23 de febrero de 2016

Masacre en Two Pines: Kill Bill Vol. 2


Yacen nueve cuerpos en el interior de la capilla Two Pines (El Paso, Texas). Un acto brutal y macabro, que deja un escenario dantesco. El evento debía ser feliz pero ha concluido de la forma más sórdida imaginable. A los Rangers les afecta especialmente la imagen de la novia, con su vestido blanco completamente bañado en sangre. Paradójicamente, la boda debía celebrarse unos días después, esto solamente era un simple ensayo. No obstante, la Novia embarazada había decidido desafiar a la muerte para dotarse de una segunda oportunidad...

La promesa de un nuevo futuro alegraba a Arlene Machiavelli (Uma Thurman). No es fácil para una mujer embarazada y sin familia empezar de nuevo en una ciudad de frontera como El Paso. Sin embargo, obtuvo trabajo en una tienda de discos regentada por Tommy Plympton (Chris Nelson). Y, con el tiempo, la relación entre ellos fue creciendo hasta llegar a la propuesta de matrimonio. Una asesina a sueldo, considerada la mujer más letal del mundo, se disponía a iniciar una vida convencional al lado de personas nobles que habían decidido acogerla y se habían tragado sus mentiras acerca de una familia desaparecida. La futura Novia había dado un paso tan radical al conocer su embarazo. Se propuso apartar a su hijo o hija de la existencia que la había caracterizado hasta ahora. La muerte debía alejarse de su devenir aunque no consiguió lo que tanto ansiaba en primera instancia. El mayor de los sufrimientos estaba a punto de empezar.

Durante una calurosa mañana, los principales invitados a la boda se reunieron en la capilla Two Pines para un ensayo previo. Justo cuando el pastor y su mujer se encontraban en plena explicación e incluso había intervenido el organista (Samuel L. Jackson), la Novia decidió tomar cierta distancia ante el más que esperable agobio y fue entonces cuando una melodía de flauta captó su atención.

Sentado en el porche de fuera se encontraba Bill (David Carradine), su mentor y amante, el padre de la criatura que llevaba dentro. A pesar de todas las precauciones, Bill la había localizado. Siempre lo hacía. Bill, el hombre de infinitos recursos, la conecta con su verdadera esencia, con la auténtica Beatrix Kiddo... una eficaz asesina irremisiblemente enamorada de su preceptor. Bill es un hombre muy curtido que sabe inspirar confianza y esa sensación es la que le transmite constantemente a Beatrix, llegando a ciertos momentos de melancolía en la conversación. Es un hombre que solo pretendía conocer lo que había sido de ella tras una súbita desaparición. B & B vuelven a conectar emocionalmente e incluso entran en la capilla como "padre e hija". El ensayo continúa pero pronto todo se desvanecerá.
Bill no ha aceptado el abandono y la traición de su mejor pupila. Y no permitirá ningún plan alternativo de vida para ella, sabiendo que además lleva dentro a la criatura de ambos. Two Pines será testigo de un hecho macabro que demuestra hasta qué punto puede llegar la expresión "orgía de violencia". El mensaje que todos deben conocer es que no se juega con Bill. De ello se encargará el resto del Deadly Vidper Assassination Squad, formado por Vernita green (Vivica A. Fox), O-Ren Ishii (Lucy Liu), Elle Driver (Daryl Hannah) y Budd (Michael Madsen), el hermano de Bill.

Al paso de una nueva versión de los cuatro jinetes del apocalipsis, la pequeña capilla retumbará y, al finalizar su cometido, la sangre de nueve víctimas inundará el suelo de la ermita. Sin embargo, a pesar del castigo sufrido, la Novia seguirá aferrándose a un hilo de vida...


La ubicación real de la capilla no se encuentra precisamente en Texas sino en California. El equipo de localizaciones de la película dio con una pequeña iglesia en el municipio de Lancaster, a unos cien kilómetros de Los Angeles. Lancaster se sitúa cerca del límite suroeste del desierto de Mojave y ejemplifica el tipo de trama urbana que distingue a los municipios del Antelope Valley. Se trata de grandes extensiones de terreno donde el paisaje árido domina la escena mientras una serie de propiedades, en ocasiones deshabitadas, se diseminan en los espacios que deja una red viaria en forma de cuadrícula. Un páramo bastante desolador que, al mismo tiempo, dota de contraste geográfico al gran estado de California.

Sobrepasado el Angeles National Forest, desde el sur, se accede a la cuenca del desierto de Mojave que culmina al norte con el Death Valley National Park. Hacia el este, de camino a Nevada, se encuentra la Edwards Air Force Base y, siguiendo la autovía 58, se llega a Barstow, una de las poblaciones emblemáticas de la mítica Route 66.

La pequeña Calvary Baptist Church de Lancaster reunía todas las condiciones de forma y entorno para dar autenticidad escenográfica a la Massacre at Two Pines. Situada en la confluencia entre la 198th Street East y la East Avenue G, ofrecía facilidades logísticas para el desplazamiento de los equipos debido a la poca distancia con respecto a Los Angeles.  El entorno desértico y desolado resultaba inspirador para que Quentin Tarantino concibiera una secuencia que se inicia con un movimiento de grúa y que sitúa a la Novia y a Bill frente a un entorno árido y agreste, preludio de una gran tragedia y metáfora resonante de lo que fue su relación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada