28 de julio de 2010

El origen de Malpaso

En 1964, Clint Eastwood estaba harto de la serie Rawhide y del personaje que interpretaba en ella. Tras cinco años, las ofertas del mundo del cine seguían sin llegar y no le quedaba otro remedio que seguir vinculado a una serie que había sobrepasado los 200 capítulos y que tenía un nivel argumental más que flojo.

El destino, sin embargo, le auguraba un cambio trascendental. Resultó que un director italiano, cuyo nombre era Sergio Leone, estaba buscando a un actor americano protagonista para el western titulado Por un Puñado de Dólares. Tras descartar a otros candidatos (entre ellos el compañero de Eastwood en Rawhide, Eric Fleming), Leone se decidió por Eastwood y éste aceptó immediatamente para poder escapar de la serie y además conocer otra cultura cinematográfica.

Viajó a Roma y empezó a trabajar con Leone en los legendarios estudios Cinecittá, donde se rodaban los interiores del film. Después, el equipo se desplazó a Almería en lo que sería el inicio de una etapa de westerns filmados en los desiertos de la provincia andaluza. Así empezó el subgénero conocido como Spaghetti Western en el que Clint Eastwood contribuyó en gran medida. La cinta obtuvo notable aceptación en Europa y consiguió un éxito rotundo en Italia.

Eastwood repitió dos veces más con Leone en los clásicos La Muerte tenía un Precio (1965) y El Bueno, el Feo, y el Malo (1966). La trilogía del "Hombre sin Nombre" le dio la confirmación de que estaba preparado para asumir papeles protagonistas en el cine y descubrió el enorme carisma del que podía hacer gala cuando disponía de un personaje que lo permitía.

Pero el regreso a Estados Unidos no fue nada triunfal. A pesar del éxito en Europa, los Spaghetti Westerns eran denostados por los críticos de la prensa especializada. Ante el escepticismo de la industria, Eastwood decidió crear su propia productora utilizando los recursos que había obtenido en sus tres años de trabajo en Italia. Así nació The Malpaso Company.




El primer proyecto que se auspició bajo el sello de Malpaso llegó de la mano de su representante, Irving Leonard. Éste le envió el guión de Cometieron Dos Errores (Hang'Em High, 1968), que había sido escrito por Leonard Freeman y Mel Goldberg. Se trataba de un argumento que recogía algunos elementos del estilo de Sergio Leone mezclados con el tradicional sabor del western americano. Eastwood se asoció con Freeman para producir conjuntamente la película y como director eligió a un antiguo colega, Ted Post. La apuesta era fuerte pero el resultado valió la pena ya que el film fue un éxito de taquilla y supuso el lanzamiento definitivo de Eastwood en Hollywood.

En su siguiente trabajo, La Jungla Humana (Coogan's Bluff, 1968), Eastwood conoció al director Don Siegel. Ambos se hicieron amigos y se aliaron creativamente en cuatro películas más siendo el punto cumbre Harry el Sucio (1971), película de la que hablaré en otra ocasión. Además, Siegel fue su principal apoyo para convertirse en director. Cuando en 1971 dirigió su opera prima, Escalofrío en la Noche (Play Misty for Me), Eastwood le dio el papel del barman amigo y confidente a Siegel.

Clint siempre ha considerado que sus maestros en el oficio de director fueron Sergio Leone y Don Siegel. La verdad es que tuvo dos grandes preceptores pero es indudable que su estilo de dirección tiene una personalidad propia y única. A lo largo de los años, ha conseguido establecerse como uno de los cineastas más importantes de la historia moderna de Hollywood.

En cualquier caso, Malpaso ha sido la productora que ha estado detrás de casi todos los proyectos de Clint Eastwood desde 1968 con cuatro únicas excepciones: El Desafío de las Águilas (1968), Los Violentos de Kelly (1970), Bronco Billy (1980), y En la Línea de Fuego (1993).

¿ Pero por qué el nombre Malpaso ?, ¿ Cual pudo ser la razón para elegir este curioso nombre para la productora ? Pues resulta que Malpaso es el nombre de un riachuelo muy cercano a la localidad de Carmel, en la costa central de California. Eastwood había vivido en la zona desde muy joven y decidió fijar allí su residencia definitiva al convertirse en estrella del celuloide (llegó a ser alcalde de la localidad en 1986). Le pareció, además, un nombre que desprendía una significación especial ya que uno de los representantes que tenía a principios de los 60 le advirtió que aceptar la oferta de Leone era un "bad step (mal paso)" en su carrera. Nada más lejos de la realidad, como quedó bien demostrado.



Puente sobre el arroyo Malpaso, en las cercanías de Carmel (California).

11 comentarios:

  1. Desde luego que hubiera sido un MAL PASO no aceptar la oferta del GRAN LEONE.

    Por cierto, MAL PASO Productions tenñia los derecho del videojuego que no llego a realizarse sobre DIRTY HARRY y del que solo hay un trailer. Es algo rudimentario pero es bueno.

    ResponderEliminar
  2. Buen e instructivo post, Nestor. Ya sabrás que Hervé Attia tiene un vídeo de Por un Puñado de Dólares en Almería.

    Hablando del oficio de director, ¿cuál es tu película preferida de Eastwood como director?

    ResponderEliminar
  3. Como director, la película que más me gusta suya es El Fuera de la Ley (The Outlaw Josey Wales).

