7 de marzo de 2014

21 maneras de morir


¿Quién dijo que solo se muere una vez?

Esta reinterpretación de la famosa frase “solo se vive una vez” se le puede aplicar al gran actor inglés Sean Bean tras su polifacetismo a la hora de dar muerte a la mayoría de los distintos personajes que ha interpretado.
En muchas de sus películas su alter-ego acaba encontrándose con la muerte hasta el punto de que ya se le identifica tanto con este hecho que la gente tiene dos firmes convicciones cuando le ve salir en pantalla: muere seguro y es el malo sin ninguna duda, ya que sus personajes acostumbran a ir normalmente por el lado izquierdo de la rectitud.
Y es que no olvidemos que Bean, por sus múltiples trabajos (muchos de ellos muy dispares), se ha convertido en un secundario de lujo. Sus interpretaciones de villanos atormentados, maltratados por la vida o por el sistema político derivando en una persona que busca venganza por doquier se combinan también con personajes heroicos que con su vida defienden la de los demás. Debería existir una nominación en los certámenes de premios (ya sean de cine o de televisión) para todos aquellos actores y actrices que, aunque nunca lleguen a recoger un premio principal, sí puedan ver coronada su carrera con un más que merecidísimo galardón a toda su labor, muchas veces más importante que la del protagonista en la cinta en la que intervienen.
Así pues, hagamos un breve recorrido por todas y cada una de sus muertes y veamos su gran versatilidad en este tema:

  1. Caravaggio (1986): Bean es degollado por el hombre del que se ha enamorado tras matar a la chica que también lucha para conseguir este amor.
  2. War Requiem (1988): en ella interpreta a un soldado alemán de la II Guerra Mundial que entabla amistad con un soldado inglés al que acaba apuñalando. Un compañero de éste, al enterarse, lo ensarta en su bayoneta como venganza hacia su compatriota.
  3. El Prado (The Field, 1990): en este drama rural, el personaje de Bean pretende hacerse deshonestamente con un premio de un prado, siendo arrollado por un rebaño de vacas de otro granjero, "Bull" McCabe (Richard Harris), las cuales lo lanzan al vacío de los acantilados irlandeses.
  4. Lorna Doone (1990): en esta cinta muy alabada por la crítica en su momento, Bean da vida a uno de los dos pretendientes de una chica escocesa. Su rival, John Ridd (Clive Owen), lo arroja a un río subterráneo aprovechando la fuerte corriente para deshacerse de él.
  5. Clarissa (1992): en esta serie de televisión de muy marcado romanticismo, nuestro actor encarna al responsable de la pérdida de la virtud de una doncella privada. Asediado por sus remordimientos sobre el hecho, acepta batirse en duelo con el defensor de la chica. Muere ensartado por el florete de su contrincante.
  6. Juego de Patriotas (Patriot Games, 1992): Bean da vida al hermano de un miembro de una rama disidente del IRA que muere tras un atentado impedido por la acción de Jack Ryan (Harrison Ford). A partir de ahí, el personaje de Bean intentará dar caza y captura no solo a Ryan sino también a su mujer e hija para vengar a su hermano. Finalmente, es empalado en una lancha y dejado en ella para que cuando se estrelle muera carbonizado.
  7. Scarlett (1994): en esta continuación de la película “Lo que el viento se llevó”, su personaje malvado y tiránico de Lord Fenton muere apuñalado en su cama a manos de una sirvienta a la que ha violado y dejado embarazada.   
  8. GoldenEye (1995): en esta exitosa entrega del agente Bond (la primera con Pierce Brosnan), Bean interpreta a un compañero de 007 que se vende a los rusos tras el odio que profesa a la Corona por haber permitido la muerte de su pueblo. En esta película, la muerte es doble: la primera vez la simula para engañar a los servicios secretos de Su Majestad y, la segunda y definitiva, lo hace a manos de Brosnan, quien lo lanza desde una plataforma situada en un gigantesco radar secreto que controla el satélite GoldenEye. Alec Trevelyan (Sean Bean) acaba siendo engullido por el derrumbe de la estructura.
  9. Airborne (1998): film bélico donde Bean forma parte de un comando especial que trafica con armas. Su muerte llega rápidamente.
  10. Essex Boys (2000): en ella da vida a uno de los tres narcotraficantes más famosos del Reino Unido asesinados a la vez en 1995. A él lo matan de un tiro en el pecho con una escopeta recortada.
  11. Ni Una Palabra (Don't Say a Word, 2001): su interpretación de un peligroso gángster que pretende hacerse con una piedra preciosa a través del secuestro de la hija del que la robó, le valió ser enterrado vivo en una mina.
  12. El Señor de los Anillos: la Comunidad del Anillo (Lord of the Rings: The Fellowship of the Ring, 2001): su papel de Boromir le precipita hasta la muerte cuando pretende salvar a Frodo (Elijah Wood) para que éste pueda escapar con el Anillo. El jefe del grupo de Uruk-Hai que los persiguen se encarga de agujerearle con varias flechas antes de que Aragorn (Viggo Mortensen) llegue para poder ayudarle.
  13. Equilibrium (2002): en un futuro ficticio donde están prohibidas las emociones, Bean muere de un tiro en la cabeza a manos de su compañero agente al descubrir que es aficionado a la poesía, considerada ilegal y peligrosa.
  14. Henry VIII (2003): es ejecutado públicamente por orden del rey como ejemplo para mitigar a los rebeldes, de los que Bean es su líder.
  15. La Isla (The Island, 2005): en un mundo paralelo de clones, su impulsor y eminente empresario (interpretado por Bean) muere a manos del protagonista, Lincoln Six-Echo (Ewan McGregor), quien le ahorca con un cable de acero. 
  16. Carretera al Infierno (The Hitcher, 2007): en este remake de la versión original de 1986 (interpretada por el siempre enigmático Rutger Hauer), Bean interpreta a un autoestopista psicópata que acaba muriendo a manos de la chica a la que no deja de perseguir cuando ella le dispara en la cabeza con una escopeta.
  17. Fuera de Control (Outlaw, 2007): es acribillado por la policía después de que el grupo al que pertenece -personas decepcionadas con la sociedad provenientes de diferentes círculos sociales- lleve a cabo la justicia por su mano.  
  18. Red Riding 1974 (2009): Bean da vida a un terrible y corrupto empresario que confraterniza con el asesinato y la pedofília. Acaba muriendo a manos del periodista que le sigue los pasos.
  19. Ca$h (2010): en esta película de corte surrealista, Bean y su compañero (encarnado por Chris Hemsworth) se hacen con una maleta llena de dinero. En un bache de la carretera, y en medio de una fuerte discusión entre ellos, a Bean se le dispara el arma y se pega un tiro a sí mismo.
  20. Garra Negra (Black Death, 2010): su personaje de caballero que intenta, junto a su banda, imponer a la fuerza, mediante sangre y ataques desmedidos el cristianismo en una aldea pagana, acaba muriendo a manos de la población. Un caballo atado a cada una de sus extremidades hacen de su descuartizamiento una de las más célebres muertes que ha tenido.
  21. Juego de Tronos (Game of Thrones, 2011): nuestro querido y honorable patriarca Ned Stark muere por orden de Joffrey Baratheon (Jack Gleeson) tras averiguar lo que no debía. Su cabeza cortada y empalada, expuesta al pueblo, así lo ratifica.


