24 de agosto de 2011

Conan ya no vive aquí, se trasladó hace tiempo...


¿ Cómo puede alguien llamarse Conan y no pronunciar ni una sola vez el nombre de Crom ?

Esta pregunta resume la impresión general que obtuve tras ver esta nueva propuesta sobre el bárbaro Cimerio. La sensación que me invadió fue desalentadora porque no encontré valor diferencial alguno con respecto a otras producciones épicas recientemente estrenadas. La película nos presenta a un Conan desvirtuado, agresivo y luchador, pero falto de identidad; sin conexión alguna con el poderoso universo que creó Robert E. Howard y que ha sido desarrollado, durante décadas, por grandes comic book authors.

El film es una crónica de acontecimientos expresada a través de la desapasionada visión de su lamentable director. Estamos ante una cinta que no tiene alma, que no consigue implicar al espectador.

El guión perpetrado por el tándem Donnelly-Oppenheimer, y reescrito posteriormente por Sean Hood, no tiene garra. Si no fuera por la extrema violencia de la película, casi estaríamos ante un capítulo más de las aventuras del "melenudo salvaje", un pariente lejano de Xena, la Princesa Guerrera.

La Era Hyboria, que se nos presenta en el film, se parece demasiado a la escenografía vista en otros films recientes. Tal como apuntaba al inicio, no hay factor diferencial que nos haga sentir que estamos ante una aventura de Conan. No hay referencias a las deidades, la magia es ramplona, los escenarios digitales son poco destacables, y los personajes que pueblan la historia carecen de trascendencia. Sólo Ron Perlman, como padre de Conan, tiene un cierto interés. Jason Momoa podría ser un buen Conan. Tiene físico y actitud pero, dentro de este marasmo, sólo consigue un triste aprobado.

Quiero reseñar que en ningún momento baso mis opiniones en referencia al clásico de John Milius. Valoro la película de forma individual pero ni así consigue obtener mi beneplácito personal.

Podría decir más cosas pero creo que no vale la pena. Me sumo a la opinión de mi amigo Octopus. Creo que el personaje de Conan merece tener más adaptaciones cinematográficas pero, tras visionar esta película, me temo que la presunta franquicia ya está hipotecada a largo plazo. Todo parece indicar que, de producirse un nuevo film, éste deambularía aún más por los caminos de la serie B hasta convertirse en un lamentable producto televisivo de consumo rápido.

P.S. La frase promocional de la película está equivocada. Debería ser: "Sucumbe al poder del sopor".

16 comentarios:

  1. No la he visto, tenía varias reservas hacia este proyecto por el director y la estética de los tráilers e imágenes promocionales y, con críticas como ésta, parece que no merece la pena verla en cines.
    Una lástima, con el potencial que tiene el personaje.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Para hacer algo así mejor se lo eviten, además no se si aquí o en todo el mundo le han quitado una "m" a Cimmeria, como la labia del personaje el guión se describe con muy pocas palabras, no se puede considerar ni intento de revitalizar un personaje.

    ResponderEliminar
  3. ¡Al final has ido a verla! ¡Jajaja!

    Suscribo al 100% dos ideas: la visión desapasionada y la falta de alma. Marcus Nispel es nefasto. No puede crear ni mediocridad porque no puede crear nada. Te deja desamparado, en un estado de absoluto vacío.

    ¿Te has fijado en el extrañísimo montaje de toda la secuencia del interrogatorio del malo (no sé ni cómo se llama) al padre de Conan? Los empalmes son peores que los de algunos telediarios.

    ¿Y qué me dices de la batalla final? ¿No es lo peor que se ha visto en años o décadas? Atroz.

    Esta película es una vergüenza. Las críticas son abrumadoramente negativas, y hay motivo. Sabes que la esperaba mala, pero no taaaan mala.

    ResponderEliminar
  4. Mike, en serio, no hace falta que vayas al cine a verla. Es una película de nivel telefilm y de los flojos.

    Satrian, completamente de acuerdo. Esta película fracasa en todos los ámbitos.

    Octopus, es cierto lo que dices sobre la escena del padre y KHalar Zym. Está muy mal montada y hay varios momentos en los que pensé "pasa algo aquí ?, es para hoy !"
    En cuanto a la batalla final, me ocurrió lo que también te pasó a tí. Estaba tan fuera de la película que sólo estaba viendo el film en piloto automático, sin ningún interés por lo que ocurría.

    Además, la película no ofrece ninguna frase reseñable, algo absolutamente imprescindible para una cinta épica. Es que cuesta pensar que pueda ser peor.

    ResponderEliminar
  5. Jooooooderrrrrrr.

    Pues si que estamos apañados. Al ver al tal Momoa yo no auguraba nada bueno. Y no es porque le tenga mania. Pero no me acababa de encajar como CONAN.

    Si lo que decís es cierto, la falta de épica, de ritmo, de citas memorables.

    Pero sobre todo la épica. Porque, no lo olvidemos (todos los que comentan, hasta el autor del blog lo sabe) CONAN va de épica.

    No sé, para mí Marcus Nispel no es que tenga un palmarés excesivamente bueno, a la lista me remito:

    - Viernes 13
    - La matanza de Texas (2004)
    - Frankenstein Evolution
    - El guía del desfiladero (Pathfinder)

    No sé. Aún no la he visto pero presiento que me pierdo más bien poco.

    ResponderEliminar
  6. El próximo trabajo de Nispel debe ser el remake de Power Rangers. Tiene talento para mejorar los masillas.

    ResponderEliminar
  7. Eso de los POWER RANGERS ha sido un golpe bajo, OCTOPUS....(HAW HAW HAW!!)

    Más bien creo que va a ser un remake de Manos: The Hands of Fate (1966).

    Aqui os dejo un enlace sobre las 100 peores películas, mira, otro aporte para una nueva entrada de blog (demos ideas señores):

    http://en.wikipedia.org/wiki/List_of_films_considered_the_worst#Catwoman_.282004.29


    - Atentos a Catwoman....

    ResponderEliminar
  8. Tengo otra sugerencia para Nispel: DragonBall 2.

    ResponderEliminar
  9. Xavi, de esa lista y de las que he visto, Showgirls no me parece tan tan mala.

    ResponderEliminar
  10. Hey, que lo de la lista, como todo, está sujeto a opinión. Eso no lo discuto.

    Showgirls, no es más que un producto comercial que quiere (o pretende) mostrar los entresijos de lo que es la vida de las "showgirls" del título.

    No lo logra en mi opinión porque la actriz principal no es muy buena.

    A decir verdad, Gian Gershon estaba mucho mejor.

    ResponderEliminar
  11. si levantase la cabeza el maestro Poledouris..... .Yo la definiría con una sola palabra "Macarra", es una película macarra.

    ResponderEliminar
  12. Pero, Noega, ¿Es que la música también es mala?

    ResponderEliminar
  13. La música está en concordancia con la película. Estridente y lamentable.

    ResponderEliminar
  14. Xavi la música es de mal gusto , heavy barato.

    ResponderEliminar
  15. "Macarra", "Música estridente y lamentable", "Heavy barato".

    Menudos epítetos...

    Aqui os muestro un extracto de la crítica de cine que he encontrado en un periódico local, la cual han titulado "EMULANDO A SCHWARZENEGGER":

    "Marcus Nispel ha dirigido los remakes de La Matanza de Texas, El guía del desfiladero, Frankenstein, Viernes 13 y ahora Conan el Bárbaro, lo que le convierte en el candidato idóneo al premio de la filmografía más INNECESARIA. Y más si tenemos en cuenta que tampoco ha hecho de ellos una obra maestra.

    En el caso concreto de "Conan el Bárbaro", el rasgo distintivo de su trabajo ha sido el de rodar las escenas de acción de la forma más CONFUSA POSIBLE.

    [...] "El televisivo Jason Momoa quiere convertirse en el sucesor de Schwarzenegger y está tan seguro de que el film funcionará que ya ha escrito de su puño y letrea el guión para la secuela."


    Si todo esto es lo que me imagino que es...

    A ver, es lo que dije en su momento. CONAN EL BÁRBARO era una cinta ÉPICA, sí, ÉPICA con mayúsculas. Puede que no fuera una obra de arte, ni siquiera del séptimo arte pero era ÉPICA. Te pertmitía soñar como INDIANA JONES, STAR WARS u otras tantas (no las pongo que son muchas).

    Por lo que he leído esta cinta adolece de eso y mucho más. Y es lo malo del cine actual que pretende recuperar la épica de antaño pero con los efectos de hoy en día pero, y digo PERO, no para sorprender al espectador, no para que le guste ni para conseguir el clamor popular, ni siquiera para conseguir prémios, no. Sólo para arrasar en taquilla, para conseguir vender entradas como un JUSTIN BIEBER cualquiera. Cuyo único mérito es el de ser carne de marketing y "darle gracias a Diós todopoderoso" por la voz que tiene.

    ResponderEliminar