    Pero, tras esta, destacaría también las siguientes: Sin Perdón, El Jinete Pálido, Cazador Blanco Corazón Negro, y Gran Torino.

    Destacaria El Intercambio y Million Dollar Baby por su fuerza dramática y El Sargento de Hierro por lo divertida que es (no hay película que contenga más frases políticamente incorrectas).

    También me gustan Firefox, Impacto Súbito, Poder Absoluto, Infierno de Cobardes, etc...

    Tine una filmografía como director muy buena. Sólo hay tres films que no me interesa volver a ver: El Aventurero de Medianoche, Un Mundo Perfecto, y Medianoche en el Jardín del Bien y del Mal (aunque tenía una música espléndida).

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Permitidme que primero me limpie la boca y las manos antes de hablar de mi director MAS que favorito.

    No sabía que Cometieron Dos Errores hubiera sido un taquillazo... me ha soreprendido porque a mi me resulto un poco aburrida... supongo que porque no me terminó de encajar el toque de western, ya que siempre me gusto el encanto (muchas veces cansino) del Spaguetti.

    Me pregunto cual de las dos motivaciones verdaderas le llevaría a escoger el nombre de MALPASO. Hay un par de videos en Youtube en el que en una entrevista comenta anecdotas y cosas de como fue rodar con Leone, y es la mar de curioso y divertido.

    Creo que a poco directores valoro, respecto y admiro tanto como a Clint, cada pelicula suya la he visto por lo menos 2 o 3 veces... Sin Perdon ya ni recuerdo cuantas, lo mismo que el Sargento de Hierro. Million Dollar me parece una gozada, y el Intercambio tiene 2 o 3 momentos que deberían estudiarse en las academias de cine de "como decir un millon de cosas en un par de planos y sin apenas mover la camara".

    Lo mismo que Gran Torino debería de ser de visionado obligatorio en todos los institutos y escuelas del mundo.

    El día que no esté un cachito de mi alegria por el Cine tb desaparecerá.

    ResponderEliminar
  5. Buen post, una de las muchas grandes historias del maestro Clint.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  6. El western me gustaba de niño, ahora no mucho, pero El Fuera de la Ley, El Jinete Pálido y Sin Perdón son buenísimas. ¿Nadie se llevó un pequeño flechazo con Megan Wheeler (Sydney Penny) en El Jinete Pálido. ¡Qué chica tan pero que tan guapa! La que no puedo digerir es Gran Torino. No terminé de verla.

    De El Intercambio, y aunque sé que está basada en hechos reales, hay una escena que resulta difícil de aceptar, de asimilar, y es la de la estación del tren, cuando a Angelina Jolie le presentan a su no-hijo y la convencen para que lo acepte y pose ante los fotógrafos. No me resulta verosímil que una madre reaccione así. En su lugar, yo me habría negado —hasta con agresividad— a participar en algo así. ¡Y ni que decir tiene que jamás me habría llevado al nene a mi casa! Fue el mayor error de esta mujer, Christine Collins.

    Firefox es un peliculón muy infravalorado. Toda la parte de su infiltración en la URSS es muy creíble, sin artificios innecesarios.

    ResponderEliminar
  7. Nunca un Malpaso fue tan acertado, hay gente que tiene un ojo clínico, como me alegro de esa asociación con Sergio Leone, y todo lo que vino después, grande, maestro Eastwood.

    ResponderEliminar
  8. Cometieron Dos Errores no era mala, bueno, a mi juicio.

    Eastwood aplicó lo aprendido con LEONE al cine norteamericano.

    Algo lenta si que es, pero la lentitud es en parte a los diálogos que dan paso a la historia. Algo que no es valadí.

    Si la Trilogía del Dolar era lenta, es por el uso del tempo de LEONE. Además, esa lentitud hace que saboreemos mejor la película, ¿no?

    Tampoco hay que olvidar Infierno de Cobardes.

    ResponderEliminar
  9. Octopus: desde luego, Megan podría ser considerada otro de los símbolos juveniles de los 80 que tú muy bien explicas en tu blog.

    Xavi: Es cierto. Infierno de Cobardes es una película muy contundente. Creo que el estilo de Leone nos ofrece un ángulo diferente sobre el western que fue muy interesante descubrir.

    Alfonsus, Satrian, Mike: Ojalá el maestro Eastwood pudiera ser eterno.

    ResponderEliminar
  10. Bueno, no puedo estar más que alegre (a la manera barthesiana)por encontrarme con tu blog y con estos excelentísimos apuntes sobre el gran Clint. Lo digo desde siempre "Todos los caminos conducen al gran Clint".

    Hablar sobre su obra o filmografía es encontrarse con una escritura, profunda, social, diseminada, que no repite, no se recursiviza. En la escritura (al menos en la mía) siempre hay un halo eastwoodneano

    Comparto totalmente la opinión de Alfonsus,en el plano pedagógico, en la formación de los educandos, películas de esa clase fomentan el espíritu humano.

    Un saludo, y con la firma de Callahan: “No sabrás cuándo, pero te estaré vigilando”.
    (Harry el sucio)

    ResponderEliminar
  11. Hoy en día es posible visitar las localizaciones de las películas de Sergio Leone , en el desierto almeriense de Tabernas. Por un lado el Mini-Hollywood y por otro el Leones Star. Ambos a un par de kilómetros uno del otro.

    ResponderEliminar