22 de septiembre de 2010

Origen (Inception), otra perla en la carrera de Chris Nolan


Finalmente, he podido ver una de las películas que más expectación había generado durante los últimos meses. Y la verdad es que, en esta ocasión, la expectación no ha perjudicado la impresión final. Y eso ha ocurrido porque, tras Origen, se halla el director más interesante y creativo de la nueva generación de realizadores: Christopher Nolan.

El tipo acumula elogios y, además, goza del aprecio del gran público por lo que mantiene contentos a todos los estamentos de la industria cinematográfica. Tras haber conseguido el aplauso unánime de crítica y público con El Caballero Oscuro (2008), nos presenta una película cuyo guión tenía perfilado hace años pero que ahora, convertido en el nuevo Rey Midas de Hollywood, ha podido llevar a cabo al disponer de un gran presupuesto y del total apoyo de un estudio que le tiene en el primer lugar de su A-list: Warner Brothers.


Tras haber visto Origen (Inception), me reafirmo en la absoluta genialidad de Nolan. Concebir un argumento tan complejo y hallar la forma de estructurarlo para que llegue al gran público es absolutamente brillante pero, además, trasladarlo a la pantalla con la perfección técnica que muestra el film es algo maravilloso. Nolan tiene siempre la idea y el concepto de la película en su cabeza y su forma de presentarla y de crear personajes siguen siendo algo digno de admirar. El estilo Nolan ya es una realidad y se está manifestando en la creación de películas de gran impacto pero siempre desde la base de guiones sólidos y complejos, que desafían constantemente al espectador.

El argumento nos traslada a un futuro cercano en el que resulta posible introducirse en el mundo de los sueños para robar ideas que después son vendidas al mejor postor. Dom Cobb (Leonardo Di Caprio) es el mejor en este negocio. Él y su equipo viajan por el mundo realizando espionaje industrial a través de sofisticados procesos de extracción mental. Pero un nuevo reto se le presenta cuando un misterioso hombre de negocios japonés, Saito (Ken Watanabe), le contrata para conseguir lo contrario de lo que suele hacer. Se trata de lograr el proceso de Incepción, lo que equivale a introducir una idea en la mente de otro, para que éste a partir de entonces modifique su actitud en determinados temas.

Pero el problema de este proceso, también llamado Origen, es que la idea que debe introducirse tiene que arraigar en la mente del receptor y, para ello, es fundamental que dicha idea active los mecanismos emocionales más íntimos del sujeto. Esto implica, además, la necesidad de llegar a capas muy profundas de la mente con las dificultades obvias que esto presenta.

A pesar de todos los factores adversos, Cobb va a por ello ya que Saito le garantiza que hará desaparecer los cargos penales que impiden su entrada en Estados Unidos. Es, pues, la última posibilidad de regresar a su hogar con unos hijos de los que se vio forzado a separarse. A partir de aquí, asistimos a un auténtico vendaval de ritmo vertiginoso. Un viaje a lo más profundo de nuestro ser de una forma que nunca se había visto antes.

Leonardo Di Caprio encabeza un magnífico reparto (otra de las marcas de clase de Nolan) y es el hilo conductor de un film que también se beneficia de su contrastada solvencia interpretativa. En los últimos diez años, Di Caprio ha construido una carrera sólida en la que está trabajando con los mejores (Scorsese, Spielberg, Ridley Scott, Mendes, Nolan, y próximamente Eastwood), lo que le asegura un nivel de calidad importante en sus películas. Esto le ha permitido alejarse de la imagen que le caracterizaba en sus primeros años y le ha convertido en un intérprete que está marcando un rendimiento estandar que muchos otros querrían obtener. Sólo interviene en proyectos muy contrastados, con directores de prestigio, y el éxito que está obteniendo le permite seguir por este camino de excelencia.

Ken Watanabe está espléndido en su papel y no podemos decir que sea una novedad porque, desde que dio vida a Katsumoto en El Último Samurai (2003), ha seguido interviniendo en películas trascendentes donde siempre ha mostrado un nivel altísimo. También encontramos a la joven Ellen Page, en el proceso de consolidarse como actriz tras irrumpir con fuerza en Juno (2007), y a Joseph Gordon-Levitt (cumplidor en su papel de "muermo" aunque con alguna sorpresa), Tom Hardy (que tiene en sus manos uno de los personajes más atípicos), Cillian Murphy (eficaz como siempre) y, especialmente, Marion Cotillard.

Con ella quiero hacer un punto y aparte porque estoy plenamente de acuerdo con las opiniones que afirman que su interpretación es de altos vuelos. Asumiendo el papel de Mal, la difunta esposa de Cobb, Cotillard tiene una presencia breve pero absolutamente decisiva en los acontecimientos que se nos muestran. Cada vez que Cobb entra en el mundo de los sueños sabe que, tarde o temprano, será perseguido por el recuerdo obsesivo de su esposa fallecida. El backstory de este matrimonio, y su visualización en pantalla, constituyen uno de los grandes momentos del film que cuenta con set pieces absolutamente magistrales.

Y ya en papeles más puntuales tenemos a Tom Berenger (el tiempo no pasa en vano), Pete Postlethwaite, y sobretodo al gran Michael Caine que, como siempre, hace gala de su enorme carisma al frente de un personaje colateral a la acción principal pero, no por ello, menos importante. Se da el caso de que Caine ha trabajado en las últimas cuatro películas de Nolan. Desde que obtuvo el papel de Alfred Pennyworth en Batman Begins (2005), han formado una poderosa alianza hasta el punto de que Nolan lo introduce en su película aunque sea en una breve intervención.