Como podemos observar, Sean Bean tiene una gran experiencia a la hora de morir en el cine y televisión. Pocos actores han conseguido igualarle a lo largo de su trayectoria. Yo me quedo, sin duda alguna, con la muerte de Boromir… sus últimas palabras siempre me emocionan.
   ¿Con cuál os quedáis vosotros?

3 comentarios:

  1. Jo, como hacer de la muerte un modo de ganarte la vida. Por cierto, le ví hace unos meses en una película de serie B, un producto de acción junto a Ving Rames, Christian Slater, James Cromwell y Dominic Monaghan.

    Y no moría. Eso sí, salía "muy bien acompañado". Ventajas de ser un mafioso ruso....

    ResponderEliminar
  2. Mi madre lo encontró irresistiblemente sexy en Patriot Games. En cambio, una amiga lo describió como feo en The Island, donde dicho sea de paso, es difícil encontrar la rentabilidad del negocio de clones y órganos con los costes de mantenimiento de la fastuosa instalación subterránea.

    ResponderEliminar
  3. Hola Xavi y Octopus,
    pues sí, es verdad Xavi. Yo misma me lo he encontrado a veces en películas nada conocidas donde no muere o donde no es el malo...y se me hace extraño verle así jejeje. La película de la que hablas no me suena, a ver si la puedo ver algún día.
    Y es verdad Octopus, yo creo que igual sale atractivo como no tanto, depende de qué papel interprete o cómo le caractericen. También tienes razón, hay algunos aspectos de la película "The Island" que no acaban de cuadrar mucho...pero se deja ver.

    Lo que sí hay que reconocerle que, como él, no se ha muerto nadie más en el cine (que yo sepa) jejeje.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar