1 de octubre de 2007

Depredador, 20 años después



En 1987 se estrenó en los cines "Depredador". Para mí es una de las mejores películas de ciencia-ficción que se han hecho, un auténtico clásico.
En el film se nos introdujo, por primera vez, a una criatura alienígena de gran poder, a la cual le seduce la violencia y los conflictos armados, y que está dotada de una voracidad y una capacidad de destrucción enorme.

Arnold Schwarzenegger interpretó al Mayor Alan "Dutch" Schaefer, jefe de una unidad de élite, al que le encargan el rescate de un pez gordo en plena selva de Guatemala. Lo que empieza siendo una misión en la que deberan enfrentarse a guerrilleros y a sus aliados soviéticos, se acaba convirtiendo en una autentica jauría cuando hace su aparición el depredador que, siguiendo los pasos del comando, espera su oportunidad para ir eliminando, uno a uno, a los hombres de "Dutch" hasta enfrentarse en un memorable encuentro con el propio jefe en un final muy contundente.

John McTiernan dirigió la cinta sobre un guión de los hermanos Jim y John Thomas. Joel Silver fue el productor. El rodaje se localizó en las selvas del sur de México y fue una filmación muy dura debido a las condiciones de calor extremo.

Tras 20 años, la película sigue siendo igual de vibrante que en su momento. Es una película de acción propia de una época en que la violencia se mostraba muy claramente, sin tapujos, sin restricciones, lo cual permitió que tanto Schwarzenegger, Stallone y otros pudieran campar a sus anchas. Actualmente, las restricciones en las calificaciones son mucho más duras y no todos los estudios ven con buenos ojos estrenar una película en calificación "R" (la más alta), porque eso hace que no se pueda estrenar en tantas salas y se pierde rendimiento económico.
Un caso flagrante, relacionado de alguna manera con esta película, fue Alien Vs. Predator (2004). Se acabó estrenando en calificación PG-13 y eso desencadenó que tuvieran que cortarse escenas de luchas que acabaron convirtiendo el film en una fantochada.

Depredador es para mí una muestra de lo que debería ser el cine de acción y ciencia-ficción: acción y violencia potente, impacto visual en el espectador, personajes carismáticos interpretados por actores que sepan responder a esa exigencia, y ritmo no necesariamente incesante pero sí fluido. Todo esto lo tiene esta mítica película. La segunda parte que se estrenó en 1990 estuvo bien, la acción estaba bien construida, pero carecía del enganche y el carisma que aportó Schwarzie. Danny Glover se esforzó pero no era lo mismo.

Hay que recordar también que, además de Schwarzenegger, intervenían una serie de actores que llevaban a cabo un muy buen trabajo caracterizando a cada uno de los miembros del comando, personajes que estaban previamente muy bien definidos por el guión. Cabría recordar a Bill Duke (Mac Eliot), Sonny Landham (Billy), Richard Chaves (Poncho), Jesse Ventura (Blain), el guionista Shane Black (Hawkins), y el burócrata finalmente redimido Carl Weathers (Dillon).


La película tiene frases y momentos muy memorables como, por ejemplo, el asalto a la base de los guerrilleros, el despliegue del comando por la selva, la reacción de Mac ante la muerte de Blain, y el enfrentamiento final de Dutch contra el Depredador.

En cuanto a las frases hay una gran cantidad pero querría recordar ahora una de las menos conocidas. La pronuncia Elpidia Carrillo que interpreta en el film a Ana, una chica local que es atrapada por el comando durante la misión y que, sin quererlo, precipita la primera muerte de un miembro del grupo.

