3 de julio de 2014

Recordando la trayectoria de "Chicago, the Band"



Tras 47 años de carrera, la banda Chicago es una de las más longevas del panorama musical internacional. Coetánea de otras formaciones emblemáticas como Toto, Doobie Brothers, America, o Earth, Wind & FireChicago fue fundada, en 1967, por Terry Kath, Walter Parazaider, Lee Loughnane, Robert Lamm, y James Pankow bajo el nombre "The Big Thing". Cuando, al poco tiempo, incorporaron al cantante y bajista Peter Cetera, el grupo había consolidado un roster perfecto para la apuesta estilística que buscaban: un rock con masiva incorporación de instrumentos de viento. El sonido "Chicago" se empezó a hacer evidente con la publicación de su primer álbum, Chicago Transit Authority (1969), que contenía canciones que la banda sigue interpretando en sus giras: "Questions 67 and 68", "Beginnings", y "Does Anybody Really Know What Time it Is?".

La voz de tenor aguda que era característica de Peter Cetera se combinaba con la de barítono de Robert Lamm y Terry Kath consiguiendo que la banda fuera capaz de tener un repertorio diverso con cambios constantes en las voces principales.

Con el tiempo, el grupo fue incorporando el que sería otro de sus rasgos característicos: las baladas. Manteniendo su alma rockera, demostraron que en el terreno de las baladas pop podían llegar a más público y mantener fuerte la apuesta por una música de calidad.

"If You Leave Me Now" (1976), compuesta por Cetera, dio al grupo un éxito brutal copando las listas de singles y logrando un premio Grammy. Pero, dos años después, la muerte accidental de Terry Kath dejó al grupo sumido en la deriva artística hasta que el compositor y productor David Foster empezó a trabajar con ellos en 1981.

Foster les dirigió aún más hacia las baladas y así fue como la sección de viento de la banda (con el trombón de Pankow, la trompeta de Loughnane y el saxo, el clarinete y la flauta de Parazaider) redujo su presencia en favor de una apuesta por canciones más intimistas. La espléndida "Hard to Say I'm Sorry", compuesta por Cetera y Foster en 1982, volvió a situar a Chicago en lo más alto del billboard durante dos semanas. La incorporación de la misma a la banda sonora del film Summer Lovers (1982), de Randal Kleiser, hizo el resto.

Summer Lovers es una película icónica del cine juvenil de los 80. Protagonizada por Peter Gallagher, Daryl Hannah y Valerie Quennessen, nos explica la historia de una joven pareja americana (Gallagher y Hannah) que viaja a la isla griega de Santorini para pasar sus vacaciones. Allí conocen a una arqueóloga francesa (Quennessen) con la que, tras una serie de conflictos iniciales, inician una tormentosa relación sentimental en la que los tres vértices disfrutan por igual. Esta propuesta, ciertamente provocadora para la época, la mantiene como un film representativo de una filosofía de vida abierta que chocaba con las bases ideológicas de la generación anterior.

La canción de Chicago encaja a la perfección con el tono de la cinta. Sé que mi amigo Octopus aportará más datos en el apartado de comentarios pues me consta su interés por esta película. A continuación, adjunto el videoclip y la versión que suena en la escena concreta del film.




El decimocuarto álbum de estudio de la banda llegó en 1984 e incorpora cuatro grandes singles muy reconocibles: "You're the Inspiration", "Hard Habit to Break", "Stay the Night", y "Along Comes the Woman". Este fue el último disco en el que participó Peter Cetera puesto que, embarcado ya en una incipiente carrera en solitario, propuso al grupo una fórmula de funcionamiento parecida a la que Phil Collins realizaba con Genesis, alternando carrera en solitario y grupal según las épocas y las apetencias del público. El resto de la banda se negó en redondo a esa iniciativa y Chicago continuó su andadura, con un formato continuo, reemplazando a Cetera por el joven Jason Scheff, hijo del que había sido bajista de Elvis Presley, Jerry Scheff.

Scheff demostró su habilidad al ser capaz de replicar la voz aguda de Cetera y mantener el estilo vocal principal del grupo. El single "Will You Still Love?" (1986) demostró la calidad de Scheff como cantante y mantuvo al grupo en el camino del éxito.

Con el paso de los años y la continuidad de la banda en un gran nivel, se ha generado un aura de leyenda entorno al grupo. Eso ha permitido que el roster se haya ido renovando con la entrada de músicos de gran nivel artístico que han querido formar parte de una banda histórica. Chicago es una de las formaciones más exitosas de la historia de la música con más de 100 millones de discos vendidos. Su trayectoria constante y la calidad inalterable de sus composiciones la ha convertido en un símbolo.


Durante estos días sacan a la venta su vigésimo tercer álbum de estudio titulado "Chicago XXXVI: Now". La banda se encuentra realizando una nueva gira mundial que les ha llevado hasta Barcelona y Madrid. Escuchar su sonido en directo llegó a emocionarme profundamente y me hizo moverme en la butaca de una forma imparable. La formación tiene una vitalidad y fuerza asombrosa. Conserva el núcleo fundacional (Lamm, Loughnane, Pankow, y Parazaider) además de Scheff y una tercera voz que solo puede definirse como espectacular: Lou Pardini.

Como se suele decir, Chicago va a ser un grupo "for the ages".

9 comentarios:

  1. ¡Hurra! No es que sea un experto en la discografía de Chicago, pero naturalmente que conozco y aprecio Hard to Say I'm Sorry, ¡ciertamente espléndida!, y como providencialmente comprobamos en el post, un videoclip de categoría y una inserción en Summer Lovers, en el bello epílogo, que más oportuna es imposible. Es lo que tú dices: encaja a la perfección en el tono de la cinta. ¡Qué voy a decir de ella! Summer Lovers es tan ligera como afectuosa. Te enamoras de ella. El trío protagonista es formidable. Quizá sea la película que más lamento no haber visto en su estreno en el cine. ¡Néstor, eres afortunado de haber visto a Chicago en directo! Buen trabajo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Octopus! Debo reconocer que nunca había considerado excesivamente esta película hasta que empecé a leer tus comentarios sobre la misma. La considerado un valor testimonial de una época lamentablemente perdida.

      Eliminar
  2. Realmente, ver a los Chicago en directo es sensacional!!
    Tienen una energía, un derroche interminable de puesta en escena que no para en ningún momento, siempre perfectamente sincronizados entre ellos para que nadie "pise" a nadie y para que todos sean protagonistas en un momento dado.
    Me encantó el concierto en Barcelona y más que me gustaría verlos, son fantásticos!!
    Además, entre ellos tienen muy buen rollo, siempre están con bromas amables y tienen en cuenta en todo momento al público, al que hacen partícipe de su fiesta particular en el escenario.
    Son amables, encantadores y muy simpáticos, me encantaron!!
    Tienen un repertorio excepcional (con 23 álbumes no me extraña) y saben combinar canciones melódicas con rockeras a la perfección para que nadie se aburra en ningún momento.
    Espléndidas Hard to Say I'm Sorry y If You Leave Me Now...
    Geniales, geniales y geniales.

    ResponderEliminar
  3. Por cierto!!
    El duo entre el batería y el timbalero... genial!!!! Se estuvieron como un cuarto de hora-veinte minutos sin parar en una "conversación" entre ellos a través de sus instrumentos de percusión que dejaban sin respiración al público... soberbio.
    Muy buen artículo Néstor!!!!

    ResponderEliminar
  4. Gran artículo, cierto.

    CHICAGO compone uno de esos grupos que ya sea por H o por B, hemos oído alguna de sus canciones.

    "You're the Inspiration", "Hard Habit to Break" (recuerdo tener la original y tiene un final que parece épico, la verdad - y digo original porque en un recopilatorio que escuché creo que está cortada, creo), "Street Player", If You Leave Me Now","Hard to Say I'm Sorry", todas ellas con la voz de Peter Cetera... Inolvidable.

    Que suerte haber podido ir al concierto, me alegro.

    Lo dicho, Gran Artículo, Néstor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Xavi! Ambos compartimos también el aprecio por otros grupos emblemáticos de la época como Toto, Boston, America, Doobie Brothers (con la genial voz de Michael McDonald), y Daryl Hall & John Oates.

      Eliminar
  5. Hola! Soy muy fan de Chicago, y el artículo me pareció muy interesante. Chicago es una de mis bandas favoritas, pero hasta 1978. Contrariamente a la mayoría de los fans, no me gustan las baladas soft rock que hicieron, como aquellos super-hits tipo "If You Leave Me Now" o "Hard To Say I'm Sorry". Prefiero, con mucho, los potentes acordes y letras originales de Terry Kath; el sonido de Chicago se divide en antes y después de Terry.

    Los primeros cinco discos del grupo (incluyendo el insuperable disco debut The Chicago Transit Authority) son una muestra de la capacidad creativa de los inicios; sobre todo porque Terry estaba en pleno apogeo como músico, cantante y compositor. En esos discos, se puede escuchar desde improvisaciones con guitarra, toques de jazz y blues, la potente voz de Terry llena de sentimientos y vigor, algo de música clásica y mucho, mucho rock. Lamentablemente, a partir de Chicago VI, se nota el aburrimiento de Kath; debido a las limitaciones creativas, impuestas por intereses comerciales, pero también a sus adicciones al alcohol y otras sustancias; y poco a poco van derivando al soft rock que les ha dado fama y dinero, aunque les haya hecho perder la magia y la calidad de los inicios. Tal vez la mejor canción de esos tiempos finales sea "Mississippi Delta Blues", pero realmente ya nada es igual. Vinieron grandes éxitos comerciales como "Baby, What a Big Surprise" o la archiconocida "If You Leave Me Now", sólo que la experimentación e innovación musical se fueron.

    En 1978, Terry se mató de un disparo, creyendo que la pistola con la que jugaba estaba descargada. Chicago contrató a Donnie Dacus para reemplazarlo. Donnie era un cantante y músico muy competente; además de actor (hizo el papel de Woof en la película Hair); y bastante guapo. Sólo que la sombra de Kath es alargada, y tanto fans como sus propios compañeros, nunca lo aceptaron. La deriva del grupo, que comenzó con la prematura muerte de Kath, se culminó con la salida de Cetera en 1984.

    Actualmente siguen siendo un buen grupo, pero les aseguro que si escuchan esos primeros cinco discos, verán que ahí estaba lo mejor. Hay piezas grandiosas en ellos: "Saturdar in the Park", "Beginnings", "I'm a Man", "An Hour in the Shower", "Jenny", "Make Me Smile", "25 or 6 to 4", o "Color My World"... bueno, hay muchas!

    No quería extenderme tanto, pero es que me emociona ver artículos de Chicago. Por último, diré que la hija de Terry está preparando un documental sobre su padre. La esperanza de Michelle Kath es que el público pueda conocer al que tal vez sea el guitarrista más infravalorado del rock.

    Un saludo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y perdón por el patinazo, es "Colour My World". Este autocorrector me hace quedar mal siempre :)

      Eliminar