútiles por parte del órgano rector de la Columbia University. 

Desahuciados y vilipendiados por la comunidad científica, deciden invertir sus ahorros en un negocio de captura y exterminio de entidades ectoplasmáticas. Raymond Stantz (Dan Aykroyd) y Egon Spengler (Harold Ramis) están convencidos de la viabilidad del proyecto y llevan años trabajando y experimentando con equipos capaces de recluir a los "fantasmas". Peter Venkman (Bill Murray), un auténtico truhán desvergonzado, no ve futuro en ello pero se convence cuando empiezan a tener encuentros con seres paranormales. 

Como cuartel general, para su nueva faceta de emprendedores, escogen una antigua estación de bomberos que acaban convirtiendo en un centro de emergencias 24 horas. Para desplazarse hacia los lugares que reclaman sus servicios, utilizan un coche ambulancia al que rebautizan como Ecto-1. Las imágenes características de la película se fueron volviendo iconos de la cultura popular entre el público infantil. Con el paso del tiempo, la comicidad sobrenatural se ha convertido en una disparatada pieza anecdótica pero no por ello se debe dejar de valorar la contribución que tuvo este film (no fue así con la secuela) a la hora de atraer hacia los cines a una nueva generación de público. Un interés al que también contribuyó el resto del reparto formado por Sigourney Weaver, Rick Moranis, Ernie Hudson, William Atherton, y Annie Potts.


Los responsables de localización de Cazafantasmas encontraron el enclave que buscaban, para el cuartel general, en la estación de bomberos 8 (8 Hook & Ladder) de la 14 North Moore Street. Está ubicada en Tribeca, en la parte oeste del bajo Manhattan. La caserna sigue en pleno funcionamiento y forma parte de un barrio en plena ebullición que ha sido capaz de reconvertirse, a partir de un pasado industrial repleto de viejos almacenes, que ahora albergan galerías de arte y estudios de diseño. 

Los atentados del 11-S de 2001 afectaron profundamente a toda la zona sur de Manhattan y el paisaje de desolación fue muy patente durante meses. Pero Tribeca volvió a resurgir gracias a uno de sus residentes ilustres, Robert De Niro, quien, a partir de 2002, generó un nuevo foco de dinamismo al fundar el Tribeca Film Festival. Cada año, en el mes de abril, los Tribeca Cinemas (situados en el 54 de Varick street) son el epicentro de las proyecciones de un Festival que trata de dar apoyo al cine independiente norteamericano.   

El 8 Hook & Ladder aparece en las tomas de contexto y en las salidas del Ecto-1 hacia sus misiones. Las escenas de interiores fueron rodadas en un edificio abandonado de Los Angeles

Os dejo con el trailer y el videoclip de la película que, a buen seguro, apelaran a vuestros recuerdos cinéfilos. La canción interpretada por Ray Parker Jr. sigue siendo un mito popular: "Who you Gonna Call? Ghostbusters!". 

Al igual que ocurría con Regreso al Futuro (Back to the Future, 1985), el tema musical principal constituía uno de los eslabones principales en las campañas publicitarias de las películas.




5 comentarios:

  1. ¡Buena! Recuerdo el estreno como si fuera ayer. ¡Qué ganas tenía de verla!

    ResponderEliminar
  2. Me encanta. Esto y el ECTO - 1. ¡Gran post, Néstor!

    ResponderEliminar
  3. Gracias amigos por vuestros comentarios!
    Cazafantasmas es una de esas películas de los ochenta que, más allá de su mayor o menor calidad, se grabó a fuego en nuestra memoria cinéfila.

    Y gracias de nuevo Xavi por tus palabras.

    ResponderEliminar
  4. Jajajajajaja!!!
    Qué viejos recuerdos aquellos entrañables fantasmas jejeje.
    Siempre me ha gustado mucho esta película (la segunda también, aunque tienes razón Néstor en que no es igual de buena que la primera) y la he visto en varias ocasiones.
    Yo creo que sí tiene calidad, la de una película rodada sin ninguna pretensión pero que fue capaz de quedar gravada en la cabeza de todos los ochenteros que la recordamos sin ninguna duda. El hecho de que siga siendo tan reconocida es ya, de por sí, un mérito que la convierte en una película de calidad.

    Hacen referencia a ella en uno de los capítulos de "Castle", en el que él es un fan acérrimo de esta película y ella, en un momento dado, le susurra al oído como quien no quiere el estribillo de la emblemática canción.
    Gracias por hablar de ella Néstor!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Noc conocía la referencia en Castle! Gracias Eva!

      Eliminar