1 de marzo de 2016

Premios Oscar 2016


La 88 edición de los premios Oscar nos ha ofrecido una gala ágil y con buen ritmo. La entrada de los nuevos productores, David Hill y Reginald Hudlin, parece haber insuflado un nuevo ímpetu que se ha visto refrendada por la mordaz, a la par que divertida, presentación de Chris Rock, en su segunda presencia como host. Los primeros datos de audiencia no son demasiado buenos pero eso es debido a lo que se viene diciendo hace años. Cuando las películas nominadas no son hits de taquilla, una buena parte del público general se desconecta de los Oscar.

Chris Rock no eludió la gran polémica entorno al evento y entró a fondo en la cuestión con sentencias potentes que ha sabido combinar acertadamente con la comicidad y distensión exigida. Ha sabido sacar la ironía y el sarcasmo sin que el mensaje reivindicativo resultara cargante.  Su papel era extraordinariamente difícil tras la campaña #Oscarssowhite que criticaba la escasez de diversidad racial entre los nominados a los premios. No obstante, al final de la gala, ha logrado su objetivo de incomodar solamente a aquellos miembros de la industria que practican la exclusión, no a los espectadores.

En cuanto a los premios, la sorpresa se ha producido en la máxima categoría. Las previsiones indicaban que la única película que podía arrebatarle el triunfo a The Revenant era The Big Short. La película de Adam McKay se había alzado con el premio del sindicato de productores y eso le daba muchos números en las quinielas. Sin embargo, en los Oscar siempre hay algún cambio sobre las proyecciones y, en este caso, los votantes de la Academia han apoyado más a una cinta polémica como Spotlight, la excepcional película dirigida por Tom McCarthy y protagonizada por el mejor elenco de 2015: Michael Keaton, Mark Ruffalo, Rachel McAdams, Liev Schreiber, Stanley Tucci, John Slattery y Billy Crudup.

El mexicano Alejandro González Iñárritu refuerza su estatus en Hollywood con una nueva victoria como mejor director. La antología del dolor, en la gran pantalla, lleva su nombre mientras encuentra en cada proyecto una nueva oportunidad para explorar nuevas aristas del sufrimiento físico y emocional. Es el tercer realizador, en toda la historia de los Oscar, que logra dos premios consecutivos en la categoría. Iguala a dos colosos como John Ford y Joseph L. Mankiewicz y lo hace en la era moderna, donde dirigir películas de máxima repercusión, dos años seguidos, está al alcance de muy pocos. Por otra parte, Emmanuel Lubezki, director de fotografía también mexicano, establece una nueva marca al ganar por tercer año consecutivo en su categoría (Gravity / Birdman / The Revenant). De todas formas, esta idea de concentrar tantos premios en una sola persona cuando tienes a Roger Deakins, con 13 nominaciones a sus espaldas y ninguna estatuilla, me parece excesiva. No conduce a ninguna parte que Lubezki tenga dos o tres estatuillas. En cambio, uno o cero sí marca la diferencia para un técnico de la trayectoria y prestigio del británico.

Justicia para Leonardo DiCaprio en su quinta nominación interpretativa, sexta en total. Su extraordinario trabajo en The Revenant le hace merecedor de los máximos honores pero es necesario reconocer que su trayectoria ha recorrido caminos de calidad desde su debut cinematográfico en 1993. No obstante, en 2002, empezó una nueva etapa en su carrera donde la brillantez apareció para quedarse. Desde entonces, ha encadenado un proyecto tras otro, trabajando solamente con los mejores directores y obteniendo grandes resultados. Martin Scorsese necesitaba un leading man para un ciclo nuevo y encontró la conexión y el entendimiento que requería en DiCaprio. Scorsese consiguió encumbrarle definitivamente y se convirtió en su mentor pero también han colaborado en ello Steven Spielberg, Edward Zwick, Ridley Scott, Sam Mendes, Christopher Nolan, Clint Eastwood, Quentin Tarantino y, ahora, Iñárritu. Una auténtica lista All Star que, para otros actores de su generación, existe solo en los mejores sueños.
Tal como se preveía a tenor de los galardones previos, Brie Larson ha obtenido el Oscar, en su primera nominación, imponiéndose a la siempre magistral Cate Blanchett. Superar el reto dramático que le proponía Lenny Abrahamson en Room la ha convertido en referencia para este año aunque hay que reconocer que, sin la brillante aparición del jovencito Jacob Tremblay, la película no habría llegado al nivel obtenido. Veremos cómo Larson aprovecha el tirón mediático. Por el momento, tiene dos películas pendientes de estreno y está rodando Kong: Skull Island, junto a Tom Hiddleston, Samuel L. Jackson y John Goodman. 

