7 de enero de 2016

El inicio de Duel (1971)


Empieza un nuevo día para David Mann (Dennis Weaver). Como en tantas ocasiones, le espera un largo viaje de negocios que le hará recorrer las carreteras del sur de California. Le preocupa la discusión mantenida con su esposa la noche antes y con ese resquemor emprende camino para hacer las rutinarias visitas a sus clientes. Sin embargo, esa inicial preocupación y la sensación que ese insulso viaje le impide solucionar sus problemas personales pasará de largo ante algo que nunca podría esperar. Un vetusto camión que circula a velocidad anormalmente baja, emitiendo grandes emisiones de humo, le hará descubrir lo que representa luchar por la supervivencia.

Steven Spielberg debutó en la dirección de largometrajes con El Diablo sobre Ruedas (Duel, 1971). Fue un telefilm de bajo presupuesto de la Universal, cuyo éxito en la pequeña pantalla posibilitó su estreno cinematográfico. No obstante, su visionado indica al espectador que tras la cámara no se encontraba un director convencional sino un genio en ciernes. El inicio de la película ya es toda una declaración de intenciones. Se trata de una secuencia sin diálogo que se inicia con un fundido en negro donde escuchamos pasos que se acercan, una puerta que se abre y el encendido del motor. Se abre el escenario y la cámara viaja pegada al coche del protagonista desde el mismo momento que sale de su garaje hasta que empieza a circular por las carreteras interiores del estado. Esa conducción muestra, con sencillez, los contrastes entre ciudad, área periurbana y carreteras secundarias. El sonido diegético experimenta una progresión decreciente, manteniéndose solamente el ruido del motor y la radio mientras la soledad de la carretera campea en el horizonte. Una espléndida metáfora de la soledad y la deshumanización, algo que presidirá el argumento hasta su conclusión.

Hoy recordamos una localización cinematográfica residencial puesto que la casa del protagonista está ubicada en el 10414 de Bloomfield Street, dentro del barrio angelino de Toluca Lake. Concretamente, este barrio acomodado se encuentra en el valle de San Fernando, detrás de las colinas de Hollywood. Limita con el vecino municipio de Burbank y también con North Hollywood y Universal City.

Durante los más de cuarenta años transcurridos, las casas han experimentado cambios lógicos pero la estructura de la calle se mantiene. Resulta interesante recorrer ese trayecto inicial, a través de Google Street View, y recrear el inicio del oscuro camino que le espera a David Mann.




No hay comentarios:

Publicar un comentario