19 de marzo de 2009

La Delgada Línea Roja, lo que no debe ser el cine bélico.


La delgada línea roja es una película absolutamente fallida que no debiera haberse rodado con el planteamiento que iba a darle el perezoso y justamente incomprendido Terrence Malick.

Una película bélica nunca puede transitar por los senderos que Malick define. Es una cinta que había despertado interés por hablar del conflicto de la Segunda Guerra Mundial en el teatro de operaciones del Pacífico (no está tan visto como el frente europeo) y también había generado expectación por el impresionante reparto que se había reunido.

Tras verla, una decepción enorme me invadió. No se podía desilusionar de una manera tan fuerte a la mayor parte de los espectadores. Para hacer lo que Malick se proponía, hubiera bastado una película de bajo presupuesto con pocos escenarios y personajes que, eso sí, estarían hablando durante tres horas de lo horrible de la guerra.

No quiero ser injusto, no me parece mal que las películas bélicas critiquen la guerra que es, por definición, una situación terrible en la que se ven inmersos personas muy jovenes que tienen muchas opciones de morir o de ver truncada su vida para siempre. Lo que no acepto es que se plantee un film sólo desde esta óptica y se menosprecien factores tan relevantes como el interés, el ritmo, y los impactos que debe tener cualquier película bélica. Creo que para hacer esto, no era necesario que Malick saliera de su retiro.

Los resultados económicos y artísticos del film avalaron la opinión mayoritaria de que la película había sido un producto infumable que no tenía ningún aspecto positivo en el que agarrarse. A veces, hay directores que pueden continuar tranquilamente con su hibernación profesional porque cuando salen de la cueva pueden ser auténtico veneno para las taquillas.

8 comentarios:

  1. Yo la verdad que no la he visto, pero me habían dicho que estaba bien. En cuanto al éxito economico no se como iría en taquilla pero fue multinominada en los oscars y creo que ganó el oso de oro en Berlín. Aunque sobre gustos no hay nada escrito. Espero verla pronto, aunque no soy mucho de cine bélico, pero Black Hawk Dawn me gustó muchísimo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. A mi me gustó (y mucho) cuando la vi, fue hace bastante tiempo... quizá no sea propiamente bélica y por ese motivo he sabido encontrarle un punto más a favor.

    La recomendaría, a pesar de no haberme gustado tanto como Black Hawk por ejemplo, pero es una buena película.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Francamente la primera vez que la ví no me acabó de gustar del todo, pero sin embargo es una de esas largometrajes que pasado el tiempo llegas a valorar en su justa medida.

    Es de gran interés el que en películas bélicas se cuenten historias sobre determinadas personas que ejercen accidentalmente ese rol de soldados. Puede que "La delgada línea roja" sea junto a "Stalingrado" y "Salvar al Soldado Ryan" uno de esos films de idéntico género que son capaces de mostrar los lados más oscuros y bondadosos de la conciencia humana.

    Felicidades; todo un acierto el rememorar películas del pasado en tu blog.

    ResponderEliminar
  4. Yo tengo una pequeña teoría particular.....al margen de cuando una pelicula te gusta no tanto por ser buena o mala sino porque has sabido sacarla todo el jugo que director y guionista querían sacar... Creo que una pelicula es
    b u e n a, cuando se te queda en la cabeza, toda o fragmentos....pero algo queda.

    Es por esto que La Delgada Linea Roja, con todos los respetos, y aún siendo capaz de desgranar su originalidad y calidad, ES UN COÑAZO.
    Sinceramente de dicha pelicula SOLO se me quedó la increible interpretación de Nick Nolte, el resto dará para muchas charlas sobre cine de autor, pero en mi opìnión,y para los que creemos que un Peliculón, es cuando se auna calidad, y "NObostezarcadadiezminutosporqueno
    entiendonadadeloqueveo", la DLR es un tostón.... ojo, y yo la entendí y todo lo demás, pero lo siento, es soporífera.

    Sed Felices

    ResponderEliminar
  5. Buenas

    Pues totalmente de acuerdo contigo Nestor. A mi "La delgada línea roja" también me pareció un auténtico rollo que encima plagiaba otras películas bélicas anteriores.

    Todavía no se que le ven al Malick

    Un saludo

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  7. Pues a mi me ha parecido todas las veces que la he visto, desde la primera vez, de adolescente en el cine de verano, un peliculón. Y ahora que soy padre más.

    ResponderEliminar