17 de marzo de 2009

Watchmen


Después de ver Watchmen creo que nos encontramos ante un reto superado. Adaptar al cine la novela gráfica de Alan Moore (con dibujos de Dave Gibbons) era muy difícil debido al sólido contenido argumental del comic y a sus múltiples niveles de narración pero la verdad es que, en mi opinión, lo han conseguido de una forma plenamente satisfactoria.

En Watchmen tenemos un comic tremendamente oscuro, antiheroico, descorazonador, y muy contundente que nos sitúa en un pasado alternativo en que los superhéroes forman parte de la sociedad hasta que son descastados y perseguidos por la misma en una crítica general a la influencia política sobre la vida de la gente, algo que es habitual en la obra de Alan Moore, un reconocido anarquista para quien el mejor gobierno es el que no existe. Esta visión catastrófica de la política y sus dirigentes es un tema que obsesiona a Moore y sobre el que se ha centrado en obras como V de Vendetta y muy especialmente en Watchmen.

Ante el enorme caudal argumental que supone la densa novela gráfica de Alan Moore, los guionistas Alex Tse y David Hayter han conseguido hilvanar un fantástico guión, muy fiel al original, que sólo introduce retoques puntuales en diversas fases del relato. Estas modificaciones eran necesarias para hacer que el libreto fuera más cinematográfico aprovechando las ventajas que la gran pantalla puede ofrecer. Forzosamente, han quedado algunas cosas fuera de la película, pero no había más remedio puesto que el film se eleva a 163 minutos, duración ya muy considerable como para alargar más.

Así pues, un material bien adaptado sobre el papel y un director excepcional que plasma la historia en imágenes de una forma sobresaliente consiguiendo aquello que parecía inviable cuando lees Watchmen: que sea posible crear todo ese ambiente y explicar la potente historia en una pantalla de cine. Zack Snyder es ya un valor consolidado y, sin lugar a dudas, un director de referencia para los próximos años. Pone mucho empuje y entusiasmo en sus proyectos pero, además, tiene un talento indudable a la hora de visualizar un argumento. Sus planos y secuencias transmiten una energía tremenda y es difícil no quedar seducido ante su imponente estilo de puesta en escena.

Desde el principio, con la magnífica secuencia del asesinato del Comediante, que da paso a unos títulos de crédito absolutamente maravillosos (aderezados con la canción "The Times They Are A'Changin" de Bob Dylan) en los que podemos conocer la historia de los superhéroes desde 1940 a 1977, la película te engancha y ya no te suelta. Es fantástico cuando ves un film que cuadra tanto todos y cada uno de sus múltiples elementos. Es cuando se ve claro qué directores son realmente buenos y quienes, por contra, sucumben a un reto potencialmente difícil. Snyder es uno de los primeros, un realizador técnicamente brillante y emocionalmente potente. Tras su experiencia en 300, todo hacía pensar que era el idóneo para Watchmen pero existían muchas dudas por parte de los lectores del comic. Tras ver el film, esas dudas quedan disipadas y es evidente que Snyder era seguramente el mejor realizador posible para este proyecto.


La elección de actores también ha sido un acierto total. Jackie Earle Haley es un Rorschach ideal, se puede decir que había nacido para este papel. Es increíble el parecido que muestra con Walter Kovacs. Billy Crudup, Patrick Wilson, Malin Akerman, y Carla Gugino son también buenas elecciones para sus respectivos personajes aunque sobresale por encima de ellos Jeffrey Dean Morgan como Edward Blake alias El Comediante, un papel crucial en la historia que el actor de Seattle desarrolla de forma impecable.

Watchmen es, por tanto, una buena película que tenía una prueba muy difícil de pasar en su adaptación al cine y que, gracias al buen hacer de las personas implicadas en el proyecto, ha conseguido un nivel de calidad muy grande. Buen trabajo.

5 comentarios:

  1. Buenas

    Coincido contigo en que es una gran adaptación teniendo en cuenta la complejidad de la obra gráfica. Y en la mayor parte de tus alabanzas también estoy de acuerdo.

    Sin embargo le voy a sacar los "peros". ¡Ojo! "spoilers"

    Las personas que no hayan leído el comic pueden aburrirse.

    Creo que se abusa del personaje de Nixon. Y encima le han dado un toque bufonesco que me recordaba al de "Futurama" pero con cuerpo.

    No me creí a Matthew Goode en su papel de Ozymandias.

    Uno de los mejores aspectos del comic de "Watchmen" es su incorrección política. Aquí en cambio tenemos algunos peajes políticamente correctos. El más evidente (además del bufón de Nixon) es la secuencia en que el asesino a sueldo se intenta cargar a Veidth al salir del ascensor. En el comic se carga a la chica. Aquí en la película se carga al plutocrata capitalista y especulador del petróleo. ¡Qué tópicazo!

