15 de julio de 2010

Últimas palabras de un replicante

Roy Batty es uno de los grandes personajes de la historia del cine. Se trata de un androide replicante modelo Nexus-6. Diseñado para el combate extremo, es más fuerte y resistente que cualquier hombre. Además, fue creado con un alto coeficiente de inteligencia. Es el líder de un grupo de replicantes renegados, que escapan de su destino en las colonias espaciales exteriores, para buscar respuestas en la Tierra acerca de las condiciones técnicas que les impiden vivir más de cuatro años.

Las respuestas que tanto ansiaban no les sirven puesto que su limitación de vida no tiene solución. Eso conduce a una orgía de venganza y destrucción en la que Roy Batty demuestra una gran variedad de recursos para eliminar a quien se le ponga por delante.

En un enfrentamiento final con el Blade Runner, Rick Deckard (Harrison Ford), en el edificio Bradbury de Los Angeles, Batty deja al policía al borde de la muerte. Pero ya muy mermado en sus condiciones físicas, y sabiendo que su muerte está próxima, pronuncia unas últimas palabras de resignación y lamento ante el fin de una existencia intensa pero demasiado corta.

Tras la escena, Deckard, en voz en off, dirá lo siguiente:

"I don't know why he saved my life. Maybe in those last moments he loved life more than he ever had before. Not just his life - anybody's life; my life. All he'd wanted were the same answers the rest of us want. Where did I come from? Where am I going? How long have I got? All I could do was sit there and watch him die."

El holandés Rutger Hauer consiguió hacer de Blade Runner (1982) un hito en su carrera y será recordado eternamente por este papel.

A continuación, la secuencia en versión original y doblada.






8 comentarios:

  1. Por que ya no se hacen peliculas como esta?

    ResponderEliminar
  2. Uno de los primeros monólogos de cine que me aprendí, sigue maravillándome esta película de principio a fin.

    ResponderEliminar
  3. Esta es una de las escenas más célebres de la historia del cine. Tanto se ha dicho y escrito sobre ella... ojo, en la web oficial de Blade Runner se puede ver un fragmento de esta escena tomado desde otra cámara, y creo que así es como está incluido en el último montaje de la película. Yo me quedo con el primero, con el que vi en el cine, el de la voz en off y el "final feliz".

    Escena insuperable, que duda cabe, pero me gustaría mencionar otra de Roy Batty en la que poca gente ha reparado y que a mí me impresiona mucho:

    — Ahora sólo quedamos dos.

    — Somos estúpidos y moriremos.

    — No, no moriremos...

    Esta breve y profunda escena representa la soledad (y el amor) de dos superhombres que se resisten a desaparecer.

    ResponderEliminar
  4. Estoy de acuerdo contigo, Octopus. Yo también me quedo con la versión que se estrenó en cine en su momento. Eso de quitar la voz en off, proponer un final indefinido y críptico, y poner escenas oníricas de unicornios, no me va para nada.

    ResponderEliminar
  5. La verdad es que despué de toda la cacho persecución que se meten, la PRIMERA vez que ves ese final, te quedas paralizado, como Deckard..... Supongo que fue la forma mas elegante de dar a entender, que podía entender como un humano, y sentir el miedo que tenemos todos, y es que nuestra existencia pase sin pena ni gloria por el mundo.

    LA voz en Off, le daba un final mas..... nose, humano, realista... es decir, Deckard dice lo que todos podríamos pensar si nos hubiera pasado.... El final cambiado me pareció (dicho con toda la elegancia posible) una puta mierda.

    No obstante, y en mi humildisima y modestisima opinión, y sin ánimo de crear polemica.... creo que se ha sobrevalorado demasiado este final.... quiero decir... es bueno, muy bueno, MUY bueno.... Pero creo que se le ha sobredimensionado.... he dicho jejeje.

    Buen Finde.

    ResponderEliminar
  6. ¿de donde vengo? ¿a donde voy ? ¿cuánto tiempo me queda?

    ResponderEliminar
  7. Bueno, seguro que voy a decir una obviedad pero me parece bastante sorprendente por la calidad de la interpretación y por lo que transmite, es decir, pocas veces se puede ve hoy en día el sentimiento que desprende.

    Y no sólo eso, sino por el mero hecho de poder demostrar que un androide, un ser artificial sabe apreciar más y mejor la vida que un ser humano própiamente dicho.

    ResponderEliminar
  8. Desde luego, es una película que tiene un gran número de matices y significados. Pero no hacía falta una nueva versión que convertía el film en una fábula y le hacía perder credibilidad.

    Alfonsus también lo ratifica, la mejor versión es la que se estrenó en los cines en 1982.

    Saludos a todos.

    ResponderEliminar