29 de abril de 2016

Joven y Rebelde: las películas de James Dean. Por Juan Pais


AL ESTE DEL EDÉN (East of Eden, 1955)


Elia Kazan buscaba en 1954 un actor para interpretar a Cal Trask en la adaptación de la novela de John Steinbeck, Al Este del Edén, publicada dos años antes. Inicialmente, Kazan había pensado en Marlon Brando y Montgomery Clift para dar vida a los hermanos protagonistas pero eran demasiado mayores; fue entonces cuando descubrió a James Dean cuando éste ensayaba El Inmoralista y le pareció el adecuado para interpretar a Cal. Para el papel de su hermano audicionaron Paul Newman y Richard Davalos, siendo Davalos el interprete elegido. La confirmación del acierto de Kazan al contratar a Dean llegaría del propio John Steinbeck; tras presentárselo, el novelista le dijo que era un niñato pero que era perfecto para el papel.

¿Y quién es Cal Trask? ¿Qué tiene ese personaje para que su creador viese a James Dean como su reencarnación? Al Este del Edén adapta sólo la última parte de la novela, que arranca en los años posteriores a la Guerra de Secesión. En esta adaptación se nos presenta a Cal como un joven introvertido que no consigue encontrar su identidad y que se siente dolido por el desprecio que siente hacia él su padre, Adam, que prefiere al otro hermano, Aron. Con Al Este del Edén, Steinbeck revisita alegóricamente el mito del Caín, dándole una vuelta de tuerca a la tradicionalmente asignada cualidad maligna de Cal.

Los dos hermanos viven con su padre (interpretado por Raymond Massey, con el que James Dean no se llevó nada bien durante el rodaje), en el valle de Salinas (California). Adam es un próspero granjero y un hombre puritano y riguroso. Tanto a Cal como Aron se les dijo que su madre había muerto y estaba en el cielo. Sin embargo, Cal sospecha que vive y que es una misteriosa mujer que regenta un burdel cerca de donde viven su ex marido y sus hijos. Al inicio de Al Este del Edén le vemos siguiéndola. No tardarán en conocerse y acabará por conocer todo lo que hasta entonces ignoraba sobre ella y su propia vida.


Otro motivo de fricción entre Cal y Aron es la bella Abra, que inicialmente es la novia del segundo. Poco a poco la chica empieza conociendo a Cal y dándose cuenta de que no es malo, como todos dicen, sino que es una persona herida. Abra fue interpretada por Julie Harris, inicialmente rechazada por Jack Warner, que la consideraba demasiado mayor para dar vida a Abra. Kazan insistió y acabó haciendo el personaje, que enamoró al público con su encanto y sensibilidad.

Para tratar de complacer a su padre, Cal planta judías, cuyo precio ha subido debido a la Primera Guerra Mundial. Está muy ilusionado con el proyecto y le pide dinero a su madre. El negocio es un éxito, y Cal decide entregarle el dinero ganado a Adam como regalo de cumpleaños. Sin embargo, éste lo rechaza argumentando que son beneficios obtenidos inmoralmente, aprovechando los bajos precios causados por la guerra. Cal, roto de dolor por su desprecio, se enfrenta a su padre violentamente.

Partiendo del conflicto entre los dos hermanos, Kazan aborda temas más profundos como los problemas generacionales entre padres e hijos o la nociva influencia de la religión. La utilización del entonces novedoso Cinemascope (la fotografía de Ted McCord es sobresaliente) le proporciona a Kazan la oportunidad de conseguir una película de una gran belleza plástica, plasmando el encanto del paisaje californiano y subrayando la poesía de la película. Asimismo, el inteligente y arriesgado uso de los encuadres refleja muy bien las divergencias entre los personajes. Para acabar de redondear el lírico conjunto, debe hacerse una mención especial a la música de Leonard Rosenman, en su primera partitura para el cine.

Al Este del Edén fue rodada en Salinas y Monterey (California), así como en la Denslow Morgan Preston Mansion, de Mendocino (para las escenas del interior de la casa de los Trask), y en los estudios de la Warner en Burbank.

