30 de noviembre de 2011

"...you're not one of them..."



"Even though you've been raised as a human being, you're not one of them. They could be great people Kal-El if they wish to be. They only lack the light to show the way, this reason above all is why I send them you, my only son."



Es de sobras conocida mi animadversión por Superman Returns (2006). Doy gracias al hacedor cada vez que recuerdo la unión de Chris Nolan, David Goyer, y Zack Snyder para crear un nuevo film del Hombre de Acero que, por fin, haga justicia al personaje creado por Jerry Siegel y Joe Shuster.

Pero tengo que reconocer que la película dirigida por Bryan Singer y guionizada por dos imberbes lamentables (Dan Harris y Michael Dougherty) contiene una escena que considero realmente excepcional. Y es aquella en que Kal-El, recordando el mensaje de su padre que le emplazaba a proteger la Tierra como un Dios entre los hombres, vuela hasta la estratosfera y allí, suspendido en el firmamento, cierra los ojos y oye el sonido del mundo. Una escena brillante, muy bien concebida. Recuerdo que cuando vi el avance de la misma, a través de storyboards, me invadió una emoción atroz. Pensaba que Superman Returns sería un gran acontecimiento...