20 de noviembre de 2008

Las múltiples caras de M

M, máximo responsable del MI6, el servicio secreto británico, ha tenido, obviamente, una presencia continuada en los films de Bond y se ha convertido en un auténtico referente. Varios intérpretes le han dado vida siendo el más prolífico Bernard Lee.



Bernard Lee interpretó a M en 11 películas y coincidió con Sean Connery, George Lazemby, y Roger Moore. Inició su andadura con el primer film, Dr. No (1962), al que seguirían Desde Rusia con Amor (1963), Goldfinger (1964), Operación Trueno (1965), Sólo se Vive Dos Veces (1967), Al Servicio Secreto de su Majestad (1969), Diamantes para la Eternidad (1971), Vive y Deja Morir (1973), El Hombre de la Pistola de Oro (1974), La Espía que me Amó (1977), y Moonraker (1979). Su fallecimiento en 1981 supuso el fin de una larguísima trayectoria al frente del personaje, cuyo nombre era Miles Messervy (tal como lo llamó Ian Fleming en sus novelas). Según la biografía personal de Messervy, extraída de las novelas, éste era un Almirante de la Marina Británica con experiencia de combate en la Segunda Guerra Mundial.


Al estar en periodo de rodaje la película Sólo para sus Ojos cuando Bernard Lee murió, los productores decidieron que nadie se hiciera cargo del personaje en dicho film y adjudicaron sus líneas de diálogo al jefe de gabinete del MI6, Bill Tanner (James Villiers), y al ministro de defensa Sir Frederick Gray (Geoffrey Keen).




Ya en el siguiente proyecto, Octopussy (1983), se asistió al debut de Robert Brown como M. Brown había interpretado a un almirante en La Espía que me Amó, aunque nunca se explicitó si estaba representando el mismo papel de la cinta precedente. Brown coincidió con Roger Moore y Timothy Dalton a lo largo de cuatro películas: Octopussy (1983), Panorama para Matar (1985), Alta Tensión (1987), y Licencia para Matar (1989).


Después hubo un largo lapso de tiempo sin entregas del agente 007, el más largo de la saga Bond, hasta continuarla con grandes cambios que afectaron a la propia concepción de la franquicia, al reparto, equipo técnico etc...




Estábamos ya en la época post Albert Broccoli. Ahora el imperio era dirigido por su hija Barbara y  por Michael G. Wilson, un hombre que había estado implicado en diferentes facetas de la saga desde finales de los 60. Pierce Brosnan asumía finalmente el papel que no pudo aceptar en 1987 por problemas contractuales con la serie de TV en la que trabajaba (Remington Steele). La llegada de un nuevo Bond se complementaba con cambios en el reparto incluído M, que por primera vez iba a ser interpretado por una mujer, la dama del Imperio Británico y brillante actriz de teatro y cine Judi Dench. Ha intervenido en siete películas de Bond coincidiendo con Brosnan y con el actual 007, Daniel Craig. Empezó con Goldeneye (1995) y su buena aceptación generó que fuera apareciendo más minutos en las siguientes cintas: El Mañana Nunca Muere (1997), El Mundo Nunca es Suficiente (1999), Muere Otro Día (2002), Casino Royale (2006), Quantum of Solace (2008), hasta llegar a su glorioso final en Skyfall (2012). Fue, sin duda, una gran decisión apostar por ella y le ha dado una dimensión al personaje nunca vista anteriormente.


Y tras la prolongada etapa de Judi Dench, llegamos a Ralph Fiennes y su interpretación de Gareth Mallory. Un personaje que, al inicio de Skyfall, ocupa el puesto de Presidente del Comité de Seguridad e Inteligencia por lo que actúa como enlace con el Ministerio de Defensa. Tras la muerte de M en Escocia, ocupa su puesto como nuevo director del Servicio Secreto Británico. Sabemos que Mallory es un teniente coronel del SAS (Special Air Service). Cuando estaba destinado a Irlanda del Norte, fue retenido por el IRA durante tres meses. Nunca cedió a la tortura.





Para terminar, existe un M más. Fue Edward Fox en la cinta no-oficial Nunca Digas Nunca Jamás (1983). Una anécdota más en un film que fue vapuleado en la taquilla por la película oficial de aquel año: Octopussy.

3 comentarios:

  1. Vi en el cine Nunca Digas Nunca Jamás, pero al contrario que otras de Bond de los 80 o incluso finales de los 70, pues Moonraker (1979) fue la primera que vi en el cine, no me quedó gran recuerdo de ella. ¡Roger Moore fue mi James Bond!

    ResponderEliminar
  2. "El jefe que todos quisieramos tener: atento, considerado, preocupado por el bienestar de sus subordinados, encantador, etc."

    A decir verdad, mi favorito es Bernard Lee (también aparece en EL TERCER HOMBRE haciendo de Sgto.) aunque eso no implica desdeñar de un papel com el que realiza Judi Dench más moderno y acorde con nuestros tiempos (y en algunos momentos "menos fría y preocupada por las cifras" como se deja ver en GOLDEN EYE).

    Por último, aunque breve, ese picaro de Edward Fox que para mi siempre será el desvergonzado Sgto. Dusty Miller de "FUERZA 10 DE NAVARONE".

    ResponderEliminar
  3. Desde luego la etapa de Roger Moore ha marcado a muchos de nosotros puesto que fue el primer Bond que vimos en cine y se ha quedado grabado a fuego en nuestro inconsciente colectivo.

    En cuanto a Edward Fox, ahí está su buen papel en Fuerza 10 de Navarone y, sobretodo, en Chacal.

    ResponderEliminar