20 de septiembre de 2010

Otros usos fílmicos del edificio Bradbury


Tras el anterior artículo en el que destaco la influencia del Bradbury sobre el clásico Blade Runner, es el momento de citar aquellos otros films (no tan relevantes) que también han hecho uso de esta mítica localización angelina.

Una de las primeras ocasiones en que se utilizó para el cine fue en el clásico de Billy Wilder, Perdición (1944), cinta que protagonizaron Fred McMurray, Barbara Stanwyck, y Edward G. Robinson.

Rudolph Maté ubicó en el edificio la secuencia final del tiroteo en Con las Horas Contadas (1950) y Joseph Losey filmó poderosos planos de su remake de M (1953), cuya versión clásica, que data de 1931, había sido dirigida en Alemania por Fritz Lang.

Del resto de apariciones del Bradbury en el celuloide yo destaco las siguientes:

- Chinatown (1974), de Roman Polanski. Protagonizada por Jack Nicholson, Faye Dunaway, y el legendario director John Huston.

- La Ley de Murphy (1986), de J. Lee Thompson. Uno de los clásicos de la fase final en la carrera de Charles Bronson. La escena de acción final tiene como escenario el magnífico atrio.

- Lobo (1994), de Mike Nichols. Con Jack Nicholson, Michelle Pfeiffer, James Spader, Kate Nelligan, y Christopher Plummer. En esta particular aportación sobre el mito del werewolf, seguíamos la influencia que la mordedura de un lobo en Vermont provocaba sobre un taciturno editor neoyorkino interpretado por Nicholson. Todas las escenas que mostraban las oficinas de la editorial fueron rodadas en el Bradbury.

3 comentarios:

  1. En Lobo recuerdo perfectamente las escenas en la oficina de Jack. De Chinatown, de memoria, no.

    ResponderEliminar
  2. Yo la recuerdo de LOBO perfectamente. La verdad es que me gustó, todo ese interior me recordaba vagamente a una fábrica o a una especie de campus o moderna facultad universitaria americana (si se le hecha un poco de imaginación)

    ResponderEliminar