El estreno tuvo lugar el 9 de marzo (Nueva York) y el 16 de marzo de 1955 (Los Ángeles). En España, se estrenó el 6 de octubre de 1958 (Barcelona) y el 13 de noviembre de 1958 (Madrid). James Dean no asistió a ninguna de las premieres americanas, por lo que fue amonestado por Jack Warner.


REBELDE SIN CAUSA (Rebel Without a Cause, 1955)


La segunda película de James Dean fue Rebelde sin Causa, un proyecto que la Warner tenía planeado desde finales de los 40. Inicialmente, la productora quería a una estrella más importante; sin embargo, Nicholas Ray insistió en que Dean fuera el protagonista.

Nicholas Ray aborda uno de los temas que le fueron más caros, el de la rebeldía juvenil, que ya había tratado en Llamad a Cualquier Puerta (Knock on Any Door, 1949). La intención original era adaptar el libro de Robert M. Lindner, Rebel Without A Cause: The Hypnoanalysis Of A Criminal Psychopath (Rebelde sin causa: El hipnoanálisis de un psicópata criminal), un estudio sobre jóvenes conflictivos. Ray, sin embargo, escribió una historia corta llamada The Blind Run en la que contradice las teorías de Lindner. Según éste, los delincuentes provenían de familias pobres desestructuradas y los chicos buenos formaban parte de familias acomodadas. Sin embargo, tanto en The Blind Run como en Rebelde sin Causa, Nicholas Ray puso de manifiesto que la rebeldía juvenil está relacionada con la búsqueda de la propia identidad, tiene que ver con la reafirmación personal, que generalmente colisiona con la hipocresía del mundo adulto.


Rebelde sin Causa arranca en una comisaría de policía. Allí coinciden Jim (James Dean), Judy (Natalie Wood) y Platón (Sal Mineo). Los tres han sido arrestados por diferentes motivos, pero están unidos por un sentimiento común: el sentirse incomprendidos y despreciados por sus padres. Para Jim, los problemas ya surgen el primer día en su nuevo instituto, adonde ha llegado después de que su familia se mudara por enésima vez debido a sus constantes conflictos. Unos pandilleros la toman con el muchacho, y tras una primera pelea a navajas, Jim y el cabecilla de aquéllos se retan a lo que llaman una chicken run, una carrera de coches en dirección a un acantilado en la que vence el último que se arroje del coche. La carrera acaba en tragedia, lo que paradójicamente refuerza los lazos entre Jim y Judy, novia del pandillero, y Platón, que siente una enorme fascinación y simpatía por Jim. La represión de la policía y la hostilidad de los otros pandilleros hace que el trío busque refugio en una casa abandonada. Allí se desarrollará el último acto de la película.

Nicholas Ray, siempre preocupado por el mundo juvenil, ofrece una película sensible y honesta. El habitual lirismo de su cine queda subrayado por el cromatismo de las imágenes (en Cinemascope). También destaca el sentido de la fatalidad que sabe imprimirle. Tal vez pueda reprochársele la forzada disposición temporal que obliga a concentrar muchos hechos en 24 horas, pero en líneas generales es una película sobresaliente.

Rebelde sin Causa fue rodada íntegramente en California. El centro en que se desarrolla la acción fue recreado en el instituto de Santa Mónica. La localidad de Calabasas fue escenario de la chicken run. También se rodaron escenas en el Griffith Observatory y Griffith Park.

El estreno de Rebelde sin Causa tuvo lugar el 27 de octubre de 1955. A las pantallas españolas llegaría tardíamente, el 20 de febrero de 1964.



GIGANTE (Giant, 1956)


Si la vida de James Dean no se hubiese interrumpido violenta y prematuramente, Gigante sería recordada como una de sus primeras películas, no como la última. Sin embargo, esta adaptación de la novela río de Edna Ferber se convirtió en su testamento cinematográfico, y como las otras dos películas en las que Dean actuó como actor protagonista, en un clásico del séptimo arte.

Jack Warner decidió adaptar la novela río de Edna Ferber, centrada en una familia texana en la primera mitad del siglo XX, y le encomendó la dirección de la película al prestigioso George Stevens. El libro, publicado en 1952, no fue muy bien recibido inicialmente. A los sectores más conservadores del estado de la estrella solitaria no les gustó. Algunos medios consideraban que más que reflejar el estilo de vida texano lo parodiaba. Sin ir más lejos, desde las páginas del Houston Press se pidió que Ferber fuera "linchada", nada menos.

