16 de mayo de 2014

26 de octubre de 1881: duelo en el OK Corral


El tiroteo en el OK Corral se ha convertido, con el paso del tiempo y gracias al eco proporcionado por las adaptaciones mediáticas, en el suceso más espectacular de la historia del pistolerismo en el viejo Oeste. Aún hoy en día, se desconocen las causas concretas que lo desencadenaron aunque los especialistas, que han investigado a fondo la época, afirman que fue algo más que un ajuste de cuentas. Rivalidades económicas e incluso de política local, pudieron ejercer también su peso en los hechos ocurridos el 26 de octubre de 1881 en la ciudad de Tombstone (Arizona).

Tras la muerte accidental por disparo del marshal Fred White, Virgil Earp fue nombrado como sucesor al frente de la seguridad en Tombstone. Sus hermanos, Wyatt y Morgan, pasaron a ser sus nuevos ayudantes a partir de octubre de 1880. Poco tiempo después, los Earp entraron en conflicto con dos clanes de cuatreros: los Clanton y los McLaury. Habían vendido un lote importante de ganado pero Virgil estaba convencido que procedía de asaltos en ranchos mexicanos.

Wyatt tenía cuentas pendientes con los Clanton por el robo de uno de sus mejores caballos mientras que el líder del clan, Ike, sabía con certeza que los Earp habían matado a su padre en un incidente de frontera. Wyatt también se había fraguado conflictos con el bando de la "supuesta" ley. El sheriff del condado de Cochise, John Behan, había conseguido los favores de una actriz y corista de San Francisco, Josephine Marcus, pero cuando ella llegó a Tombstone para actuar en el saloon de Behan, Wyatt quedó prendado de ella y, aunque seguía casado, buscó incesantemente llamar su atención. El sheriff vio amenazada su "propiedad" y también su puesto ya que Wyatt tenía decidido presentarse a las próximas elecciones. 

Behan mantenía contactos de negocios con los Clanton y los McLaury y les permitía seguir con sus actividades ilícitas siempre y cuando mantuvieran cierta discreción y él pudiera seguir recibiendo beneficios económicos. Pero los Earp no iban a pasar por el aro y se habían propuesto acabar con una banda que no solo robaba reses sino que también asaltaba diligencias y cometía fechorías, de diversa índole, por toda la región fronteriza.

Tras un año de escaramuzas y provocaciones, por ambos lados, estaba claro que, en algún momento, ocurriría un enfrentamiento directo. El 25 de octubre de 1881, Ike Clanton y Tom McLaury llegaron a Tombstone. Más tarde, en el Alhambra Saloon, Doc Holliday, en evidente estado de embriaguez, retó a Ike Clanton a duelo pero éste rechazó la "propuesta". Virgil y Wyatt siguieron muy de cerca lo acaecido y, al día siguiente, detuvieron a Ike y a Tom bajo la acusación de llevar armas de fuego dentro de los límites de la ciudad, lo cual constituía delito. Pero, más allá de confiscarles las armas, poco se podía hacer y, al día siguiente, les soltaron. Ambos se reunieron con otros miembros de la banda que acababan de llegar: Billy Clanton, Frank McLaury y Billy Claiborne. Se encontraron en el solar número 2 del bloque 17, por entonces desocupado, que estaba situado justo detrás del OK Corral.

Advertido de la presencia de esos hombres, Virgil tomó la decisión de desarmar a los recién llegados y marchó a ello acompañado por Wyatt, Morgan, y Doc Holliday. John Behan se adelantó y trató de evitar la confrontación pidiéndoles que entregaran las armas. Pero solo lo aceptarían si Behan desarmaba también a los Earp. El sheriff acudió entonces al encuentro de los marshal para persuadirles de que no iniciaran la refriega pero sus palabras fueron desoídas.


El cine ha mitificado muchísimo el enfrentamiento al presentarnos a los contendientes como grandes y certeros pistoleros. Pero el desarrollo de los acontecimientos se entiende mejor al saber que la mayor parte de los protagonistas no tenían demasiada experiencia disparando, exceptuando a Virgil y a Holliday (que siempre fue muy rápido desenfundando pero no tanto acertando). Wyatt Earp sólo se había visto envuelto en un tiroteo una vez, a pesar de la leyenda que los panfletos le adjudicaron después.

Al llegar al OK Corral, Virgil pidió que le entregaran las armas. Billy Clanton respondió que no quería luchar mientras que Ike, obviamente desarmado, trató de parar la refriega. Pero, fuera como fuera, el tiroteo se desencadenó... y duró unos treinta segundos. 

Se realizaron unos treinta disparos aunque la mayor parte no dieron en el blanco. La secuencia de los hechos sería la siguiente:

Billy Clanton dispara a Wyatt Earp (falla). 
Morgan Earp abate a Billy Clanton con dos disparos.
Wyatt dispara a Frank McLaury hiriéndole en el abdomen.

Ike Clanton, Billy Claiborne y Tom McLaury, desarmados, tratan de alejarse. Solo lo consiguen los dos primeros. McLaury es abatido de un tiro por la espalda disparado por Doc Holliday

Billy Clanton y Frank McLaury, gravemente heridos, continúan disparando y consiguen herir a Holliday, Virgil y Morgan antes de ser definitivamente eliminados por Wyatt, que fue el único que se mantuvo en pie y sin heridas.

Ike Clanton y Claiborne consiguieron escapar del lugar de los hechos.

Saldado el duelo con tres muertos y tres heridos, finalizó el mítico enfrentamiento en el OK Corral. A pesar de ser posteriormente detenidos por el sheriff Behan, los Earp y Doc Holliday fueron exonerados por el juez Wells Spicer al determinar que no había suficientes pruebas para llevarlos a juicio por homicidio no justificado. Esta decisión provocó una serie de represalias que se alargaron en el tiempo y que trataremos en el siguiente artículo.


1 comentario:

  1. Uffffff... qué escabechina...
    Realmente, era una época muy insegura para vivir en ella.
    En las películas no lo retratan así, creo recordar que son todos como los "buenos" y los "malos", sin tintes a medias, y que todos eran unos grandes expertos en disparar. Sorprende ver cómo no era así ni mucho menos ya que se trataba de personas normales y corrientes con otra serie de costumbres y leyes establecidas.

    Muy buen artículo Néstor, me ha gustado mucho.

    ResponderEliminar