9 de diciembre de 2010

Mitchum, Leeds, y aquella noche de 1948

En la magistral LA Confidential (1997), el detective Jack Vincennes (Kevin Spacey) se vanagloria de haber sido el poli que detuvo a Robert Mitchum en posesión de múltiples sustancias estupefacientes.

Esta experiencia ficticia se basaba en la detención real del actor el 1 de septiembre de 1948. Esa noche, mientras conducía acompañado por la aspirante a actriz Lila Leeds, una patrulla le indicó que parara. En la inspección del coche se encontraron varias sustancias prohibidas aunque el cargo oficial fue el de posesión de marihuana. Parece ser que el estudio que le tenía contratado en esa época, la RKO, hizo valer sus influencias para rebajar los cargos y presentar al actor ante los medios con una imputación menor que no dañara excesivamente su imagen. También se rumoreó que la propia RKO había preparado la detención como escarmiento a la conducta irresponsable del actor. Como siempre en estos casos, hay varias hipótesis sobre un hecho del que nunca conoceremos toda la verdad.


Ante una gran campaña de descrédito y acusaciones constantes de corrupción, la Policía de Los Angeles había intensificado las investigaciones en el mundo de Hollywood, con el objetivo de mostrar que nadie estaba por encima de la ley y que los personajes públicos cumplirían sus penas igual que los demás. Por tanto, se vivieron momentos de notable hipocresía que tampoco sirvieron para alejar los rumores de connivencia de los mandos policiales con respecto a las actividades ilegales del capo mafioso Mickey Cohen.

De hecho, tal y como también se explica en LA Confidential, el prestigio del cuerpo de policía no se recuperó hasta dos décadas después.

En cuanto a Mitchum, la detención le otorgó mayor expectación mediática y sus siguientes películas consiguieron recaudar más que las anteriores. La imagen rebelde y curtida que proyectaba en sus films, pareció verse reforzada por los sucesos reales. En 1951, los cargos fueron oficialmente retirados aunque el propio actor pareció entender el mensaje y regresó a su vida familiar construyendo una sólida carrera que le consagró como uno de los grandes de Hollywood. Murió en 1997.

Pero, ¿ qué fue de Lila?. Pues fracaso y olvido. Siendo una actriz en ciernes y sin apoyos en la industria, no pudo hacer frente a las consecuencias de la detención. La prensa se ensañó con ella y sus siguientes películas fueron un rotundo fracaso. Dejó la interpretación en 1950 y vivió una vida convulsa, con varios matrimonios, y adicciones diversas. Murió en 1999.