Gigante, que fue adaptada por Ivan Moffat y Fred Guiol, se centra en el matrimonio formado por Jordan "Bick" Benedict y Leslie Lynnton, una joven de la alta sociedad del Este, y su vida en Reata, la propiedad de Bick y su familia desde varias generaciones atrás en Texas. Ambos crearán una familia y se verán afectados por los cambios sociales y políticos, destacando la progresiva inserción social de las minorías y el modo que tienen los Benedict de afrontarlo.

Bick es el personaje principal, un hombre muy consciente de su posición social y de la herencia recibida de sus antepasados; es una persona noble, de buen corazón, por lo que termina por aceptar que los tiempos cambian. El papel de Bick fue asumido por Rock Hudson después de que se pensara en que lo interpretaran Gary Cooper y Clark Gable, lo que fue rechazado por George Stevens debido a que esos actores eran muy mayores para dar vida a Bick en sus años jóvenes.

Para interpretar a Leslie, George Stevens le dio a elegir a Rock Hudson entre Elizabeth Taylor y Grace Kelly, decantándose Hudson por Taylor. Leslie es una mujer hermosa e inteligente, pero su sensibilidad de mujer refinada del Este no encaja muy bien en la abrupta Texas, lo que la hace tener problemas para adaptarse a su nueva vida, chocando con su cuñada, Luz (Mercedes McCambridge, en una de sus característicos personajes agrios), que la considera demasiado blanda. Leslie se indigna con las precarias condiciones de vida que llevan los empleados mexicanos de su marido e intenta mejorarlas, lo que la hace llegar a ser muy querida por éstos.


Jett Rink es el nombre del personaje de James Dean. Es un peón de Reata, un hombre huraño y rebelde, con el que Bick tiene problemas, aunque Luz le protege siempre. Además, Rink se enamora de Leslie, pese a que sabe que su amor por ella es imposible. A la muerte de Luz, Rink hereda una pequeña propiedad, Little Reata, que Jett se resiste a venderle a Bick, el cual no quiere que se divida la propiedad. Poco después, se encuentra petróleo en Little Reata, haciéndose Rink muy rico. Sin embargo, se siente muy amargado por su frustrado amor por Leslie.

Otros actores que participan en Gigante son Sal Mineo y Dennis Hopper. Ambos, que eran buenos amigos de Dean, habían formado parte del reparto de Rebelde sin Causa. Mineo dando vida a Platón y Hopper a uno de los pandilleros. Si en la película de Nicholas Ray tiene más protagonismo el papel de Mineo, aquí es el futuro director de Easy Rider el que tienen un rol más relevante, incorporando a Jordy, el hijo de Hudson y Taylor, mientras que aquél incorpora a Ángel Obregón, el hijo del capataz de los Benedict.

George Stevens realiza una estupenda labor en Gigante, posiblemente su mejor película. Con inteligencia y talento utiliza los grandiosos escenarios naturales texanos para subrayar el tono épico de la película. Asimismo, le da a la película un preciso sentido del ritmo, superando el fácil riesgo de aburrir al espectador con un metraje tan extenso como el de Gigante.

Las escenas que transcurren en Reata fueron rodadas en Marfa (Texas) durante el calurosísimo verano de 1955. Otras localizaciones texanas fueron los condados de Jeff Davis y Presidio así como el pueblo de Valentine, donde estaba ambientado el poblado mexicano cercano a Reata. El rodaje también se llevó a cabo en Arizona y en Charlottesville (Virginia) para las escenas que transcurrían en la granja de la familia Lynnton. Los estudios de la Warner en Burbank albergaron las escenas de interiores.

Gigante se estrenó el 10 de octubre de 1956 en Nueva York y el 24 de noviembre de 1956 en Los Ángeles. En España el estreno tuvo lugar el 29 de marzo de 1959.

Tanto Rebelde sin Causa como Gigante se estrenaron después de haber muerto James Dean.


Precedido por:

Vivir deprisa, morir joven: James Dean (1931-1955)

No hay comentarios:

Publicar un comentario