    Demasiada escenita de violencia espectacular al estilo "300". Ojo, que a mí "300" me encantó. Pero allí era necesaria esa violencia porque estaba en el comic original. En "Watchmen" no hay ese tipo de violencia explícita. Hay otra mucho más brutal, pero se sugiere, no se muestra. De nuevo un ejemplo. Cuando Buho Nocturno y Silk Spectre van a la carcel a liberar a Rorschach en el comic se ve que golpean a unos presos en 1 sola viñeta. En la película dicha viñeta se convierte en una larga secuencia llena de efectos especiales a cada cual más increíble. Y por cierto ¿Por qué ese pudor de eliminar la frase del Buho sobre ponerle una bragueta al traje de superhéroe?

    Pero es solo una opinión.

    Un saludo

    PD: Hace unos días publicastes un comentario en "El Yang-Tse en llamas" en el que me pedías que te incluyera en mi lista de enlaces, cosa que hice (el enlace está en el apartado "Blogs sobre cine"). Espero que tú también hagas lo mismo.

    ResponderEliminar
  2. Hola Reisman,

    ya te he agregado a mi lista de enlaces. Lo que pasa es que lo tengo configurado para que se vean, inicialmente, los 10 últimos que han actualizado.

    En cuanto a la película es cierto que Nixon aparece bastante más pero era necesario en el contexto de la adaptación cinematográfica tal como había sido concebida por los guionistas. Estas apariciones estan en consonancia con la ardua crítica de Moore al sistema, de ahí la extrema caricaturización de Nixon.

    No estoy de acuerdo con lo de la escena en que intentan atentar contra Veidt. A quien se cargan es a Lee Iacocca, un auténtico referente del capitalismo y del empresariado. Seguramente, Alan Moore, con sus tendencias ideológicas, apoyaría esta decisión de los guionistas.

    Matthew Goode es el más flojo de los actores pero aún así su nivel es aceptable. En cuanto a las escenas de combate eran necesarias para hacer más atractivo el film que aún así no ha podido tener unas super-recaudaciones porque no es lo que se puede llamar un producto para "toda la familia".

    ResponderEliminar
  3. Buenas

    No se que decirte sobre si Moore apoyaría lo del cambio de victima en la escena de Veidt (Recordemos que ha abjurado de todas las adaptaciones que han hecho de su obra). Pero a mí me parece que el sentido es completamente distinto en el comic y en la película.

    En el comic la muerte de la secretaria es un azar que le ocurre a una persona que acaba de decir que es feliz con la vida que tiene. Moraleja: El destino puede jugar una mala pasada a cualquiera.

    En la película se cargan al empresario despiadado. Moraleja: el destino se carga a los "cerdos capitalistas".

    Como ves, es algo muy diferente.

    En cuanto a las escenas de violencia. "300" tampoco es una película familiar pero ahí eran lógicas porque estaban en el comic original. En "Watchmen" las han metido con calzador.

    Pero es solo una opinión

    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Weeenas!!

    A mi la pelicula sencillamente ME ENCANTO!! pero a mi chica, le aburrió. Moraleja: jejeje, estoy de acuerdo en que es una pelicula que gustará a los que se han leidos los comics (son varios comics y NO una novela gráfica).

    SIn duda, es una adaptación que no se le puede poner ningún pero, ya que creo que no debemos olvidar que el comic es de los 80, y ahora vivimos otra época.
    Los que no han leido el comic no creo que pillaran la sutileza de la guerra fría, de un Nixon sin Watergate etc... porque creo que es en los detalles donde se saca la enjundia al guión....
    E imagino que Snyder, sabedor de este problema, ha incluido esas tomas a lo 300 (que desde luego son marca de la casa) y esas peleas brutales (que personalmente las goce jejejej, porque me encanta casquería) porque ante todo esto es una peli, y que atraer al público para que salga rentable.

    El casting de actores increible, menos Ozymandias... que aunque cumple, le queda grande el papel. Rorschach SE SALE!! Y el Buho... mmmm, nose nose

    Lo que si (SPOILER)me pareció muy acertado, es el cambio de final, volcando la culpa sobre el Dr Manhatan, que no el mosntruo alienigená del comic (me pareció algo raro cuando vi ese giro en el comic).

    Me encanta este blog!

    Sed Felices

    ResponderEliminar
  5. La vi ayer. ¡Muy buena! Impresionantes los personajes de Ozymandias y Dr. Manhattan.

    ResponderEliminar