En definitiva, Origen es una cinta brillante, compleja, y que invita a la reflexión. Su conclusión contribuye a nutrir el debate una vez dejas la sala de proyección y promete mantener el interés en años venideros.



Hasta el momento, es la mejor película que he visto este año y me parece que es un gran logro tanto a nivel creativo como técnico. Nolan es un auténtico fenómeno y mantiene su brillantez proyecto tras proyecto, algo muy difícil de conseguir en una industria tan volátil.

Mientras esperamos con ardiente interés su nueva entrega de Batman y la reorientación de Superman que está supervisando, podemos disfrutar de su último trabajo con la convicción de que sus próximos proyectos están en las mejores manos posibles.

14 comentarios:

  1. Siempre me entretiene y me sorprende tanto en guión como visualmente, sigo encantado con sus películas.

    ResponderEliminar
  2. A mi me encantó, una gran película. Ya la he visto dos veces y disfruté mucho y de manera diferente en ambas. Me gustan todos los actores que cumplen sobradamente. Te invito a leer mi crítica.

    http://elantepenultimomohicano.blogspot.com

    (Está en el banner a la derecha).
    Un saludo.

    Emilio Luna.

    ResponderEliminar
  3. Satrian, en Nolan tenemos una garantía de calidad asegurada para los próximos años. A diferencia de Shyamalan que empezó muy fuerte pero se ha disuelto, Nolan ha sabido encontrar su sitio y consolidarse manteniendo los niveles de calidad intactos.

    Emilio, bienvenido al blog. Ya lo he añadido a mi lista de bitácoras. Origen es el mejor film de 2010 hasta la fecha y debería ser reconocido en los Oscar.

    ResponderEliminar
  4. Una maravilla de película, a todos los niveles. Estoy de acuerdo con la observación acerca de la carrera de DiCaprio, imparable desde que trabajara con Scorsese y Spielberg por primera vez.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  5. Nada mas verla, paso directamente a mi top ten de peliculas favoritas.
    Y ayer me vi Insomnia, que no la habia visto, y aunque un poco irregular, me parece igual de buena. Yo creo que Nolan por ahora no ha hecho nada malo.
    Pero Inceptión, me ha parecido MAGISTRAL, por todos los elementos.... y me parece triste la gente que dice que no la ha entendido, o que tampoco es para tanto.....POrque tampoco es TAN dificil de seguir el argumento, y es que vamos... le ha faltado que salgan desnudos los actores, proque tiene de TODO... la peli.

    Lo unico que disiento es de Joseph Gordon-Levitt, porque creo que esta algo mas que "cumplidor" Me parece que hace un papel cojonudo, el solito se come casi un tercio entero del metraje, e incluso a la par que DiCaprio (que mal me caia y que bien me cae ahora jejeje) éste no le hace ninguna sombra.

    QUE GANAS DE LA TERCERA DE BATMAN!!!!

    ResponderEliminar
  6. Estamos completamente de acuerdo Mike. Di Caprio ha sabido encauzar magníficamente su carrera y lleva diez años a gran nivel. Pero no todos los aficionados al cine respetan esta opinión. Los hay que siguen teniendo enormes prejuicios sobre él.

    Alfonsus, quizá fuí demasiado tibio al juzgar la labor de Gordon-Levitt. Es verdad que hace un buen papel con mucho tiempo en pantalla.
    Origen es un gran film que, como suele ser habitual, no será recompensado adecuadamente en los Oscar. Desgraciadamente, queda mucho para el tercer Batman (julio 2012) pero seguiremos las noticias que vayan llegando con gran impaciencia.

    Saludos a ambos !

    ResponderEliminar
  7. Creo que la Page salía mejor favorecida por su trabajo en "Hard Candy".

    Y desde luego, Watanabe mejor que Cruise en "The Last Samuray".

    ResponderEliminar
  8. Xavi, hay una escena divertida entre Gordon-Levitt y Page en uno de los niveles de sueño.

    La joven Ariadne no sabe lo que le viene encima cuando es reclutada para ser el nuevo arquitecto del equipo de Cobb.

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola Nestor! La verdad es que no he leído ni tu post ni los comentarios por si me dabais demasiadas pistas sobre la película... Es que no sé qué hacer, gente en la que confío me ha dicho que es una ful, pero otras personas, en las que también tengo depositada mi confianza, me han dicho que es genial y que la han visto dos veces. De cualquier manera creo que tenía que haberla visto en el cine por eso de los efectos especiales... ¡Si es que no hay dinero para tanto!

    ResponderEliminar
  10. Yo te la recomiendo muy fervientemente. Como siempre, hay gustos para todo pero una inmensa mayoría del público que la ha visto la ha valorado muy positivamente.

    Saludos !!!

    ResponderEliminar
  11. Un consejo, "Lentes Progresivas", ve a verla. Es la única manera de que te formes tu própia opinión.

    Si no te gusta, la critícas, si te ha gustado la halabas. Simple.

    ResponderEliminar
  12. La semana pasada vi D-Tox (2002) por primera vez; me quedé impresionado del mal aspecto de Tom Berenger, hinchadísimo, literalmente irreconocible. Algún problema ha de haber por ahí.

    ResponderEliminar
  13. Puede ser. Drogas, alcoho, botox. O puede que el clásico "pero que mal ha envejecido este hombre".

    Creo que a Val Kilmmer lo he visto recientemente algo "rellenito".

    ResponderEliminar