26 de mayo de 2012

Luchar para sobrevivir, determinación para prevalecer


En las profundidades de Siberia, Rocky Balboa se prepara intensamente para hacer frente al combate más exigente de su carrera. Entrenándose en la naturaleza salvaje, Rocky halla también la tranquilidad mental necesaria que le permitirá afrontar su venganza personal con pasión pero manteniendo la racionalidad ante un auténtico bloque de hielo, el temible púgil soviético Iván Drago.

En el día a día el estado anímico va fluctuando y, cuando llegan los pequeños momentos de bajón, la música puede ser una potente inyección de estamina. Hay canciones que tienen un componente rítmico especial que les permite contribuir a subir el ánimo y a hacerte resurgir de las cenizas cual Ave Fénix. Creo que la canción "Hearts on Fire" (interpretada por John Cafferty) tiene este componente intrínseco muy marcado. En mi opinión, consigue elevar el espíritu incluso más que el tema original de Rocky, compuesto por Bill Conti.

En la película, suena cuando Balboa está en la fase final de su preparación. La secuencia culmina con el mítico y épico grito de.... "Drago !!!!" .

Y es que, dentro de nosotros mismos, se encuentra el poder de levantarnos cuando más desanimados creemos estar. 

Por otra parte, es obvio que Rocky IV se suele calificar como una película reaccionaria y desequilibrada. Pero es de aquellas cintas que siempre consigue seducirme para volver a verla y eso quiere decir algo. No existe problema en saber valorar el buen cine y también dejarse tiempo para consumir otro tipo de películas que, aunque acumulen toda clase de reticencias, garantizan pasar un buen rato desde la honestidad de quien las capitanea. Estoy seguro que muchos de los lectores del blog compartirán esta opinión.


4 comentarios:

  1. Si que es desequilibrante, si. No ya por lo que representa la película en sí, sino por la inversión de conceptos.

    Esto no es nada nuevo, ya lo comenté una vez. DRAGO supone una creación de la ingeniería deportiva, el capital destinado al desarrollo de una especia de superatleta designado por programas científicos, alejado del "sueño proletario".

    ROCKY es el "hijo del capitalismo" un hombre de clase obrera aupado al olimpo del triunfo aunque no deja de ser un proletario.

    Una curiosa paradoja.

    ResponderEliminar
  2. Para mí, Rocky IV es un espectáculo brutal y la segunda mejor de la saga, por detrás de Rocky I. Ni que decir tiene que Rocky IV posee las escenas de entrenamiento más motivadoras, esta de Hearts on Fire y, aún mejor para mi gusto, Training Montage. Y si pensamos en el aforismo de que una película es tan buena como bueno es su villano, creo que nadie me discutirá que Ivan Drago es el adversario más intimidante de todos los que enfrenta Rocky Balboa en su carrera. No habría tenido objeciones con una nominación al Oscar a mejor secundario para Dolph Lundgren.

    ResponderEliminar
  3. Totalmente de acuerdo en todo lo expresado por Xavi y Octo... RockyIV es extraña, y mas aún si la ves ahora jejee, pero es una gran pelicula, que man tiene un alto nivel en todo el metraje, y por mucho tufillo que suelte es una pelicula BUENISIMA...

    Cada pelicula de Rocky en su momento fue una pelicula distinta... la peor, la tercera para mi... Porque Rocky V ni la cuento de lo espantosa que es, y Rocky Balboa es un Ending magistral.

    En cuanto a entrenamiento destaco mas Rocky II, creo que al margen de la motivación... que en Rocky IV es una gran exponente.... en Rocky II, el concepto de entrena DURO para conseguir tu meta es de todas donde mejor se ve reflejado ... en mi opinión.

    Je, me han dado ganas de volver a ver todas.

    ResponderEliminar
  4. Si no recuerdo mal, en Rocky IV hay demasiada música, demasiadas canciones con montajes de entrenamientos, etc. A veces parece un encadenado de videoclips.

    De acuerdo con Octopus: Ivan Drago es el más intimidante de los adversarios de Balboa.

    Por cierto, alguna vez he leído que en su vida privada Dolph Lundgren es un hombre afable y simpático. No entiendo que le vería a esa pirada de Grace Jones.

    ResponderEliminar