3 de julio de 2013

Coches de cine: Black Beauty V-194 y Ecto-1



Entre 1966 y 1967, la cadena ABC emitió la serie The Green Hornet. Adaptando un serial radiofónico, originario de los años 30, nos presentaban las aventuras de un justiciero enmascarado que, bajo la identidad del "Avispón Verde", luchaba contra el crimen organizado junto a su joven chófer oriental. Como no podía ser de otra forma, Kato resultaba ser especialista en artes marciales. Estábamos en una época en que las adaptaciones de personajes de cómic carecían de matices y las historias resultantes funcionaban como simples clichés que se dejaban notar en todos y cada uno de los episodios. Concretamente, esta serie se lanzó tras el éxito que estaba teniendo el proyecto televisivo de Batman que protagonizaban Adam West y Burt Ward. Ambos personajes guardan similitudes pues surgen de la misma época pero el caballero oscuro ha evolucionado con el tiempo y se ha adaptado al aumento de la exigencia por parte del espectador. El Avispón, por su parte, es un héroe desfasado pero anecdótico.


Green Hornet era el aterego de un adinerado playboy, editor del Daily Sentinel, llamado Britt Reid. Van Williams le dio vida en la teleserie y el malogrado Bruce Lee se hizo con el papel de Kato, un rol que le abrió la puerta del mercado norteamericano.

Ambos vigilantes tenían el apoyo de un coche espectacular, que estaba equipado con toda clase de gadgets para ayudarles en su cruzada contra el crimen. El automóvil, conocido como Black Beauty V-194, era un potente sedán negro que se construyó a partir de un Chrysler modelo Imperial Crown de 1966. El ingeniero Dean Jeffries lo modificó y los técnicos de efectos especiales se las apañaron para crear la ilusión de que el coche disponía de un sistema de cámaras, blindaje resistente, dispositivos para borrar las huellas de las ruedas, cañones láser, cohetes, cortinas de humo, etcétera.

La serie no tuvo demasiado éxito aunque generó un fenómeno fan interesante que pervivió a lo largo de las décadas gracias a posteriores reposiciones. Durante años hubo una importante batalla entre varios estudios para conseguir los derechos de adaptación hasta que, en 2007, el productor Neal H. Moritz llegó a un acuerdo con Sony Pictures para producir un largometraje cinematográfico. Finalmente, en 2011, se estrenó el film dirigido por Michel Gondry y co-escrito por Seth Rogen y Evan Goldberg. El mismo Seth Rogen asumió el papel de Britt Reid (en una decisión que fue bastante controvertida) mientras que el músico taiwanés Jay Chou encarnó a Kato. Christoph Waltz, Cameron Diaz, Edward James Olmos, y Tom Wilkinson completaron el reparto.


De la película no puede decirse nada bueno. No fue un completo desastre a nivel de recaudación pero su pésima acogida y el tono ridículo y fuera de tiempo del personaje demostró que no puede acoplarse a los gustos actuales. Por su propia esencia, Green Hornet tiene un reciclaje bastante difícil así que se quedará guardado en un cajón junto a otros colegas de generación como The Spirit.

En el articulo dedicado a los estudios de Sony Pictures, advertí que en un lugar muy concreto de su backlot se permitían las fotos. Y allí fue donde tuve ocasión de ver in situ uno de los tres modelos Black Beauty V-194 que sobrevivieron al rodaje de la película. En la cinta se llegaron a utilizar hasta 26 coches. A continuación, podéis ver la estampa de un fantástico automóvil que impone bastante al verlo de cerca.