Primera nominación y primera victoria también para Alicia Vikander, espléndida en The Danish Girl. Vikander ya está acostumbrada a mayores niveles de exigencia tras sus últimos trabajos. Una de sus próximas cintas, The Light Between Oceans, puede reportarle nuevos galardones en 2017.

Muchos pensábamos que la noche nos traería la victoria de Sylvester Stallone en la categoría de mejor actor de reparto. Su aclamada interpretación en Creed parecía situarle con muchas opciones. Pero, una vez más, los Oscar combaten su etiqueta de previsibles y ha sido el británico Mark Rylance quien se ha llevado el gato al agua. Steven Spielberg demostró su habitual ojo clínico a la hora de elegirle para el papel del taciturno Rudolf Abel en Bridge of Spies. Rylance es un excelente actor, de larga trayectoria en cine y teatro, pero poco conocido por el gran público. Su presencia en pantalla, en un papel trascendental, sería ideal para equilibrar el aura de una gran estrella como Tom Hanks.

Ese momento Stallone que no existió quedó compensado con creces cuando Ennio Morricone obtuvo el Oscar a la mejor banda sonora original por The Hateful Eight. Tras más de seis décadas de carrera, uno de los grandes maestros vivos de la música de cine obtenía por fin el Oscar tras cuatro nominaciones previas fallidas. El premio honorífico recibido hace unos años queda ahora apostillado con un reconocimiento que el compositor italiano merecía desde hace largo tiempo.

Ennio Morricone recibió el Oscar de manos de Quincy Jones.


A continuación, la lista completa de los ganadores:


Mejor película
Spotlight 
Michael Sugar, Steve Golin, Nicole Rocklin, Blye Pagon Faust, productores

Mejor dirección
Alejandro González Iñárritu
El Renacido (The Revenant) 

Mejor actriz principal
Brie Larson
La Habitación (Room)

Mejor actor principal
Leonardo DiCaprio
El Renacido (The Revenant)

Mejor actriz de reparto
Alicia Vikander 
La Chica Danesa (The Danish Girl)

Mejor actor de reparto
Mark Rylance
El Puente de los Espías (Bridge of Spies)

Mejor guión original
Josh Singer y Tom McCarthy
Spotlight

Mejor guión adaptado
Charles Randolph y Adam McKay
La Gran Apuesta (The Big Short)

Mejor película de habla no inglesa
El Hijo de Saúl (Saul Fia)
Lászlo Nemes, director

Mejor película de animación
Del Revés (Inside Out)
Pete Docter & Jonas Rivera, directores

Mejor dirección de fotografía
Emmanuel Lubezki
El Renacido (The Revenant) 

Mejor montaje
Margaret Sixel
Mad Max: Furia en la Carretera (Mad Max: Fury Road)

Mejor banda sonora original
Ennio Morricone
Los Odiosos Ocho (The Hateful Eight)

Mejor canción original
"Writing's on the Wall", escrita por Sam Smith y James Napier para Spectre

Mejor maquillaje y peluquería
Lesley Vanderwalt, Elka Wardega y Damian Martin
Mad Max: Furia en la Carretera (Mad Max: Fury Road)

Mejor diseño de producción
Colin Gibson y Lisa Thompson
Mad Max: Furia en la Carretera (Mad Max: Fury Road)

Mejor vestuario
Jenny Beavan
Mad Max: Furia en la Carretera (Mad Max: Fury Road)

Mejor sonido
Chris Jenkins, Gregg Rudloff y Ben Osmo
Mad Max: Furia en la Carretera (Mad Max: Fury Road)

Mejor montaje de efectos sonoros
Mark A. Mangini y David White
Mad Max: Furia en la Carretera (Mad Max: Fury Road)

Mejores efectos visuales
Andrew Whitehurst, Paul Norris, Mark Williams Ardington y Sara Bennett
Ex-Machina

Mejor largometraje documental
Amy
Asif Kapadia, director

Mejor cortometraje documental
A Girl in the River: The Price of Forgiveness
Sharmeen Obaid-Chinoy, directora

Mejor cortometraje de ficción
Stutterer
Benjamin Cleary, director

Mejor cortometraje de animación
Historia de un oso
Gabriel Osorio Vargas, director

3 comentarios:

  1. La banda sonora de Carol la mejor; la de Sicario la segunda mejor; a Carol le habría dado algún Oscar y alguna nominación más.

    ResponderEliminar
  2. Macbeth debería haber estado luchando por la banda sonora.

    ResponderEliminar
  3. "Ese momento Stallone que no existió quedó compensado con creces cuando Ennio Morricone obtuvo el Oscar a la mejor banda sonora original"

    Hombre, compensado, lo que se dice compensado...

    Pero, oye, me alegro muchísimo por Il Maestro Morricone.

    Lo suyo, junto con Scorsese es otra Injusticia Histórica.

    ResponderEliminar