19 de febrero de 2008

El sueño de Zihuatanejo


Una de mis películas preferidas (probablemente la que más) es Cadena Perpetua (The Shawshank Redemption). Un film de 1994, dirigido y escrito por Frank Darabont, en el que se adaptaba un relato corto, escrito por Stephen King, llamado Rita Hayworth and the Shawshank Redemption.

Protagonizada por Tim Robbins y Morgan Freeman, esta película se ha convertido en un auténtico referente dentro de la historia del cine y ocupa el primer puesto en la lista de las 250 mejores películas de la prestigiosa Internet Movie Database.

Stephen King, el mago de la literatura fantástica, de terror, y también de ciencia ficción, ha escrito también otros textos que pueden calificarse, según la descripción de Frank Darabont, como literatura humanista. La Milla Verde o Corazones en Atlántida se inscribirían también en este apartado de su intensa labor literaria pero ninguno de ellos ha podido llegar a la trascendencia de Cadena Perpetua.

Cadena Perpetua es una oda a la superación personal ante las peores adversidades. Un ejemplo de que el espíritu humano puede sobrevivir al peor de los encierros y seguir conservando la esperanza. Estos factores son los que representa, en la película, el personaje de Andy Dufresne (Tim Robbins): un joven banquero, condenado a cumplir cadena perpetua, a pesar de ser inocente. Obligado a purgar la culpa de otro. Abandonado a su suerte en la penitenciaría de Shawshank en 1947. La versión oficial es que él mató a su esposa y a su amante al pillarlos juntos en su casa. Varias pruebas le incriminaban pero la realidad es que, cuando él llegó, el crimen ya se había cometido y el verdadero culpable campaba a sus anchas.

Una vez en prisión, Andy lucha por mantener vivo su espíritu, por seguir pensando que hay un mundo fuera de esos muros. Inicia una rudimentaria colección de minerales y, más adelante, se pone al frente de la rehabilitación y gestión de la biblioteca penitenciaria. Incluso realiza trabajos de contabilidad ilícita para el alcaide (magníficamente interpretado por Bob Gunton) con el fin de mantener todos los servicios que se han conseguido para los internos. Pero, gracias también a la suerte, se le ha concedido la posibilidad de escapar. Cada noche excava en su propia celda, con una paciencia exacerbada, un túnel que puede llevarle a la ansiada libertad. Los posters de Rita Hayworth, Marilyn Monroe, y Rachel Welch son testigos de su actividad a lo largo de 19 años. Sin embargo, tras todo este tiempo, Andy llega a sentirse a gusto en la prisión. Pero todo esto cambia radicalmente cuando el alcaide se niega a echarle una mano al descubrir Dufresne la identidad del verdadero culpable del asesinato de su esposa.

Tras salir de las celdas de aislamiento, a las que el alcaide Norton le ha condenado por su supuesta rebeldía, Dufresne reemprende sus actividades habituales y sigue blanqueando las cuentas del mandamás. Pero días más tarde y, al amparo de la noche, Dufresne se fuga y, a la mañana siguiente, cuando las autoridades se dan cuenta de su desaparición ya es demasiado tarde para atraparle. Su escapada es brillante. Su salida de prisión implica la caída en desgracia del malvado alcaide, al descubrirse todos sus negocios sucios que han llegado a manos de la prensa gracias a un informador "anónimo". Cuando su mejor amigo Ellis Boyd "Red" Redding (Morgan Freeman), consigue la libertad condicional, Andy deja un rastro para que lo siga y pueda reunirse con él en Mexico, en el entonces pequeño pueblo de Zihuatanejo. Su proyecto de construir un hotel delante del mar se acaba realizando y la película nos deja la sensación de un sueño cumplido y de haber presenciado una experiencia vital apasionante.

El sueño de Zihuatanejo es aplicable al que podemos tener cada uno de nosotros. Aquella idea que siempre nos ronda la cabeza, aquel proyecto, aquella intención. Si un hombre condenado y encerrado consigue su propósito, el mensaje resultante es de esperanza y confianza en que siempre tenemos posibilidades de conseguir lo que más deseamos.

Zihuatanejo es actualmente una pequeña ciudad en la costa mexicana del Pacífico, dentro del estado de Guerrero. Es un centro turístico de primer orden gracias a la calidad de sus playas pero incluso allí reconocen que el hecho por el que es más conocida la población es por haber sido citada en la literatura y en el cine.

8 comentarios:

  1. Sin lugar a dudas "Cadena perpetua" es una de las películas más emotivas que he visto. Un film bello donde lo haya.

    La banda sonora, la dirección de Darabont, y en general todo su conjunto la convierten en una experiencia inolvidable.

    Una auténtica oda a la esperanza.

    ResponderEliminar
  2. También es una de mis películas favoritas. Hablando con gente sobre ella me he dado cuenta de lo realmente hermoso de esta cinta:

    cada uno vé en ella lo que quiere ver.

    Tú hablas del instinto de superación, y veo una historia de amistad mayor que la que puderion tener Frodo Ysam mientras dirigian sus pasos al Monte del Destino.

    Esto es lo grande de las grandes historias, que cada uno las dibuja en su mente de la mejor manera posible.

    SithWolf

    ResponderEliminar
  3. Es de las preferidas de muchos, yo también me incluyo :)

    ResponderEliminar
  4. No es de mis preferidas pero vaya, no cabe duda de que es una gran película, y eso lo sabemos porque en cualquier punto del metraje en el que la pillemos nos engancha. Es lo que me ocurrió a mí hace unos días, cuando haciendo zaping me la encontré en no sé qué canal. Cadena Perpetua es una peli conocida y reconocida. Otra sobre cárceles que me gusta mucho y que pienso que no ha sido valorada en su medida es La Última Fortaleza, The Last Castle (2001), de Robert Redford. Vedla si no lo habéis hecho.

    ResponderEliminar
  5. tiene una factura demasiado patriótica para mi fragil estómago.

    SithWolf

    ResponderEliminar
  6. Un gran espectáculo, si señor, porque todo es espectáculo, desde su director, hasta sus actores, pasando por la banda sonora, fotografía, y su historia. Una película verdaderamente recomendable.
    "Me he pasado 40 años pidiendo permiso para mear, y me es imposible hacerlo, sin que me lo den, esa es una realidad durísima". Saludos!!!
    Extraordinario post, si señor
    http//:pablocine.blogia.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ...la música está aquí (cabeza) está acá (corazón) no te la pueden quitar...¡¡¡Genial!!!

      Eliminar
  7. Yo soy de zihuatanejo!. Quien no quisiera vivir aqui!?

    ResponderEliminar