29 de septiembre de 2008

Newman y Redford


En 1968, durante la gestación de Dos Hombres y un Destino, el director George Roy Hill y el guionista William Goldman creían fundamental que los papeles de los forajidos Butch Cassidy y Sundance Kid fueran interpretados por actores importantes que pudieran formar una química especial durante el film. Y hallaron la combinación perfecta juntando a un actor completamente asentado, Paul Newman, con un nuevo y pujante intérprete que estaba destinado al estrellato, Robert Redford. El resultado fue idóneo. El carisma de ambos actores y su buena conjunción en pantalla se confirmó como una fórmula completamente exitosa. Tal fue así que en 1973 se volvían a reunir de nuevo con George Roy Hill para un film absolutamente imprescindible, El Golpe. Volvieron a protagonizar un clásico inmortal del cine que logró 7 premios Oscar. Fue una espléndida asociación que se convirtió en una gran amistad aunque lamentablemente no pudo volver a materializarse en una nueva película, a pesar de los intentos para encontrar algun proyecto en los últimos años. En cualquier caso, es una muestra magnífica de los buenos resultados que obtiene el sistema del star system cuando se aprovecha bien.