13 de junio de 2018

Esperando a Ocean's 8


Recogiendo el testigo de la película que encumbró al Rat Pack en el cine, Warner Brothers decidió en 2001 orquestar las aventuras de un renovado grupo de atracadores que pudieran enlazar con una nueva generación de espectadores. 

El nuevo Ocean's Eleven arrasó en la taquilla mundial gracias al atractivo de un reparto estelar encabezado por George Clooney, Brad Pitt, Julia Roberts, Matt Damon, Don Cheadle y Andy Garcia. No obstante, el elenco sirvió para atraer pero lo que consiguió fidelizar fue la labor tras la cámara de Steven Soderbergh. El brillante cineasta fue capaz de transformar un reunión de estrellas en un ejercicio de cinematografía. A través de un lenguaje poderoso, repleto de close-ups, movimientos de cámara agresivos, fotografía tenue y montaje acelerado, consiguió dotar a esta película de un aura especial que le dio personalidad propia. El triple asalto a la cámara acorazada que contenía las recaudaciones de tres grandes casinos de Las Vegas (Bellagio, MGM Grand, Mirage) fue dirigido con maestría detrás de la cámara y contó con el carisma arrollador del reparto para hacer que el público conectara inmediatamente con el material.

Soderbergh y la mayor parte de los actores repitieron en Ocean's Twelve (2004) y Ocean's Thirteen (2007) pero la fórmula sufrió un fuerte revés en 2008 cuando murió uno de los componentes del grupo. El fallecimiento del comediante Bernie Mac, que daba vida al tunante Frank Catton, dejó un enorme vacío entre sus compañeros. Sustituirle no era una opción y tanto Soderbergh como Clooney estuvieron de acuerdo en cerrar la saga.

Sin embargo, con el paso del tiempo surgió una nueva idea en Warner Brothers. Se pensó en la posibilidad de crear un nuevo grupo, formado exclusivamente por mujeres, que recogiera el espíritu de las películas precedentes y lo llevara a nuevas cotas de exigencia. Así fue como Gary Ross, responsable de películas como Pleasantville y la primera entrega de Los Juegos del Hambre, presentó la idea de Ocean's 8. La luz verde del estudio dio paso a la formación de un nuevo súper-reparto que en este caso lidera Sandra Bullock, dando vida a la hermana menor de Danny Ocean (Clooney), quien tras su salida de la cárcel pretende robar un gran collar de diamantes en el marco de la Met Gala de Nueva York.

En el nuevo equipo que lidera Bullock encontramos a una de las mejores actrices de la actualidad, Cate Blanchett, y también a Sarah Paulson, Helena Bonham Carter y Anne Hathaway. Al igual que las películas anteriores, también se aprovecha para descubrir nuevos talentos como Mindy Kaling, Awkafina y, por supuesto, la cantante Rihanna que, después de varias incursiones en el cine, tiene una nueva oportunidad para ampliar horizontes.

¿Que podemos esperar de Ocean's 8? Quedémonos solamente con que sea un buen entretenimiento y que presente dinámicas interesantes entre los personajes. Un reparto principal femenino con el único contrapunto de Richard Armitage y James Corden, asegura renovación y sentido de justicia. El sub-género del cine de robos necesita aportaciones frescas y ojalá que esta película cumpla con el objetivo de equilibrar acción y comedia. Mimbres no le faltan.