imagebam.com

imagebam.com


Y, como sorpresa, nos encontramos con otro coche de cine absolutamente emblemático. Está muy presente en la memoria colectiva de todos aquellos que crecimos en la década de los 80. Se trata del carismático Ecto-1 o Ectomobile de Cazafantasmas (Ghostbusters, 1984). Se trata de un Cadillac de 1959 modelo ambulancia que, en la primera versión del guión, debía ser negro. Pero los responsables no tardaron en darse cuenta de que, teniendo la película muchas escenas nocturnas, el color oscuro no resultaba el más apropiado. Consciente del tono cómico de la cinta, Ivan Reitman decidió que el coche fuera blanco y encargó a Steven Dane la misión de customizarlo. La película se rodó con sólo dos unidades. La que veis en la siguiente foto es una de ellas, convenientemente restaurada.

imagebam.com

5 comentarios:

  1. Es gracioso, pero resulta que Britt Reid era familia de The Lone Ranger (el Llanero Solitario) dado que ambos personajes fueron creados por Fran Striker y George W. Trendle.

    El Black Beauty constituye un buen análogo al Batmóvil. Pero mientras que Sólo hay un Black Beauty que se puede ir re-adaptando a tiempos modernos, Batman posee diversos coches que demuestran su capacidad para adaptarse a los tiempos que corren. No por ello, el vehículo de The Green Hornet deja de ser un transporte formidable.

    Por otro lado, tenemos el ECTO-1, el transporte por excelencia de los CAZAFANTASMA. Totalmente reconocible por ser una ambulancia (que obviedad...) y por la sirena que suena cada vez que se ve al coche rodar por la ciudad es genial, sólo te falta oír de fondo "Who you gonna call?".

    Hombre, dices que The Green Hornet "es un héroe desfasado pero anecdótico", vale, si, pero al igual que The Spirit, si se trata con mimo y con cariño puede dar mucho éxito y beneficios. Al igual que Batman, ambos parten de raíces comunes pero dependen del tratamiento que los guionistas le den.

    Lo de "Green Hornet tiene un reciclaje bastante difícil así que se quedará guardado en un cajón junto a otros colegas de generación como The Spirit", pues la verdad, jode bastante dado que en ambos casos, a personajes "Pulp" por antonomasia y con una historia tan rica y básica para comprender el cómic moderno, que les hayan dado tan nefasto trato.

    ResponderEliminar
  2. Hombreeeeeee... la ambulancia de los cazafantasmas, qué recuerdos Néstor!!!

    El Black Beauty V-194 no lo conocía porque la serie a la que pertenece no sabía de ella (¡gracias Néstor por descubrirme siempre tantas cosas interesantes y desconocidas para mí!) pero el Ecto-1... ese ya es otra cosa jejeje.

    Siempre me gustó ver cómo lo adaptaban a los personajes y la función importante que tenía en la película, casi parecía tener vida propia!!

    La de recuerdos que rescatas de nuestra memoria infantil Néstor...
    me acuerdo perfectamente de la película de los "Cazafantasmas", del argumento, de los protagonistas, de los escenarios... en su momento fue genial!

    Y los coches...otra de mis pasiones, me encanta saber de ellos fuera de sus contextos cinematográficos y conocer su origen, el por qué se han customizado así, de quién ha sido la idea...

    ¡Genial artículo, he descubierto el Black Beauty y me has hecho rescatar del baúl de los recuerdos al Ecto-1 de una de mis películas preferidas de pequeña!

    ResponderEliminar
  3. Hola !
    Me interesa tu blog, me gusta tu estilo y tengo una propuesta para colaborar juntos de la que me gustaría contarte más, yo cuento con un blog de películas se llama miramospeliculas. Si te interesa la idea por favor envíame un mail a karivelezs@gmail.com

    ResponderEliminar
  4. Gracias por vuestros comentarios!

    A ver que os parecerá el que haré sobre los coches de Warner Brothers!!!

    ResponderEliminar
  5. Los autos de los superhéroes sin duda son un clásico y algo que no puede fallar, en el caso de El Avispón Verde debo reconocer que su máquina es hermosa. Me llevé una grata sorpresa. Una vez más Columbia Pictures apuesta por una historia de “Superhéroes” en la que se logró atraer la atención del público pero no más, pues la cinta no fue como esperaba el público.

    ResponderEliminar