9 de julio de 2013

The Getty Center, un altar de la cultura en Los Angeles

En Star Trek: Into Darkness, el cuartel general de la Flota Estelar tiene una relevancia importante en una serie de escenas.  Algunos exteriores de las mismas fueron recreados en el Getty Center, un imponente complejo ubicado en las montañas de Santa Mónica, dentro del distrito de Brentwood, en Los Angeles.

 Un ejemplo evidente de cómo los efectos digitales, agregados en post-producción, pueden cambiar el entorno y apariencia de cualquier localización.

A casi 300 metros de altura, dispone de una de las vistas panorámicas más extraordinarias de la región puesto, que en un día de gran claridad, no sólo es posible ver toda el área de Los Angeles y el Océano sino también las montañas de San Gabriel y San Bernardino, al Este.

El complejo del Getty Center es un centro cultural que completa la obra social del billonario empresario petrolero, John Paul Getty (1892-1976). Habiendo acumulado tal cantidad de obras artísticas, que excedían la primera ubicación del museo que ahora es conocido como Getty Villa (en Pacific Palisades), la Junta que administra el legado del patriarca decidió adquirir nuevos terrenos que ampliaran la difusión de conocimientos además de albergar, de una forma más excelsa, el fondo cultural.

Así fue  como, en 1983, se anunció la compra de un terreno de 45 hectáreas en las montañas de Santa Mónica, sobre la interestatal I-405. Un año después, el arquitecto Richard Meier fue contratado para desarrollar el proyecto que inició su construcción en 1989. El presupuesto final fue de 1,3 billones de dólares.


El Getty Center fue finalmente inaugurado el 16 de diciembre de 1997 habiéndose convertido en uno de los lugares más emblemáticos de Los Angeles desde entonces. En su interior, acoge el Getty Research Institute, el Getty Conservation Institute y la Fundación. También se ubican las oficinas administrativas de la Junta rectora del patrimonio Getty.

Pero, obviamente, la punta de lanza del complejo es la división del J. Paul Getty Museum dedicado al arte contemporáneo. Espacios diáfanos, de grandes dimensiones, donde las obras de arte brillan con muchísima fuerza, especialmente Les Iris de Vincent Van Gogh.


Los jardines, diseñados por Robert Irwin, completan un espacio singular y de gran belleza, rodeado por la naturaleza, pero perfectamente integrado en el paisaje. Un remanso de paz desde el que divisamos el ajetreo de la gran urbe.

Completo el artículo con una serie de instantáneas tomadas durante la visita que realicé el año pasado. Gracias a mis amigos Néstor y Yalta por llevarme a conocer un lugar tan fantástico.

ImageBam image upload

ImageBam image upload

ImageBam image upload

ImageBam image upload

ImageBam image upload

ImageBam image upload

2 comentarios:

  1. ¡¡Qué fotos!! Qué envidia de la sana me dan tus viajes jajajaja.
    En serio...debe ser fantástico ver todos estos lugares en persona y además poderlos comparar con los escenarios de las películas...

    Siempre me han gustado los museos y las obras de Van Gogh...y los jardines tan bien recortados que nos muestras en tus fotos son, en sí, una verdadera obra de arte también. Me estaría horas contemplando ambos: cuadros y jardines.

    Y qué cifras se manejan en tu artículo... ¡1,3 billones...no me cabe en la mente una cantidad semejante!

    Realmente, los han invertido muy bien, el Arte siempre tiene que estar presente en cualquier sociedad y al alcance de todos sus ciudadanos o de los turistas que puedan visitarla.

    ¡¡Gracias por mostrarnos otro enclave norteamericano de gran interés Néstor, realmente bonito y lleno de fuerza!!

    ResponderEliminar
  2. No lo es, pero hay algo en él que me recuerda el Instituto ICON de Demon Seed.

    ResponderEliminar