Cuando hablan sobre qué les está acechando la mujer explica:

Cuando yo era niña, encontramos a un hombre, parecía despedazado. Las viejas del pueblo se santiguaron y murmuraron cosas extrañas, cosas raras, "El Diablo cazador de hombres". Sólo en los años en que hace mucho calor. Y este año es uno de ellos. Hemos encontrado varios hombres, unas veces aparecían despellejados y otras mucho, mucho peor. El cazatrofeos de hombres le llaman, el demonio que se los lleva como trofeo.
Con el tiempo, el fenómeno de Depredador no continuó individualmente en el cine pero sí que se trasladó a las páginas de los comics y fue allí donde se recogió el anzuelo lanzado por la película "Depredador 2" (cuando se veía, dentro de la nave extraterrestre, una serie de trofeos de guerra en forma de calaveras de varias especies, siendo una de ellas la del Alien) y nació el cruce con la otra gran especie asesina alienígena, los Aliens. Estas sagas cósmicas también fueron llevadas al campo de los videojuegos con mucho éxito y, finalmente, se llevó al cine con dos decepcionantes películas que, desgraciadamente, no han aportado nada positivo a la franquicia.

4 comentarios:

  1. Conjuntamente con Aliens, Predator es probablemente la franquicia de esa mezcla de géneros que atendería a la denominación de terror y ciencia-ficción.

    El primer film es implacable y trepidante de principio a fin. Uno nunca se cansa de observar las peripecias en la jungla de aquel grupo de Fuerzas Especiales que se ven inmersos en una lucha por la supervivencia frente a un ente inimaginable y superior a ellos en tecnología. Recuerdo la última media hora como un descenso del personaje de Arnie a la época de su formación en supervivencia como boina verde...

    La segunda parte estaba bien, aunque no estaba al nivel de la primera entrega. Sin embargo hay escenas memorables, como la del depósito de carne o la gran duradera persecución final por los tejados de una apocalíptica L.A.

    P.D.: los fans de Predator te estamos muy agradecidos ;).

    ResponderEliminar
  2. Completamente de acuerdo. Depredador es una de las mejores películas de ciencia-ficción que se han hecho. Yo la vi en el cine en su estreno y todavía recuerdo vívidamente la tensión que sufrí y el gran impacto que me produjo. Estuve hablando de ella durante días o semanas. A la originalidad del extraterrestre, con ese camuflaje que le hacía casi invisible y lo llenaba de un misterio que se nos iba desvelando poco a poco, hay que añadir el atractivo de los escenarios naturales en los que transcurre la acción, con esa vegetación, esa selva y esa humedad real que el espectador percibe. Añadamos el carisma de los miembros del comando, cada uno con una personalidad y características bien definidas, y la maestría con que se nos conduce poco a poco hacia el clímax de la lucha entre los hombres y la criatura, una criatura que vino a cazar pero que se equivocó de víctima… Yo me quedo con dos escenas. Una la de la persecución que finaliza con el alien saliendo del agua, que es la primera vez que lo vemos nítidamente, a causa de la interferencia que el líquido provoca en su sistema de camuflaje. La escena continúa con su incapacidad para visualizar a Dutch, al cubrirse éste de barro casualmente. Es una escena tremenda. Y la segunda cuando Dutch lo llama con ese grito desgarrador, en la noche, reclamándolo para que acuda y tenga lugar el enfrentamiento final… ¡Fantástico! Todo un clásico que por otra parte no envejece nada. ¡Viva Arnold!

    ResponderEliminar
  3. Bones Nestor!

    Veig que segueixes amb el blog a tepe, eh?
    Molt bona tiu!! Tens temes per donar i vendre!jeje

    Jo espero tornar a arrancar el meu, ara que ha arribat en Nacho i podem grabar!;)


    Cuidat molt! a veure si ens podem veure un dia i parlar una estona!:)

    ResponderEliminar
  4. Si algo ha caracterizado siempre a esta pelicula es el viejo tema del "cazador cazado" pero con una vuelta de tuerca más.

    También por el hecho de mostrarnos otro tipo de estecie extraterrestre parecida a la de ALIEN, pero a la vez distinta y con mala leche.

    Muy primaria y tribal pero que usa herramientas de caza de alta tecnología.

    ResponderEliminar