1 de junio de 2007

Frases de cine. Casino Royale (Martin Campbell, 2006)

Guión de Neal Purvis, Robert Wade y Paul Haggis.


M: Qué desfachatez !
Bond: La próxima vez dispararé a las cámaras
M: O a ti mismo, ¿cómo has averiguado dónde vivo?
Bond: Igual que su nombre, creía que M era un nombre al azar
M: Una sílaba más y estás muerto. Sabía que era pronto para ascenderte
Bond: Dicen que los doble cero tienen una esperanza de vida muy corta, así que será un error efímero.

M: La arrogancia y la introspección son incompatibles
Bond: ¿quiere que sea mitad monje y mitad sicario?
M: cualquier matón puede asesinar, lo que quiero es que saques tu ego de la ecuación y que juzgues la situación fríamente. Debo saber que puedo confiar en ti y que tú sabes en quien puedes confiar. Y como aún no lo se, quiero que te apartes de mi vista.

Vesper: ¿Más conjeturas, sr.Bond?
Bond: ¿sobre usted?, que su belleza es un problema. Le preocupa que no la tomen en serio
Vesper: como cualquier mujer atractiva con algo de cerebro
Bond: cierto, pero lo sobrecompensa llevando ropa ligeramente masculina y siendo más agresiva que sus colegas féminas, lo que le da un aire un tanto irritable y paradójicamente hace que sus colegas masculinos le acepten y la asciendan, ya que éstos interpretan su inseguridad como una señal de arrogancia.

Vesper: ¿Va a darme problemas, sr.Bond?
Bond: no es usted mi tipo
Vesper: ¿espabilada?
Bond: soltera.

Le Chiffre: Se ha cambiado de camisa, sr.Bond, espero que nuestra partida no le esté haciendo transpirar.
Bond: un poco, pero no me consideraré en apuros hasta que no empiece a llorar sangre.

Bond (hablando sobre su bebida): Tengo que ponerle un nombre a esto. Creo que lo llamaré Vesper.
Vesper: ¿ Por el sabor amargo que deja ?
Bond: No, porque una vez lo has probado, no quieres nada más.

M: ¿No confías en nadie, verdad James ?
Bond: No
M: Entonces has aprendido la lección

Sr. White: ¿Diga?
Bond: Sr. White, tenemos que hablar.
Sr. White: ¿Quién es usted? (White recibe un tiro en la pierna, se arrastra como puede hacia la puerta de su casa, donde Bond le espera)
Bond: Soy Bond, James Bond.

Vesper: ¿No te afecta haber matado a esas personas?
Bond: No, de lo contrario no sería bueno en mi trabajo.

Steven Obanno: ¿ Cree en Dios señor Le Chiffre ?
Le Chiffre: No, creo en una tasa razonable de retorno.