6 de abril de 2008

In Memoriam: Charlton Heston (1924-2008)


Charlton Heston, un actor que ha dejado una marca inborrable en la historia del cine, nos ha dejado. En 2002 se despidió públicamente ya que sabía que probablemente le quedaba poco tiempo de lucidez debido a la enfermedad que le había sido diagnosticada. Su legado ha sido extraordinario y su vida ha sido ejemplar. Recomiendo encarecidamente la lectura de su apasionante autobiografía, publicada en 1995, en la que desvela interioridades y secretos de sus rodajes y ofrece importantes reflexiones de diversos momentos de su vida.

Me remito al artículo que escribí sobre él en octubre pasado con motivo de su 83 cumpleaños. En él hice un balance de su magnífica y extensa carrera y de lo que ha supuesto su figura en otros campos como la política.
También os recomiendo el blog de octopus en el que se va a hcer un seguimiento a las reacciones que se vayan sucediendo tras la muerte de semejante símbolo.

Descanse en paz. El cine épico pierde a su gran valuarte.

7 comentarios:

  1. Gracias por la referencia, Nestor. Adiós, adiós a una leyenda no sólo americana sino mundial. Judá, la carrera ha terminado.

    ResponderEliminar
  2. Su vertiente conservadora y su defensa de las armas lo ha convertido en 'mal visto' para las nuevas generaciones. Injustamente se olvida su defensa de los derechos civiles y de la integración, sus alabanzas a Luther King...

    ResponderEliminar
  3. Se marcha otro más, uno de los grandes y a la vez de los pocos que consiguen dejar huella. La lista cada vez es más corta...


    Saludos,

    ResponderEliminar
  4. UNnhombre y un actor de leyenda. Se le recordará y se le hechará de menos.

    ResponderEliminar
  5. descanse en paz, de los mejores actores de toda la historia del cine mundial, un auténtico crack,se ha ido un grande del cine.

    ResponderEliminar
  6. Charlton Heston. "El icono del cine épico". DESCANSE EN PAZ!!!
    Extraordinari blog amigo Nestor. Nos veremos más a menud. Si señor. Saludos!!!.
    http://pablocine.blogia.com

    ResponderEliminar